Casa Blanca
Renunció el secretario de la Defensa James Mattis, uno de los últimos moderados de Trump
Uno de los últimos moderados, el general anunció que abandonaría el cargo a finales de febrero. Las razones: la salida unilateral de Siria ordenada por Trump y otras diferencias estratégicas con el presidente.

La decisión de Donald Trump de abandonar de manera abrupta el conflicto en Siria ya tuvo su primera consecuencia grave. El secretario de la Defensa James Mattis anunció que abandonaría el cargo a finales de febrero por sus diferencias estratégicas con el presidente. 

"Porque usted tiene el derecho de tener a un secretario de la Defensa cuyos puntos de vista estén mejor alineados con los suyos en este y otros asuntos, creo que es lo correcto que yo me retire de mi cargo", informó Mattis en una misiva dirigida al mandatario.

Mattis pertenece al grupo conocido como los "adultos en la habitación" de la Casa Blanca, y tras la salida de Kelly cuando termine el año, será el último de los generales que Trump reclutó para su administración. La salida de Mattis es quizá la más preocupante que ha ocurrido en los casi dos años de la administración. El general, a pesar de tener el apodo de "perro loco Mattis", es considerado una de las voces más moderadas en términos de política exterior. Se sabe que Mattis disuadió a Trump el año pasado cuando el presidente ordenó el asesinato del líder sirio Bashar al-Assad después de que éste ordenara un presunto ataque con armas químicas que mató a cientos de civiles.


[Tras casi una década de guerra civil, Trump quiere retirar a las fuerzas estadounidenses del conflicto sirio]


En temas de seguridad y política exterior quedan personajes de corte más radical, como el consejero de seguridad nacional John Bolton, quien desde hace décadas presiona por una intervención militar directa en Irán.

De acuerdo con diversas versiones, la decisión de abandonar Siria fue tomada de manera unilateral por Trump. Mattis ni fue consultado de antemano. Congresistas de ambos partidos condenar de inmediato la noticia. El senador Lindsey Graham, uno de los defensores habituales del mandatario, dijo que el supuesto triunfo sobre Isis que Trump presume no es más que "fake news".

Trump anunció la salida como una "jubilación", hasta que la carta de Mattis se hizo pública. 

La misiva de Mattis no deja lugar a dudas: el secretario no concuerda con la visión de política exterior del presidente, y así lo explica en varias secciones.

"Es claro que China y Rusia, por ejemplo, quieren moldear un mundo consistente con su modelo autoritario-ganando autoridad de veto sobre las decisiones económicas, diplomáticas y de seguridad de otras naciones-para promover sus propios intereses a costa de sus vecinos, EU y nuestros aliados. Es por esto que debemos usar todas las herramientas del poder estadounidense para proveer una defensa común".

En otro párrafo explica:

"Una de las posturas base que siempre he tenido es que nuestra fuerza como nación está ligada de manera inextricable a la fuerza del exclusivo y completo sistema de alianzas y acuerdos que tenemos. Mientras que Estados Unidos sigue siendo una nación indispensable en el mundo libre, no podemos proteger nuestros intereses o servir ese rol de manera efectiva sin mantener alianzas fuertes y mostrar respeto a nuestros aliados", sentenció el general. 

Legisladores de ambos partidos lamentaron y se dijeron preocupados por la salida de Mattis. Nancy Pelosi dijo que se sentía triste y agitada por la noticia. El senador Ben Sasse aseguró que el general "estaba dando consejos que el presidente necesita escuchar"; mientras que el presidente del comité de seguridad interior, el republicano Mike McCaul, dijo que él "dormía mejor sabiendo que Mattis estaba a cargo del ejército".

El también republicano Marco Rubio, senador por Florida, dijo que la carta "dejaba muy claro que vamos rumbo a una serie de errores de política exterior graves que van a poner en riesgo a nuestra nación, dañar nuestras alianzas y empoderar a nuestros adversarios".

El demócrata del comité de inteligencia del Senado, Mark Warren, fue más pesimista: "Esto es de miedo. Mattis ha sido una isla de estabilidad dentro del caos de la administración Trump". El senador demócrata Richard Blumethal llamó la noticia "nuestra peor pesadilla" y advirtió que deja un vacío "que podría desestabilizar al mundo entero".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.