Desde la M
Salazar impulsa a Jesús Viejo para el Consejo Nuevo León
La salida de Genaro en Monterrey y las claves del ascenso de Cavazos. Fricciones en el PAN. El armado de Morena.

 El primer puente del año fue rico en encuentros reservados, sobretodo habría que prestar atención a lo que se dijo el sábado por la tarde en una reunión en la cual Jesús Viejo dijo contar con el aval de Armando Garza Sada y Carlos Salazar Lomelín, flamante titular del CCE,  para conducir el Consejo Nuevo León. Ese asiento está expresando un conflicto de poder interesante porque Eduardo Garza T. no declina su aspiración al mismo lugar y trae el respaldo de José Antonio Fernández, mandamás de Femsa así como también de Raúl Gutiérrez. Esta misma semana podría haber definiciones.

Lo cierto es que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón prefiere a Garza T., que fue uno de sus principales avales en la elección del 2015 y también un entusiasta en su aventura presidencial del 2018. Viejo está muy respaldado por los Garza Sada con quienes el gobernador se acaba de amigar, cena de por medio, tras fuertes tensiones porque Alfa había sido uno de los grandes apoyos de la campaña tricolor de Ivonne Álvarez.

Historias de Monterrey. Ineludible repasar lo ocurrido con Genaro García, que de plano se quedó fuera del gabinete de Adrían De la Garza. La tesis dominante es que desde la dirigencia estatal se recomendó su salida por entender que Genaro había roto los nexos de Adrián con el PRI y que se necesitaba allí un perfil más dado a los acuerdos políticos. Hubo dos nombres sobre la mesa: Meme Cavazos, muy impulsado por Francisco Cienfuegos,  y Edgar Romo que tenía la aspiración pero finalmente se eligió al primero. Otro dato: a último minuto Genaro intentó que le den Seguridad pero su suerte ya estaba echada.

A medida que avanzan los planes de Tatiana Clouthier para una eventual candidatura en 2021 se instala también la noción de que ese armado será de corte independiente y no por Morena. Y no es tanto la predilección por ese formato sino que esa candidatura casi no tiene apoyos de jugadores del oficialismo en la entidad.

No es preciso encontrarle demasiadas vueltas al affaire del casino Caliente en San Nicolás. Es la consecuencia de una guerra al interior del PAN que ya comenzó y que tiene por finalidad barrer a Raúl Gracia de la dirigencia estatal. El razonamiento de Víctor Pérez y de Chefo Salgado es que si ellos dos son los actores con verdadero poder, ¿Por qué la necesidad de compartirlo? Gracia ya no controla la bancada en el Congreso, perdió la elección de San Pedro y es un diputado federal excesivamente gris. Siempre se dijo que era un gran operador judicial pero lo cierto es que no pude siquiera asegurar el triunfo ni en Monterrey ni en Guadalupe.

En cuanto a la posible sucesión urge anotar un nombre: el ex diputado Arturo Salinas. Derrotado en julio, se refugió en la actividad privada y es un hombre de consulta permanente para el fiscal Gustavo Guerrero.




 





Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.