EU
Demócratas nominan de manera aplastante a Pelosi para presidir la Asamblea
Logró convencer a la mayoría de los legisladores electos que habían jurado tumbarla. En enero se votará ante el pleno del nuevo Congreso.

La líder demócrata Nancy Pelosi aseguró con aplastante mayoría la nominación de los legisladores de su partido para convertirse en la presidenta de la Asamblea de Representantes a partir del próximo 3 de enero.

La presidencia de la Asamblea es el tercer cargo de elección popular más poderoso en EU; el tercero en la línea de sucesión presidencial.

Pelosi, a sus 78 años, tiene una trayectoria intachable en el Congreso. Desde su ascenso como la máxima líder demócrata en la Asamblea en 2003, la hábil legisladora ha logrado mantener a su bancada en línea aún en los momentos más difícil. Cuando los republicanos de George W. Bush intentaron repeler el sistema de seguridad social, Pelosi mantuvo a los demócratas en firme oposición durante más de 9 nueve meses. Cuando Barack Obama acudió a ella para aprobar su primer paquete fiscal, que incluía por cierto miles de millones de dólares para rescatar la economía, Pelosi logró que pasara sin un solo voto demócrata en contra y sin el apoyo de un solo republicano. Lo mismo con Obamacare. Con todo y la aplastante oposición de los republicanos, la hábil legisladora consiguió aprobar la propuesta.

Ha sido llamada, sin un ápice de ironía, la presidenta de la Asamblea más exitosa de la era moderna. Este año la legisladora californiana enfrentó una dura oposición al interior de su partido. Los analistas y el cuerpo político en general especularon hasta el cansancio que esta vez no lograría mantener el liderazgo del partido. Setenta y ocho años no son pocos. Uno a uno Pelosi se reunió con todos los miembros demócratas del Congreso entrante. Con los de estados conservadores y con los centristas. Con los progresistas tradicionales y los jóvenes como Alexandria Ocasio-Cortez. Uno a uno los fue convenciendo.

Hasta Donald Trump declaró el 7 de noviembre, un día después de la elección, que Pelosi merecía presidir la Cámara Baja. "Hizo un trabajo estupendo", dijo, y hasta ofreció apoyar su nominación con votos republicanos.

Hoy, al cierre de la votación interna, Pelosi se llevó la nominación de su partido con 203 votos a favor y 32 en contra. Nadie alzó la mano para contender por el liderazgo. Nadie lanzó una candidatura de oposición. Los votos en contra fueron más simbólicos que otra cosa.

Cuando el nuevo Congreso entre en funciones Pelosi tendrá que competir por la presidencia de la Cámara ante todo el pleno, y aunque necesita esos 32 votos para asegurar el nombramiento, es seguro que para entonces logrará convencerlos de apoyarla. Como siempre lo ha hecho.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.