Transición
Quién es Miguel Ángel Revilla, el excéntrico amigo de AMLO que ya gastó 12 millones de pesos en anchoas
Polémico y colorido, el presidente de Cantabria pidió una investigación para saber quién tiraba su puro al piso.

Andrés Manuel López Obrador ha decidido viajar a su finca de Chiapas para descansar en la previa de la toma de posesión. En estos días de relajo ha elegido la compañía de un curioso personaje español, Miguel Ángel Revilla, político, escritor, tertuliano, embajador de su región, y desde hace un año íntimo amigo del próximo presidente de México.

En sus redes sociales compartió imágenes abrazado a AMLO en su "ranchito" de Palenque, "La Chingada". Revilla es un personaje archi-conocido en España y una de las figuras más controvertidas del panorama político, a pesar de haber desarrollado toda su carrera en Cantabria, una pequeña región del norte del país y nunca haber dado el salto a la arena nacional.

Se hizo famoso por prescindir del coche oficial y llegar en taxi al Palacio de la Moncloa, residencia del presidente del Gobierno español, en todas sus visitas oficiales como presidente autonómico. Un gesto similar al de AMLO y su viejo Nissan Tsuru con el que se movía por la Ciudad de México.

La amistad con Andrés Manuel tiene su origen en una carta que Revilla le envió invitándole a visitar Cantabria para "reecontrarse con sus raíces" acompañada de varios de sus libros con los que ha alcanzado notable éxito editorial. La misiva no tuvo respuesta, pero gracias a la intermediación de la presidenta de Morena Yeidckol Polevski y un empresario cántabro, la visita se concretó en septiembre del año pasado. AMLO conoció el pueblo natal de su abuelo José Obrador Revuelta, que emigró a México como polizón de barco a principios del siglo XX y prometió invitarle a su toma de posesión si era elegido.

Fue la misma estrategia que Revilla utilizó para llevar a España al ex presidente uruguayo José Mujica con quien también comparte amistad desde entonces.

Miguel Ángel Revilla es un hombre que ha tocado poder desde que España entró en democracia en 1978. Lleva más de 30 años al frente del Partido Regionalista de Cantabria haciendo gala de un pragmatismo que le ha llevado a formar coaliciones con izquierdas y derechas y a sacar el máximo rendimiento a sus votos. De pasado franquista (llegó a dirigir el Sindicato Vertical), fue cambiando de rumbo con los tiempos hasta convertirse en una figura muy cercana al expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero y a manifestar su simpatía por el líder de Podemos, el izquierista Pablo Iglesias. De ahí a López Obrador y a Pepe Mujica.

Político audaz y oportunista, se hizo con la presidencia autonómica tras abandonar a su socio tradicional, el conservador Partido Popular y sellar un pacto con el PSOE al que le exigió la presidencia a pesar de haber conseguido menos escaños. Actualmente ejerce su tercer mandato sin haber ganado nunca las elecciones.

Carismático, personalista y amigo de la prensa, aprovecha cada visita a Madrid para hacer campaña de su comunidad y de sí mismo. Ha creado una marca reconocible en cualquier rincón de España que le ha llevado a ser un fijo de las tertulias políticas y a vender miles de ejemplares de sus libros.

Su lista de anécdotas es interminable. Una de las más coloridas se refiere a cuando solicitó una investigación en el parlamento de Cantabria para descubrir quién tiraba su puro al suelo. Cada mañana antes de entrar al pleno, Revilla dejaba el cigarro sobre una ventana en lugar de arrojarlo al cenicero y al salir lo encontraba siempre en el piso. Furioso, quería conocer al responsable. El culpable resultó ser el jefe de la oposición.

De una verborrea incontenible y querencia infinita por las cámaras, ha pisado tantas tribunas como estudios de televisión donde acude asiduamente a tertulias políticas y a los programas de entretenimiento más vistos en España. Su salidas de tono -una vez llamó "tocapelotas" a Jorge Valdano- son casi tan célebres como sus halagos a las bondades gastronómicas de su región, principalmente a las anchoas, producto carísimo que regalaba allá por donde iba. Una investigación periodística reveló que se había gastado medio millón de euros -casi 12 millones de pesos- en anchoas en apenas ocho años.

Declarado amante de México "un país maravilloso que acogió a tanta gente después de la Guerra Civil y los salvó de que les cortaran el pescuezo" y seguidor ferviente de AMLO "un hombre honrado, luchador, demócrata, pacifista, con unos valores extraordinarios", ha encontrado su última obsesión en la lengua española y la necesidad de "explotar un idioma que van a hablar 1.000 millones e personas", un tema que seguro le expondrá al tabasqueño en sus días de vacaciones.

Si AMLO pretendía descansar antes de la trascendental fecha, con Revilla en la misma casa lo va a tener complicado. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.