Corrupción
Acorralado por la justicia argentina, Paolo Rocca busca una foto con AMLO para tranquilizar a inversores
Se refugia en Monterrey. Duras definiciones contra quienes lo investigan y contra Mauricio Macri. El cálculo en Morena.

Paolo Rocca aterrizó en la Ciudad de México el pasado miércoles, como reveló en exclusiva LPO, apenas unas horas antes que los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo presentaran un pedido de detención en su contra por los supuestos sobornos que Techint habría pagado a los Kirchner.

Según confirmaron a LPO fuentes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, esta semana hubo dos pedidos muy fuertes desde el grupo para conseguir una foto de Rocca con el presidente mexicano. En lo posible la semana próxima.

Es entendible. México es uno de los negocios más lucrativos del Grupo Techint a nivel global. Rocca necesita tranquilizar a los inversores y enviar señales de apoyo. Especialmente ahora que circula el rumor en el mercado de que la Securities and Exchange Commission (SEC) de Nueva York estaría considerando aplicar una sanción al grupo de unos 1.000 millones de dólares. Ese organismo cuestiona las prácticas corruptas de las empresas y la SEC sospecharía que mediante coimas el grupo que lidera Rocca consiguió negocios que inflaron la cotización de Tenaris y Ternium, las dos compañías listadas en Wall Street.

Además, esta semana se supo que en las cortes de Nueva York, el estudio de abogados The Rosen Law Firm presentó una demanda colectiva de tenedores de acciones contra Ternium por la fuerte caída del precio de las acciones a partir de los problemas judiciales de Rocca y su mano derecha, Luis Betnaza.

La presentación se realizó el miércoles y apunta a los directivos de Ternium: Rocca, Máximo Vedoya (CEO), Daniel Novegil (vicepresidente del Consejo de Administración y ex CEO), y Pablo Brizzio (director de finanzas). Solo en noviembre Tenaris y Ternium perdieron 15,9% y 10,5% respectivamente.

Paolo Rocca llega a México justo antes que un fiscal argentino pida su detención por corrupción

Por eso, para el CEO del grupo Techint la foto con AMLO buscaría dar una imagen de estabilidad en medio de la tormenta. Se trata de repetir la misma estrategia que siguió con éxito en Buenos Aires, cuando luego que estalló el escándalo compartió un encuentro empresario con el presidente Macri y hasta se dio el gusto de lograr que visite la operación de Tecpetrol en Vaca Muerta.

Quienes hablan con Rocca en México describen a un hombre alterado por sus problemas judiciales, que no se cuida de lanzar conceptos muy duros sobre el juez Claudio Bonadio. También estaría muy molesto con Macri.

Quienes hablan con Rocca en México -el magnate ahora se encuentra en Monterrey y por la noche de este viernes llegaría a Veracruz- describen un personaje alterado por el frente judicial argentino. Tiene palabras muy duras para el juez federal Claudio Bonadio y habría dicho, sin demasiados preámbulos, que un abogado ligado a la justicia le pidió una suma cercana al millón de dólares. Muy grave. Sin embargo, el juez estaría decidido a rechazar el pedido de detenciónd e los fiscales, que irían en queja a la cámara, según afirmaron a LPO fuentes judiciales.

La cámara que definirá su libertad está integrada por los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi, ambos nombrados por Macri. El dueño de Techint tiene con el presidente una relación compleja, de recelos, acuerdos y tensiones y son conocidas las historias de destrato de Rocca hacia los Macri, a quienes acaso consideraba empresarios de menor nivel que el suyo. Hoy su destino está en alguna medida en manos del presidente y no debe ser una situación que le agrade.

Furioso con el gobierno de Mauricio Macri, horas antes de despegar hacia México se mostró muy irritado con el presidente argentino. Fue en una reunión con sus personas de confianza en la cual comentó que ya se estaba comenzando a reunir con candidatos del peronismo, que irán contra Macri en la carrera del 2019.

Rocca con el ex presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La carta de entrada con López Obrador será el compromiso de desembolsar fuertes inversiones en México, concretamente en Nuevo León, donde se haría una ampliación de las instalaciones en Pesquería por la suma de 1,200 millones de dólares. Nada despreciable para un gobierno que recién comienza y necesita buenas noticias en el frente económico-empresarial.

Rocca por el nivel de inversiones que tiene en México está acostumbrado a que los presidentes lo reciban prácticamente cada vez que solicita audiencia. Durante el sexenio de Peña Nieto era usual que compartiera actividades con el priista en alguna de sus plantas.

La gran duda por estas horas en Palacio Nacional es sobre si AMLO aceptará fotografiarse con Rocca, especialmente si se considera que el empresario más importante de la Argentina no está bien visto por algunos de sus ministros. La secretaria de Trabajo, Luisa María Alcalde, es el ejemplo más claro porque está muy interiorizada sobre la situación sindical en la planta de Tamsa en Veracruz.

En el otro extremo encontraría un apoyo en Jesús Seade, subsecretario para América del Norte, que está muy alineado con el reclamo de Techint de establecer aranceles al acero de Estados Unidos si Donald Trump no quita esas tarifas para el laminado que se produce en México.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.