John Malcolm
"Trump tiene razón cuando critica a los jueces liberales que tuercen la ley"
John Malcolm, a cargo del área judicial de la Heritage Foundation, analiza para LPO la pelea entre Trump y la Suprema Corte.

Donald Trump no va a ser recordado por las leyes que impulsó. A pesar de que durante la primera mitad de su primer término contó con el control absoluto del Congreso, el mandatario sólo pudo aprobar una legislación importante: la reforma fiscal. Su misión por derrumbar el Obamacare fracasó de manera estrepitosa en cuatro ocasiones el año pasado, y tampoco consiguió pasar una reforma migratoria para construir su muro fronterizo, endurecer las leyes y proteger a los dreamers.

El logro con el que Trump ya hizo historia está en las cortes. Desde su toma de posesión el mandatario ha nombrado 84 jueces federales de corte conservador, entre ellos dos ministros de la Suprema Corte. Más jueces que los últimos tres presidentes en sus ocho años en el cargo. Aunque este logro pertenece más a Mitch McConnell, que como líder del Senado se negó a confirmar a cientos de jueces nombrados por Barack Obama, entre ellos un ministro. 

 Para cuando Trump llegó al cargo la lista de jueces por nombrar era tan larga que en menos de dos años el presidente, usando las recomendaciones de instituciones conservadoras como The Federalist Society y la Heritage Foundation, ya cambió el rostro del Poder Judicial por lo menos durante una generación.

Hace unos días la Heritage anunció que pondría en marcha una academia para entrenar a pasantes de la judicatura, estudiantes de leyes que consiguen pasantías con jueces federales. LPO habló con John Malcolm, vicepresidente del Instituto de Gobierno Constitucional y uno de los encargados del programa.

¿Cuáles son los objetivos de este nuevo proyecto?

Queremos asistir al poder judicial federal. Yo fui un pasante de leyes y sé lo importante que es para los jueces federales tener pasantes listos para la excelencia desde el día que llegan al trabajo. Estos pasantes generalmente se quedan sólo por un año y tienen una carga de trabajo muy pesada. Es un trabajo muy importante y son habilidades complejas las que necesitan para hacer el trabajo. La escuela de leyes y los trabajos de veranos proveen algo de ese entrenamiento, pero no todo. No te enseñan cómo escribir un borrador de una opinión legal, cómo interpretar un estatuto, o qué hacer con temas de jurisdicción, o peticiones de habeas corpus, de gente que se enfrenta a la pena de muerte. Queremos llenar esas lagunas que puedan tener en su entrenamiento.

¿Están buscando pasantes judiciales con algún perfil en particular?

Ese es el propósito del programa. También déjame explicar por qué la Heritage haría esto. Hay que asegurar que la judicatura federal tenga pasantes muy talentosos y preparados, pero también nos permite establecer una relación con abogados brillantes al inicio de sus carreras. Algunos de ellos podrían convertirse en estrellas legales, ya sean conservadores o liberales, y esas son relaciones muy valiosas para nosotros. Queremos proveer un servicio a la judicatura.

¿Qué hay del tema ideológico?

No es un requerimiento. Esta abierto a todos los que hayan obtenido una pasantía para 2018. La Heritage Foundation es una organización conservadora, el programa no es ideológico. Me imagino que hay cierta autoselección. Probablemente tendremos más aplicantes conservadores que trabajen para jueces conservadores, pero bien podríamos tener alguna diversidad de opinión en la academia. La mayoría de las cosas que estaremos enseñando no será de corte ideológico, sino cómo hacer una petición o cómo manejar un asunto migratorio. No tiene una inclinación ideológica. Está abierto a todos.

["Si el Russiagate llega a la Suprema Corte, van a fallar contra Trump y a favor de Mueller"]

¿Es un programa práctico nada más?

Déjame agregar algo. Es tonto pensar que-la gente ha dicho que estamos intentando adoctrinar a los pasantes, y tengo mucho que decir al respecto. Uno, muchas escuelas de leyes son muy liberales. Esta es gente que habrá pasado casi tres años-casi estarán terminando la escuela de leyes, así que han recibido bastante ideología ya. Y la idea de que en un día y medio o dos días nosotros o cualquier otra organización podría lavarles la cabeza a estos jóvenes que han tenido ya tres años de cualquier tipo de lavado cerebral que la escuela de leyes les haya implantado, es simplemente tonto. Lo más probable es que estas personas ya tienen ideologías formadas. En dos días no vamos a cambiar la opinión de nadie en nada. Es tonto y paranoico.

¿Cuál es su opinión respecto de la dirección que las cortes están tomando desde la llegada de Donald Trump? Es ya uno de los presidentes que más jueces ha nombrado en décadas.

Es difícil predecir el impacto que esto está teniendo. Sin duda ha nombrado a algunos jueces muy destacados, principalmente a la Corte Federal de Apelaciones. Él sabe que con frecuencia los asuntos terminan en la Corte Federal de Apelaciones. Adicionalmente ha nombrado a dos extraordinarios ministros a la Suprema Corte. Así que qué impacto va a tener esto en la dirección de la ley, es muy pronto para saberlo, pero espero que con el tiempo va a ser muy significativo.

No es accidental que la gente quiera frustrar a la administración Trump. No es accidental que estén presentando estos casos en cortes del 9º Circuito. Históricamente ha sido la corte más liberal de la nación. Tienen jueces que han torcido la ley para que se acomode al resultado que ellos quieren

Trump se ha quejado de lo que llama "activismo judicial", la idea de que las cortes fallan de cierta forma ideológica para cambiar las leyes. ¿Cree que es una queja legítima? Por ejemplo, se quejó de la Corte Federal de Apelaciones del 9º Circuito por sus fallos en contra de las órdenes ejecutivas que él ha promulgado.

Tiene un punto. Mira, el 9º Circuito-hay jueces muy buenos ahí, y no voy a hablar de ningún juez en particular, pero creo que el presidente ha hecho ciertas críticas a otros jueces en el pasado que no han sido buenas. Sus críticas, por ejemplo, al juez Curiel y sugerir que iba a fallar en su contra debido a su herencia mexicana, estuvo mal. Dije que estuvo mal en su momento, y lo vuelvo a decir ahora. Las críticas más recientes fueron más conservadoras. En específico, criticó a los jueces del 9º Circuito, y el ministro Roberts salió a decir "bueno no creemos que haya jueces de Trump, y jueces de Obama y jueces de Clinton; los jueces se supone que son neutrales e independientes y sin ideología". Como principio, creo que el ministro presidente está en lo correcto. Los jueces toman un juramento de proteger la Constitución, no de proteger los principios del Partido Demócrata o Republicano. Dicho lo anterior, la gente sabe que los jueces tienen inclinaciones ideológicas. Si todos pensaran que la ideología nunca entra en las opiniones judiciales, entonces no tendrías las peleas que tienes en la Suprema Corte por los nombramientos, como con Gorsuch y Kavanaugh. La gente diría "bueno, un buen juez es un buen juez y listo". No es accidental que la gente quiera frustrar a la administración Trump. No es accidental que estén presentando estos casos en cortes del 9º Circuito. Históricamente ha sido la corte más liberal de la nación. Tienen jueces que, en ocasiones-no siempre-han torcido la ley para que se acomode al resultado que ellos quieren, de manera activista. Y la Corte de Apelaciones del 9º Circuito con frecuencia apoya esas decisiones. Muy pocos de esos casos llegan a la Suprema Corte, pero no creo que sea un accidente que la Suprema Corte, que es de tendencia conservadora, constantemente revierta los fallos del 9º Circuito. No es accidental. Tiene que ver con el tema ideológico de los jueces de ese circuito. Nada de esto que acabo de decir tiene la intención de comentar respecto de algún juez en particular.

¿Qué piensa de la respuesta del ministro presidente Roberts? ¿Le parece que estuvo fuera de lugar que el ministro presidente de la Suprema Corte criticara al presidente Trump?

No creo que el ministro presidente tenga que opinar de estos temas. Entiendo porqué lo hizo. Está preocupado de que las cortes sean vistas como otro ramo político, y se ve como el protector de la integridad de todo el poder judicial. Entiendo el impulso. ¿Me pregunto por qué opinó en este caso? ¿Por qué, por ejemplo, no opinó cuando el presidente Obama criticó a la Suprema Corte por su opinión en el caso de Citizens United? Y lo hizo durante el Estado de la Unión, cuando los miembros de la Suprema Corte estaban sentados ahí mismo. O cuando el presidente dijo, cuando el primer caso contra Obamacare seguía pendiente, que si la Suprema Corte fallaba en su contra estaría haciendo una decisión política y no una basada en la ley. Así que hay una historia de los presidentes criticando a la Corte. El caso más grave fue cuando Franklin Roosevelt amenazó con literalmente añadir miembros a la Corte si no fallaban como él quería. No es que me moleste, el ministro presidente puede decir lo que quiera, sólo que me extraña que haya escogido esta ocasión para decir algo así.

¿Y usted qué piensa? ¿Qué motivó a Roberts esta vez? ¿Por qué sólo con Trump hizo una declaración así?

No tengo idea. Por alguna razón este caso lo irritó más que los anteriores. Quizá porque Trump estaba comentando sobre una corte menor y no la Suprema Corte. Pero no tengo idea. En este punto creo que el presidente tiene un buen punto. Los casos en su contra han sido presentados en el 9º Circuito por una razón, y es que saben que si presentan los casos contra el presidente ahí tienen una mejor oportunidad de ganarlos. Es una realidad.

Regresando al programa de la Heritage, ¿Qué es lo que están buscando en un juez? ¿Qué tipo de jueces les gustaría ver en la judicatura?

De hecho, escribí un blog al respecto. Estoy buscando jueces que sean originalistas y textualistas. Es decir, gente que interprete la Constitución con base en lo que el texto significaba cuando fue ratificado. Busco textualistas. Gente que va a buscar el significado de un estatuto concentrado en el texto del estatuto, y sin intentar sacar un significado oculto que esté en los archivos del Congreso. Busco gente con principios, inteligente; y busco gente que tenga carácter. Gente que no va a cambiar sus posturas por temor a ser criticados en el editorial del New York Times. Quiero un juez justo que va a abordar temas legales con una idea de llegar al resultado con textualismo y originalismo, y sin preocupaciones por sus inclinaciones políticas o personales.

¿Qué tan importante es la judicatura para los objetivos de la Heritage, como la libertad individual?

Creo que la judicatura es importante no sólo para cumplir la ley, sino para la salud de la nación en general. La Heritage tiene objetivos políticos conservadores. La judicatura no es importante para perseguir esos objetivos. El Congreso y el presidente lo son. Lo que yo busco en una corte es que la ley se interprete y se aplique de manera justa y consistente, desde un punto originalista y textualista. Mientras el juez lo haga de manera justa no lo voy a criticar. Iría al Congreso en todo caso.

¿Cuál es su opinión con respecto a la investigación del caso Rusia? Si el investigador especial intenta citar a declarar o indiciar al presidente y el asunto termina ante la Suprema Corte, ¿Cómo cree que tiene que fallar?

No lo sé. Tendría que analizarlo. Bob Mueller está gobernado por las reglas del Departamento de Justicia que dicen que un presidente en funciones no puede ser indiciados. Si esas reglas cambian, tal vez eso pase. Pero nadie ha sugerido que pueda ser indiciado. Respecto a una citación a declarar no tengo una opinión en este momento. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.