Desabasto
Exclusivo: Un sector del Gabinete pide a AMLO reabrir los ductos y repensar el plan de Nahle
La presión de los empresarios a Romo. Los tiempos del Ejército y las advertencias del ala económica. La respuesta de Octavio.

Con el correr de los días, la estrategia que idearon Octavio Romero y Rocío Nahle empezó a generar zozobra, y no sólo en la prensa fífí: ahora ciudadanos de la capital de país, empresarios de todos los órdenes y sectores, además de economistas e inversores empiezan a preguntarse si efectivamente es una cuestión de "paciencia", en este juego de vencidas.

Pero lo más delicado son los cuestionamientos que empezaron a destaparse en el interior del propio Gabinete de la 4T. Desde luego, nadie critica la lucha contra el robo de gasolinas. De lo que se trata, en cambio, es de rever una decisión que no contempló posibles impactos en otras áreas.

Los señalamientos pesan, sobre todo, contra el titular de Pemex (Romero Oropeza) y la Secretaria de Energía (Nahle García), quienes empujaron este plan vigente de cierre total a los ductos de la petrolera. Los resultados en términos de disminución de robos de pipas fue automático, pero nunca se visualizaron los golpes económicos.

Hace algunos días, pero sobre todo en las últimas horas, el lobby de los empresarios se hicieron insoportables para Alfonso Romo, que escuchó las quejas por la poca transparencia en el plan de acción que se está desarrollando. ¿Qué está ocurriendo? ¿Cuáles fueron los avances reales? ¿Cuándo se normalizará el abasto?

Díaz de León: "Si el desabasto no se atiende rápido, afectará al crecimiento y la inflación"

El planteamiento de reemplazar el abasto con pipas no está funcionando, al menos por ahora. Los expertos ya lo explicaron días atrás: por los ductos fluía casi el 78% de las gasolinas, mientras que los auto-tanques con suerte distribuyen un 12%. Revertir esos número es una tarea titánica.

De nuevo, la preocupación atraviesa a todos los niveles empresariales: desde empresas multinacionales que temen incumplir contratos millonarios en dólares -con sus respectivas penalidades- por no poder movilizar toda su mercadería, hasta productores de aguacate michoacano que empiezan a creer que perderán su producción si no se acelera una respuesta.

Un escenario así planteado parece apocalíptico, aunque sin fechas ni escenarios claros en el corto plazo, podría hacerse realidad. Es el argumento que esgrimen los empresarios, y que Romo acepta resignado.

Como si fuera poco, el argumento de que el tiempo debilita a los huachicoleros -una idea que defiende Nahle- es controvertida para otros integrantes del Gabinete. "Se les cortó el flujo de ingresos, pero tienen reservas y logística para aguantar. De hecho, cuanto más desabasto, quizá más beneficios logren con un precio de su producto mucho más caro en el mercado negro", se quejaban empresarios que vieron a Romo en las últimas horas.

Este argumento es respaldado por todo el ala económica del gobierno, además de los asesores externos a quienes también suele escuchar AMLO. El dilema se agrava cuando desde el Ejército y la Marina le aseguran al Presidente que en dos semanas podrán garantizar el control de los ductos.

Los economistas responden que dos semanas es muchísimo tiempo y el impacto económico sería "importante", sobre todo para empresarios de mediano porte. La idea que plantea este grupo es reabrir ya mismo los ductos, porque el primer golpe al huachicoleo ya se hizo. Apuestan al concepto de una guerra en etapas o rounds.

Efectivamente, los números tan drásticos en la baja de robo de combustible se licuarían un poco. Habría un rebote, pero volvería la calma a los mercados, con empresas que no temen una pausa en sus producciones.

Citibanamex dice que el desabasto golpeará a las industrias y elevará los precios del agro

El debate se intensificó tanto entre el círculo de colaboradores de López Obrador, que Pemex volvió a sacar una comunicado con una postura tajante: "Pemex no dará marcha atrás contra el robo de combustible".

"Petróleos Mexicanos avanza en la normalización del abasto de gasolina. La nueva estrategia del Gobierno de México para acabar con el llamado huachicoleo es efectiva, y no daremos marcha atrás contra el robo de combustible, ilícito que daña la economía nacional y el bolsillo de los mexicanos", asegura el comunicado.

Y concluye: "Seguiremos implementando las medidas necesarias para acabar con este flagelo al reforzar la vigilancia y cuidado de nuestras instalaciones, así como en los 1,600 kilómetros de los seis ductos principales del país. Asimismo, continuaremos ejecutando el plan alternativo de distribución por pipas hasta que se regularice el suministro". El reloj corre. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.