En el mercado creen que AMLO quiere flexibilizar las Afores para fondear sus obras
Expertos critican los cambios que propone el Gobierno. Aseguran que no resuelve la difícil panorama del sistema previsional.

La reforma impulsada por Andrés Manuel López Obrador para establecer un nuevo régimen de Afores genera dudas en el sector previsional. Según pudo conocer LPO, el principal cuestionamiento es que en su fase inicial el nuevo esquema no apunta a resolver la cuestión central que son los bajos ingresos que tendrán los futuros jubilados, sino a permitir una mayor inversión hacia las obras de infraestructura que empujar el Gobierno. 

Hace un puñado de días, AMLO envió al Congreso de la Unión la iniciativa a través de la cual propone ciertos cambios a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro. El principal es que ahora las Afores se convierten en fondos de inversión cuyos lineamientos para orientar los recursos serán dados por la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

"La preocupación es que esta podría ser una manera de financiar proyectos de interés del gobierno, para los cuales carece de fondos fiscales, pero que son polémicos desde el punto de vista económico", explica Gustavo Rangel, economista jefe para América Latina de ING Financial Markets, en Nueva York.

Es un giro esperable porque la caída del mega-proyecto de Nuevo Aeropuerto de Texoco ha generado fuerte incertidumbre en los tenedores de bonos y papeles financieros vinculados a obras de infraestructura a cargo del Estado mexicano.

Otros puntos que plantea la reforma son: ofrecer un fondo de alta liquidez para mayor disponibilidad de recursos por parte de los trabajadores; una sola comisión para todas las Afores; el posible traspaso de los trabajadores del ISSSTE al sistema de Afores; inversiones privadas en instrumentos no listados en el mercado de valores; responsabilidad de la Afore por pérdidas al no acatar el régimen de inversión.


AMLO dice que las Afores no perdieron rendimientos y están protegidos los ahorros

En diálogo con LPO, expertos coincidieron en que para hacer frente al "tsunami" que se viene en términos de pensiones, se requerían otras modificaciones. La crítica principal es que se está haciendo una propuesta que termina beneficiando más a proyectos gubernamentales -en línea con lo que otras administraciones hicieron- en lugar de beneficiar al trabajador.

"Es una propuesta para darle mejor uso a los recursos que están en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), pero no es una propuesta que nos acerque a mejorar el problema de las pensiones", opinó Berenice Ramírez, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM. "Seguimos en una dinámica de mejorar el ahorro financiero y no en cómo construir un modelo de financiamiento de pago para el sistema de pensiones, como lo requiere", refiere de manera general sobre esta propuesta.

"La iniciativa está en línea con otras de gobiernos anteriores porque se enfoca más en apoyar los proyectos del Gobierno. La exposición de motivos que dan de apoyar a la pequeña y mediana empresa, de apostar por el ahorro nacional, eso no tiene nada que ver con los trabajadores. Los trabajadores quieren su dinero", consideró por su parte José Gabriel Martínez, director de la Maestría en Políticas Públicas del ITAM.

Estas conclusiones de los expertos se sostienen tras revisar cuidadosamente cada punto, pero sobre todo, al advertir que falta claridad en algunos de ellos.

Al centro Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

Para Ramírez, uno de los puntos que más cuestiona es precisamente el de la baja rentabilidad -alrededor de 3.5%, tasa que se ha mantenido en los treinta años que lleva el sistema, explica- pues afirma que estas modificaciones no perfilan realmente a que éste se pueda incrementar. "Tampoco se observa que esto vaya a disminuir el cobro de comisiones", indica.

Una de las propuestas enviadas por López Obrador indica que el ahorro no tendría que permanecer un tiempo determinado invertido. Y es que actualmente las aportaciones voluntarias que no gozan de beneficios fiscales tienen que permanecer de 2 a 6 meses invertidas antes de poder disponer de ellas. Con esta medida, se planea incentivar el ahorro voluntario en la cuenta individual, según el Gobierno.

"Realmente el ahorro pensionario es de largo plazo, y si tú ofreces que pueden retirar por desempleo, matrimonio, una serie de elementos, al trabajador le significa la disminución de semanas de cotización. Entonces, le ayuda momentáneamente en un momento de emergencia, pero no al largo plazo", alertó la profesora de la UNAM.

En cuanto al control que tendrá la Consar, ya generó disgusto de algunos participantes del mercado. Para la economista no sorprende, pues significará mayor intervención del Gobierno, pues este órgano decidirá cuáles son los proyectos de inversión prioritarios o a qué sectores se deberán destinar.

"La idea es que ahora Nacional Financiera, Pemex o Banobras, alguna institución del Gobierno pueda crear un fondo y las Afores van a tener que invertir en eso. La iniciativa es muy explícita. Lo que quieren es dar crédito a empresas micro y pequeñas", señala el analista del ITAM.

Subir rentabilidad, bajar comisiones

El debate es, sin duda, pertinente. Los expertos aseguran que si no se hace una reforma pronto en el sistema de pensiones, habrá una creciente presión sobre las finanzas del Gobierno Federal, además de una mayor desigualdad social para la generación que se jubilará en unos 20 años. ¿Pero cómo serían esos cambios? Algunas pistas ya han dado los especialistas bajo estas críticas de qué tipos de modificaciones se espera que presente el Gobierno, el cual tendrían que ya haberse presentado. Por ejemplo, el buscar mejorar la rentabilidad.

En ese sentido, el experto del ITAM es partidario de que se pueda abrir el porcentaje que se permite a las Afores para invertir en activos extranjeros, pero también señala en los nacionales, en la Bolsa, en lugar de los que son productivos para el Estado.

"El referente es muy reciente", explica Martínez, recordando el tema del Aeropuerto, en donde se perdió grandes cantidades de dinero para las Afores que apostaron en ese proyecto, como el caso de Banorte o Inbursa. Aunque recuerda otros casos de inversiones que no cotizaban en Bolsa, como fue el de Oro Negro.

En esa línea, el especialista del ITAM agregó que "todos los fondos que tienen las Casas de Bolsa y Bancos son mercados muy grandes". También propone que cualquier institución financiera pueda recibir cuentas de ahorro para el retiro, no nada más las Afores. Eso, explica, implicaría mayor competencia.

Un cambio obligado, es el de las comisiones. Por ejemplo, Ramírez expone que el cobro de comisiones "es muy oneroso para el trabajador, se va hasta 25% de su ahorro en el pago de comisiones". Detalla que esto se debe a que ha pegado mucho la minusvalía.

Urzúa quiere facilitar el acceso a cuentas bancarias y mejorar el régimen de Afores

Recordó que en días recientes, la misma Amafore publicó que el ahorro por cuenta ha disminuido del año pasado a este año "y tiene que ver con la baja rentabilidad, también con la dinámica laboral, que es de mucha movilidad laboral pues se mueve rápido la gente de lo formal a lo informal", indicó.

En el mismo sentido, Martínez indica que en veinte años, una persona que logra tener 250 mil pesos en la Afore, ésta le va a cobrar 25 mil de comisión. "Muchísimo. Hay que cambiar las fórmulas de precios. Por eso tienen que entrar los bancos, competencias, libertad de fijar precios. Y ahí no se está haciendo mucho". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.