El Muro
Trump no declaró la emergencia nacional y convocó a demócratas a seguir negociado
No se cumplió el presagio de una declaratoria de emergencia para construir el muro sin autorización del Congreso.

Esta noche Donald Trump ofreció su primer mensaje presidencial en vivo desde la Oficina Oval. El objetivo: cambiar la narrativa sobre la supuesta crisis migratoria en la frontera con México y la necesidad de construir un muro que separe ambas naciones.

El mandatario dijo que en la frontera había "una crisis del corazón, una crisis del alma". Aseguró que existe una "crisis creciente humanitaria y de seguridad en nuestra frontera sur".

"Estamos sin espacio para recibirlos y no tenemos forma de regresarlos con prontitud a sus países", aseguró.

Minutos después del mensaje del presidente, los líderes demócratas en el Congreso, el senador Chuck Schumer y la presidenta de la Asamblea Nancy Pelosi, ofrecieron una respuesta en vivo.

"Tristemente, mucho de lo que escuchamos del presidente Trump a lo largo de esta suspensión sin sentido ha estado lleno de desinformación y malicia", dijo Pelosi. "El presidente ha elegido el miedo. Nosotros queremos iniciar con los hechos".

El fin de semana Trump advirtió que podría declarar una emergencia nacional para financiar el muro sin pasar por el Congreso. Muchos temían que iba a anunciar la medida en su mensaje de esta noche. Al final el mandatario no hizo la declaratoria de emergencia y se limitó a delinear su visión de los peligros en la frontera con nuestro país.


Trump viajará a la frontera y crecen las posibilidades de una declaratoria de emergencia nacional


"Cada semana 300 de nuestros ciudadanos mueren únicamente por la heroína, 90% entra por la frontera sur", aseguró.

Trump habló también del tráfico personas. Dijo que la única manera de detener los problemas que vienen de México y Centro América era con la construcción del muro.

Destacó también el caso de un oficial de policía en California que fue asesinado el pasado mes de diciembre por un indocumentado. "La vida de un héroe americano fue robada por alguien que no tenía ningún derecho de estar en nuestro país. Día tras día vidas preciosas son cortadas por aquellos que violan nuestras fronteras".

Los casos que citó el presidente fueron en California, estado mayoritariamente demócrata donde existen leyes para proteger a los indocumentados.

"En California una veterana de la Fuerza Aérea fue violada, asesinada, y golpeada a muerte con un martillo por un extranjero ilegal con un historial criminal largo", narró indignado.

Contó otros casos similares en Georgia y Maryland, uno de ellos incluía a indocumentados que entraron cuando eran menores de edad, en un posible ataque contra los dreamers.

"¿Cuanta sangre estadounidense debemos verter antes de que el Congreso haga su trabajo?", preguntó. "Para aquellos que se niegan a ceder en nombre de la seguridad fronteriza, les pregunto: imaginen si fuera su hijo, su esposo, o su esposa, la vida que fue cruelmente destruida".

Trump exigió a los legisladores que pasen una ley para resolver la crisis. Instó además a "todos los ciudadanos" a llamar a sus representantes en el Congreso para exigir que aseguren la frontera.

"Es una elección entre lo correcto y lo incorrecto. Entre justicia e injusticia".

El shutdown del Gobierno de EU que Trump disparó a inicios de diciembre se le está saliendo de las manos a la Casa Blanca. De acuerdo con las encuestas, los estadounidenses siguen responsabilizando de la crisis presupuestaria al presidente. Días antes de que iniciara la suspensión, Trump aseguró frente a las cámaras que, si el Gobierno caía en suspensión, "yo seré el único responsable". Y enfatizó: "Estaré orgulloso de cerrar el Gobierno por la seguridad fronteriza".

Trump exige $5.6 mil millones de dólares para arrancar la construcción de una valla con postes de acero en algunas zonas de las fronteras. Cuando los legisladores demócratas se negaron a autorizar los fondos, Trump anunció que no iba a apoyar ningún presupuesto que excluyera al muro, lo que provocó que el presupuesto caducara y ciertas partes del Gobierno tuvieran que ser suspendidas.

Originalmente Trump prometió un muro de concreto a lo largo de toda la frontera, y que además México iba a pagar. En la actualidad el mandatario dice que una valla es más funcional. Respecto al financiamiento el presidente asegura que México sí lo va a pagar, pero de manera indirecta a través de los ingresos que vendrán por el T-Mec, tratado que todavía no ha sido ratificado.

En su mensaje de esta noche en cadena nacional, por las cadenas de televisión más importantes y en horario estelar, el mandatario intentó cambiar la narrativa de la suspensión del Gobierno. De acuerdo con diversos reportes, los republicanos lanzarán una contraofensiva de tres días para cambiar la percepción de la población respecto de la suspensión.

En su mensaje de respuesta, el senador demócrata Schumer dijo que la mayoría de los presidentes "ha usado los mensajes desde la Oficina Oval para propósitos nobles. Este presidente lo usó para crear una crisis, provocar miedo, y desviar la atención del caos en su administración", condenó.

"El símbolo de Estados Unidos debería ser la estatua de la libertad, no un muro de 30 pies", dijo el demócrata.

La crisis que escala

Para la Casa Blanca, el problema es que la suspensión del gobierno, entre más tiempo pase, tendrá consecuencias más severas. El año pasado los demócratas en el Senado provocaron una suspensión para lograr que Trump y los republicanos pasaran una ley para proteger a los dreamers. No pudieron aguantar ni una semana completa. El de este año ya es el segundo más largo en la historia. Las consecuencias se empezarán a sentir pronto.

De momento hay 800,000 empleados federales que no han recibido pago. 420,000 de ellos siguen trabajando sin paga. Los primeros impactos ya se dieron en los aeropuertos, donde agentes de la Agencia de Seguridad del Transporte (TSA) se han reportado enfermos. Esto ha provocado retrasos de varias horas en los vuelos y, más grave aún, que las aeronaves no estén siendo revisada de manera apropiada.

Si la clausura continúa, millones de ciudadanos no recibirán los apoyos económicos del Gobierno para las personas desempleadas o de bajos recursos. Lo mismo podría ocurrir con los retornos fiscales. Millones de ciudadanos esperan dinero que dedujeron de sus impuestos, pero la suspensión podría retrasar el proceso. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.