Jorge Gaviño Ambriz
"La 4T es un riesgo, porque los caudillos autoritarios ya no llegan por las armas sino con votos"
El diputado perredista Jorge Gaviño advirtió a Sheinbaum que hace falta invertir más recursos en el Metro.

Al investigar su biografía, de entre los cargos administrativos que ostenta, me impresionó saber que el líder del grupo parlamentario del PRD en el Congreso también fue Gran Maestro de la "Muy Respetable Gran Logia Valle de México". "Es una escuela de la virtud a la que entré desde los 17 años", confesó luego de revelar que la forma original de la Tribuna en el recinto de Donceles era un ataúd.

Hace una semana, Jorge Gaviño tuvo una disputa con los diputados de Morena por la integración de la Mesa Directiva "de los recesos" -como la llamó-, presidida por el partido que también dirige a la Jucopo. "Debe haber equilibrios, según la Constitución. No debe haber sobre-representación", recriminó.

En diálogo con LPO, el ex director del Metro abundó sobre la actividad legislativa de su bancada frente a la hegemonía del partido marrón. Además, profundizó sobre sus vínculos con Mancera ("no hubo mancerismo", negó) y compartió su análisis sobre la Cuarta Transformación.

Suelo iniciar las entrevistas con la agenda legislativa. Podría hablarnos de las prioridades del Sol Azteca ante la adversidad de la disminución de su bancada y al ser de oposición.

Así va a seguir siendo, ese mayoriteo que ocurre cuando el Gobierno pertenece al mismo partido que la mayoría legislativa. Eso lo vivimos en la época del PRI muchos años. Igualito. Ya no respetan ni las formas.

Todavía se cuenta esa historia de la época de Echeverría. Una situación muy real, había sucedido, aunque lo platicaban como cuento. Un diputado del PRI subió a criticar una ley que en su opinión no estaba bien hecha; entonces, lo llaman en el PRI y le dicen: "mira, compañero, a ti te pagamos, te hicimos tu propaganda, te dimos dinero para tu campaña, llegaste a diputado. Y lo hiciste para levantar la mano, no para que legisles. Las leyes te las vamos a enviar nosotros y tú las vas a aprobar". Y aquí está pasando lo mismo.

¿Quién está legislando? Pues el Gobierno de la Ciudad. En el caso federal, quien está legislando es la Presidencia de la República. No hay división de poderes, algo peligroso para la democracia.

Mire, por ejemplo, el caso de Taibo II, a quien le hicieron una ley a modo. Para que llegara a dirigir el Fondo de Cultura Económica.

Yo sí me la creo que un diputado debe ser el representante del pueblo. Yo me levanto pensando en ello y llego con ese carácter a legislar. Entonces, uno es más libre, se siente uno mejor. Y si nos mayoritean es problema de ellos, no nuestro. Nosotros estamos siendo auténticos con lo que pensamos, decimos y hacemos.

¿Quién está legislando? Pues el Gobierno de la Ciudad. En el caso federal, quien está legislando es la Presidencia de la República. No hay división de poderes, algo peligroso para la democracia.

¿Qué tema es toral para esta legislatura?

Estamos estudiando activamente el tema del agua. No solamente legislaremos en lo tradicional, sino que estamos pensando en un programa de largo alcance. Desde la fundación de esta ciudad hubo problemas con el agua potable, inundaciones, mantenimiento y agua salitrosa. Es una cosa histórica a la que aún nos enfrentamos.

Todo ello nos exige un programa hídrico integral: además de traer agua al Valle de México, debemos recolectar agua de lluvia (llueve más agua de la que necesitamos), disminuir costos, y solucionar fugas.

A los pobres les llega casi nada (tienen que andar comprando pipas), a los ricos les llega casi todo, y a la clase media nos llega así, a medias. De modo que requerimos de un programa modular, integral a 20 años, o 30 años. No podemos seguir haciendo las cosas como hasta ahora, como las gallinas, a pedacitos, picamos aquí, picamos allá...

Cómo pensar en un plan a varias décadas si cada sexenio hace sus propios cimentos, destruyendo al anterior. El mancerismo defenestró a Ebrard, y Sheinbaum parece dispuesta acabar con todo signo que recuerde al mancerismo.

No creo que haya existido un mancerismo. Yo mismo no conocí al doctor Mancera hasta me nombraron a mí presidente de la comisión investigadora de las causas por las que se suspendió la Línea 12, durante la Sexta Legislatura, fue cuando tuve un trato más directo con él. Anteriormente lo había yo saludado cuatro o cinco veces, pero en una situación de dos minutos. O sea, no éramos ni siquiera amigos.

Yo lo conocí en el trabajo parlamentario y legislativo. Y cuando, un año después, entregamos las conclusiones de la comisión -firmadas por todos los partidos, en unanimidad-, cuando yo le llevé ese resumen de qué hacer para que el Metro pudiera funcionar en la Línea 12 fue cuando él me dijo: "por qué no me ayuda en el Metro", todavía hasta nos hablábamos de usted.

O sea, la invitación que me dio él para el Metro no fue una situación de amistad, mucho menos pensar en una situación de un "ismo". No hubo mancerismo.

Porque aquí había un grupo que estaba antes de Mancera en el PRD. Estaba Leonel, Toledo, los grupos que usted conoce perfectamente bien. Y estos grupos no se puede decir que eran mancerista. Pues ya estaban, y algunos se fueron

Hay mucha gente que cuando el doctor Mancera tomó posesión traían corbatas amarillas. Vea usted las fotografías, y hay muchos compañeros diputados -de los que están aquí- que se daban codazos por tomarse fotos con Mancera. Todos con corbatas amarillas. Ahora son corbatas marrón. Sí.

Pero esto no es lo mismo que un "ismo". Ahí yo sí creo que Andrés Manuel sí representa a un caudillaje y de populismo que está integrando en un partido. ¡Ellos sí hicieron un partido, que está en el poder!

Vuelvo al punto de la pregunta anterior. "Ojalá la Cuarta Transformación no dure más de seis años". Esto dijo durante la toma de protesta de la Jefa de Gobierno.

Cuando mucho... Sí, se lo dije así porque es lo que pienso. Por ejemplo, ahorita yo estoy en esto. [Muestra un ejemplar del libro Geografía del populismo.] Este libro entre otros muchos, que no habla de México ni de Andrés Manuel, sin embargo explica claramente el fenómeno de los gobiernos autoritarios. Cuyos casos tienen en común varios puntos.

Primero, dejando atrás los golpes de estados con los tanques y las armas, los autoritarios generalmente no llegan por vía de las armas, llegan por vía democrática. "Vamos por la democracia real", este es su discurso dicotómico, maniqueo (entre los buenos y los malos). Entre el pueblo y el no-pueblo.

Segundo, cuando los autócratas llegan al poder suelen tener al Congreso y al Poder Judicial en contra. Y como son poderes que le asemejan, les estorban, lucha contra ellos.

Tercero, cuando ya tienen a ambos poderes sometidos se van contra los medios de comunicación y a los empresarios que se le oponen. Y así ya tienes el poder absoluto.

He encontrado mucho sentido, pero también mucho riesgo. Porque la 4T implica para la oposición una lucha por mantener la democracia. Atacar la democracia con más democracia es pura demagogia. Hay que solucionar las imperfecciones de la democracia con más política.

Me está diciendo que encuentra dichas características en Claudia Sheinbaum...

No. No. Yo espero que no. Pero mi discurso hace referencia a una 4T a nivel nacional, a la cual estoy estudiando desde el punto de vista histórico, filosófico, político... Y he encontrado mucho sentido, pero también mucho riesgo. Porque la 4T implica para la oposición una lucha por mantener la democracia. Atacar, como aseguran, la democracia con más democracia es pura demagogia. Hay que solucionar las imperfecciones de la democracia con más política. Así lo vemos los demócratas.

Por más demócrata que uno sea, ¿es posible dar esta batalla desde un partido político en una terrible crisis?

Es que la batalla la tenemos que dar. Tenemos dos posibilidades como diputados. Una es sumarnos a la mayoría y sumirnos (ideológica y políticamente). O dar la batalla con verdad y autocrítica, con un gran sentido de responsabilidad histórica. Y tener presente que esto pasará si no hacemos aquello, a veces no te quieren escuchar. Fue el caso del Nuevo Aeropuerto, independientemente de que se cerrará Texcoco, vamos a estar analizando ahora Santa Lucía.

No respondió. ¿Se unirá al nuevo partido de Héctor Serrano o seguirá en el PRD, con todo y su refundación?

No. No... [Silencio.]

Qué está planeando...

Ser un buen diputado. Yo no estoy haciendo política partidista en la ciudad, lo que hago ahorita es política legislativa. Yo me veo de aquí a dos años y medio más en el Congreso, trabajando en la posición que me corresponde. Quedamos que sería el dirigente durante el primer año. El segundo y el tercero lo manejará el compañero Lobo. Y voy a cumplir mi palabra.

El reclamo popular culpa a la administración pasada por la degradación de la seguridad en la capital...

Pues siempre pasa, ¿no? También se cuenta un chiste sobre un presidente que le dice a otro: "Los dos primeros años de tu sexenio, échale la culpa de todo a tu antecesor. Los dos siguientes años, impulsa tus programas". "Y qué hago en los últimos dos que restan", preguntó el que escuchaba. "Escribe tres cartas".

Y en su caso, es imposible no hablar sobre su participación en el Metro. ¿Se siente satisfecho con su actuación al frente del Sistema de Transporte Colectivo?

Sí, muy satisfecho, con el equipo que hicimos. Estuve dos años y meses en el Metro. Cuando llegué había una crisis política y técnica terrible. Vea la fecha en que tomé posesión y toda la prensa hablaba del Metro. Marcelo contra Mancera. Mancera contra Marcelo. No se hablaba de otra cosa en Tláhuac, en Milpa Alta, en parte de Iztapalapa. Ahorita ya nadie se acuerda. Y yo lo que hice para solucionarlo fue riel contra rueda, tras una bronca severa de desgaste ondulatorio en la Línea 12.

La línea tenía año y dos meses con siete estaciones sin funcionar. Además, cinco estaciones de la Línea A tampoco funcionaban. Imagínese usted que ahorita se suspendieran todas esas estaciones por seis meses...

Viviríamos una crisis, se me ocurre, como si no hubiera abasto de gasolina...

¡Ándele! Parecido. Más o menos. Eran el 8% de las 197 estaciones sin funcionar. A los cuatro o cinco meses de que llegué estaban funcionando todas. Metimos trenes, compramos trenes nuevos. Hicimos muchas cosas.

Me siento muy satisfecho. Estuve dos años y meses en el Metro. Cuando llegué había una crisis política y técnica terrible. Toda la prensa hablaba del Metro. Marcelo contra Mancera. Mancera contra Marcelo. Y yo lo que hice para solucionarlo fue riel contra rueda.

Pese a la molestia de la ciudadanía por el aumento del 66% al boleto...

Yo no hice el aumento. El aumento ya estaba, año y medio antes. Ahorita ya pasaron cinco años. Vea cómo estaba el dólar y la capacidad de compra que teníamos antes. "Oiga, pero usted prometió...", me dirá alguno. Pero yo no prometí nada. Yo llegué cuando las cosas ya estaban así. Es más, si usted revisa mis declaraciones lo que dije fue que sacaríamos a los toreros de los vagones. Y sacamos a varios, eran como 5 mil y quedaron como 3 mil. Ahora ya no sé cómo está.

Finalmente, con su experiencia en el tema, ¿qué le recomendaría a la nueva administración para mejorar este servicio?

Yo ya hablé con la Jefa de Gobierno. Y sí hablé de este tema. Lo único que le dije fue que el Metro es un sistema muy sensible. Diario hay que hacerle todas las revisiones, porque si no lo haces algo puede pasar. Y qué le recomendé: recursos. El Metro necesita 

El Metro necesita 20 mil millones de pesos anuales para funcionar. Le aprobamos 15 mil millones. Tenemos un problema. ¿Cuánto cuesta el boleto? 13 pesos. Y si el usuario paga 5 pesos, y el gobierno agrega otros 5, tenemos 10, pero faltan 3 más. La diferencia nadie la pone, por lo menos no en el boleto, pero sí en el servicio. Va en detrimento del servicio. Se van haciendo viejos los carros. No cambiamos a tiempo los neumáticos. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.