Justicia
La carrera por la Suprema Corte: pierde impulso candidatura de Zaldívar y asciende Pérez Dayán
Se radicalizan las estructuras inferiores. Los movimientos de Sánchez Cordero. Scherer espera a febrero.

 Podría ser un error entender que la confirmación de Juan Luis González Alcántara para la Suprema Corte, avalada ayer por el Senado, implica necesariamente que Arturo Zaldívar está más cerca de presidir el máximo tribunal en el mes de enero porque su aspiración suma otro voto. De hecho, los últimos comentarios que se conocen del máximo tribunal, indican que ese proyecto ha perdido impulso, así como también el de Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

Ocurre que en la cima del Poder Judicial, algo que se replica a lo largo del continente, es muy importante la percepción que tienen los integrantes de las instancias inferiores, que son los filtros de los asuntos que llegan a la Corte. Es un error entender la aritmética de influencias y apoyos en la Corte sin reparar lo que sucede entre jueces y magistrados. Y la situación es que esos actores también comienzan a radicalizarse y elevan sus preferencias así como también sus rechazos.

Zaldívar tuvo recientemente un discurso público en favor de la austeridad y muy critico del estado del Poder Judicial. Lineamientos cercanos a los del Gobierno que confluyeron con la percepción interna de que el ministro es el candidato de Andrés Manuel López Obrador. Cuanto más crece esa idea, más apoyo interno pierde Zaldívar.  Los  jueces quieren un perfil que le marque límites muy concretos al Ejecutivo, como se dijo en una reunión reservada en lunes en la noche en la cual estaba un grupo de magistrados con el ministro Jorge Pardo.

En contraposición quien está ascendiendo es Alberto Pérez Dayán, ministro de carrera judicial e ideas liberales y que sumó varios puntos al suspender la ley de remuneraciones que querían impulsar los diputados de Morena en San Lázaro. La decisión de estos últimos de declarar que le quieren iniciar un juicio político no hace más que reforzar esa tendencia alcista.

El Senado eligió a González Alcántara como nuevo ministro de la Suprema Corte de Justicia

En los últimos días además, figuras centrales del PRI y del PAN, así como grandes empresarios han comenzado a moverse para que este ministro sea el próximo presidente. Se profundiza esta lógica de que la Corte es el último dique ante un Ejecutivo que tiene fuerte poder legislativo.

Es tal el volumen de esta operación que algunos ministros que inicialmente se visualizaban con Zaldívar, como Noma Piña, ahora estarían más cerca del nuevo candidato.

En el medio de este escenario dos jugadores del Gobierno. Olga Sánchez Cordero, titular de Segob y Julio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia. La primera detectó hace dos semanas que Zaldívar se desinflaba y comenzó a apostar por Gutiérrez Ortiz Mena, algo que fue muy evidente en la última comida entre los poderes Ejecutivo y Judicial: AMLO se fue pero la secretaria de Gobernación se quedó y allí recordó que en la toma de protesta AMLO dijo que fue un pariente de Gutiérrez Ortiz Mena, el último secretario de Hacienda en dejar al país con la economía pujante.

Scherer, por su parte, está ya enfocado en la próxima nominación de febrero, donde espera nominar para el máximo tribunal a Leticia Bonifaz, su candidata desde el minuto cero, tal como reveló LPO. La funcionaria de la Corte sería quien reemplace a Margarita Luna Ramos.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.