Calificadoras
Standard & Poor's prefiere esperar y mantiene bajo la lupa al plan económico de AMLO
Advierten que tomarán dos pautas para revisar su nota soberana: cambio en las políticas fiscales y los resultados de la petrolera.

Los primeros pasos de la 4T son tomados con cautela desde la calificadora Standard and Poor's, que ya avisó que por ahora no hará cambios a sus notas crediticias para México y Pemex: "Necesitamos ver la implementación y resultados de las políticas de Andrés Manuel López Obrador", dicen sus analistas.

En la conferencia telefónica que ofreció la agencia calificadora, Perspectivas 2019 para las calificaciones soberanas, sus analistas reconocieron que para ellos es más importante conocer los resultados del nuevo Gobierno en el desarrollo económico.

"Más allá de los incidentes como la cancelación del nuevo aeropuerto, las consultas públicas sobre la construcción del tren en Yucatán y este tipo de asuntos, lo importante es el rol del nuevo", dijo Joydeep Mukherji, analista soberano de México para S&P Global Ratings.

AMLO anuncia una mega-reducción fiscal para Pemex: "Es la empresa que más paga impuestos en el mundo"

Reiteró -como han expresado sus homólogas- que revisarán los resultados de las políticas implementadas en el sector energético para detener la caída de la producción petrolera debido a la importancia que tiene en las finanzas públicas y en la economía del país.

El analista soberano explicó que dos aspectos que podrían obligarlos a una revisión es, por un lado, que observaran algún cambio en las políticas fiscales que pudiera dañar las perspectivas de crecimiento económico del Producto interno Bruto (PIB) del país.

El otro aspecto que vigilarán será la evolución del endeudamiento, y que dependerá del crecimiento económico, el déficit fiscal o los pasivos de Pemex, sin embargo, por el momento mantuvieron sin cambios la nota de la empresa productiva del Estado que dirige Octavio Romero.

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera; diputado Mario Delgado y Octavio Romero, director de Pemex. 

Una semana atrás, Fitch degradó dos escalones su nota, pasando de 'BBB+' a 'BBB-', además de bajar sus notas nacionales a largo plazo a 'AA'. Consideró a la firma petrolera como "insolvente", un problema que acarrea desde 2009, ha decir del reporte de la firma crediticia.

Fue un duro golpe que ya se anticipaba en medio de las fuertes críticas a los nuevos directivos de la empresa, a la falta de credibilidad en el mercado en el proyecto de rescate a Pemex y al proyecto energético que enarbola la promesa de lograr autosuficiencia energética a través de la modernización y la construcción de refinerías.

López Obrador replicó la acción señalando a las calificadoras de "hipócritas". Y es que apuntó que las agencias "permitieron el saqueo, que abalaron la reforma energética, que sabían de que no llegó la inversión extranjera y no se incrementó la inversión en Pemex y eso fue lo que produjo la caída en la producción petrolera y nunca dijeron nada, guardaron silencio cómplice".

La decisión de Fitch generó tensión en el mercado, que temía el desencadenamiento de otras reacciones similares por parte de las otras calificadoras. Pero Moody's, que respondió al día siguiente, optó por "darle el beneficio de la duda".

Durante su participación en el foro Energy México 2019, la vicepresidente senior de la calificadora, Nymia Almeyda -quien ha sido muy crítica al plan energético de AMLO- señaló que revisará la nota crediticia de Pemex a mediados de año, mientras que recordó que se separó la nota de México y la de la petrolera por los altos riesgos que mostraba la empresa.

Hay que recordar que en caso de que se degrade la calificación de Pemex, correría el riesgo de que el Gobierno tuviera que intervenir aún más, lo que arrastraría también a la calificación del soberano.

La nueva administración asegura que hay una estrategia que contempla la suficiente inversión para la petrolera. Incluso apenas un día antes de la baja en la nota crediticia de Fitch, Romero Oropeza se mostraba positivo y veía poco factible un escenario como el que ocurrió.

AMLO celebra la paciencia de Moody's: "Actúan con más sensatez que Fitch"

"Estas inversiones tienen que ser vistas de buena manera por las calificadoras porque después de mucho tiempo de tener abandonada a la empresa de Pemex, ahora va a tener una inversión importante. Sería incongruente que ahora que va a tener inversión, cambien la calificación o la bajen. Por eso estamos muy optimistas", dijo en una comparecencia ante el Congreso.

Y este martes, desde Palacio Nacional, López Obrador adelantó que se presentará para Pemex un apoyo fiscal. "Ninguna empresa en el extranjero paga los impuestos que paga Pemex. Le vamos a quitar la carga fiscal como nunca ha sucedido. Es la empresa más saqueada en el mundo. Es increíble cómo ha resistido y cómo ha aguantado, porque no deja de ser un gran negocio del petróleo, por eso la tentación tan grande", señaló.

Minutos después del anuncio, los bonos de deuda de Pemex a tocar su mejor nivel desde octubre pasado, según informó en ese momento un periodista de la agencia Bloomberg. A la fecha, la deuda total de la petrolera es de 107 mil millones de dólares y sus bonos, con vencimiento a 2027, subieron un 1.6 por ciento en el mercado, con lo que el rendimiento bajó 25 puntos y se ubicó en 6.606 por ciento.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.