Transición
EPN demora el Presupuesto: se niega a aprobar el Tren Maya, refinería y Santa Lucía
Es la orden que bajó a González Anaya: no debe firmarlo durante su mandato. Es el único tema que resiste en una transición tersa.

Andrés Manuel López Obrador reconoce cada vez que puede el gesto democrático que tuvo Enrique Peña Nieto al no "meter las manos" en la elección presidencial. Desde que ganó en las urnas, o en rigor varios meses antes, el tabasqueño dejó a un lado las durísimas críticas que realizaba al Presidente.

Eso explica que la transición haya sido tan tersa, sin mayores sobresaltos. Elogios y comentarios de respeto incluso en los temas más candentes, como la cancelación de la obra emblema para EPN: el Aeropuerto de Texcoco.

Sin embargo, en los últimos días, Peña Nieto celebraba con Emilio Gamboa -su sostén anímico en estos días desolados en Los Pinos- que su última gran muestra de autoridad se reflejaba en la demora del Presupuesto 2018, que genera cierta incertidumbre en los mercados.

Ocurre que el equipo económico de AMLO se reunió varias veces con José Antonio González Anaya, con quien mantienen una relación de cordialidad. Los intercambios de análisis para la presentación del Presupuesto fluyó en todo momento, menos cuando se le pidió al actual titular de Hacienda que acelerara los trámites necesarios para incluir las obras emblema del mandatario electo.

Se trata, como todo el mundo sabe, del Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía y de la refinería que piensa construir en Dos Bocas, Tabasco. Para incluir los recursos de esos proyectos en el Presupuesto se requiere del aval de la Comisión Intersecretarial de Gasto Público, Financiamiento y Desincorporación, que todavía maneja González Anaya.

La orden que le bajó Peña Nieto a González Anaya es que así como Morena había tirado su obra de infraestructura emblema, ahora ellos debían esperar a asumir para empezar con estos proyectos. "Yo no les voy a facilitar nada", le relató a Gamboa, según explicó a este medio otro testigo de la escena.

Esa decisión generó que recién la semana próxima, cuando Urzúa tome el control de Hacienda, se puedan aprobar los recursos. "Por eso la presentación de Paquete Presupuestal estará al filo del límite, y llegará el 15 a San Lázaro", explicaron a este medio desde Morena. 

Esquivel, tiempo extra

Como explicó LPO, la decisión de AMLO de avalar la promoción de Gerardo Esquivel al Banco de México, vuelve a exhibir a Alfonso Romo. El problema es que el empresario regio repetía en campaña que como Jefe de Oficina sería el hombre de las decisiones importantes. Las definiciones en esta transición lo contradicen.

Romo creía que la designación de Jonathan Heath -propuesto por Urzúa- le daba lugar a solicitar la nueva vacante que dejó Roberto Del Cueto. Por eso pensó en un consultor que lo ayuda con temas económicos y energéticos: Adolfo Hellmund.

Ayer por la tarde, después del anuncio, el equipo económico se reunió con López Obrador, quien avisó que pese a la designación para el Banxico, quería que Esquivel continuara en la revisión de los últimos detalles del Presupuesto. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.