Nuevo León
Canales será investigado por supuestos errores en la investigación a Medina
La caída de la Operación Tornado. Vacaciones en Europa y el escándalo de Paula Cusi golpearon al abogado.

Ernesto Canales será investigado por presuntas irregularidades en su pesquisa sobre Rodrigo Medina, en el marco de la denominada Operación Tornado. Así quedó asentado por la Fiscalía Anticorrupción.  El abogado que debía investigar al ex gobernador ahora termina perjudicado por ese proceso que él activó. 

Canales llegó al Ejecutivo estatal por invitación de Fernando Elizondo. El movimiento fue desde el principio desconcertante porque el abogado no solo venía de una extensa carrera en derecho administrativo y financiero sino que ademásnunca había trabajado en el Poder Judicial. Muy rápidamente se dio cuenta de que sus recursos humanos en la Subprocuraduría no eran los ideales y luego se embarcó en una contienda sigilosa con el entonces vocero Aldo Fasci, hoy devenido en secretario de Seguridad. Canales le solía decir a Roberto Flores, ex procurador, que Fasci lo espiaba.

A esas rencillas internas se sumaron otros problemas, como la escándalo generado en el primer año de gobierno cuando se conoció el rol que tuvo Canales en el hecho de que Paola Cusi, ex esposa del "tigre" Emilio Azcárraga, malvendiera sus acciones en Televisa estando ella en prisión. Una compraventa de la cual Canales se habría beneficiado.

La Operación Tornado nunca avanzó lo esperado y lo más que se lograron fueron algunas inhabilitaciones de ex funcionarios, tal vez el caso más notable es el de Federico Vargas, que si no estuviera inhabilitado hoy sería secretario de Gobierno en Monterrey. En enero del 2017 Medina fue detenido pero quedó libre al cabo de unas horas. Ese fue el principio de la salida de Canales del gobierno. Perdió peso específico con el gobernador Jaime Rodríguez y luego se dedicó a vacacionar en exceso en Europa. 

El dictamen presentado por el titular Gustavo Adolfo Guerrero, señala innecesaria la subsistencia del equipo de trabajo de Combate a la Corrupción de la desaparecida Subprocuraduría, que tuvo un año de vigencia luego de que fuera creado el nuevo Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), que busca ciudadanizar la persecución de delitos cometidos por servidores públicos deshonestos.

Queda así concluida la era de Canales al frente de las investigaciones en contra Medina, cuya etapa temporal provoca el choque de varios frentes al señalar que dicho proceso no se ha progresado y es ahora acusado por simular investigaciones beneficiando a figuras de la administración pasada.

Ya desde el año pasado el fiscal Javier Garza y Garza ha cargado con esta discursiva de que existen serias irregularidades en las carpetas de la Subprocuraduría, a lo que Canales siempre ha defendido que la tendencia de tribunales locales y federales es a favor de los funcionarios investigados en el caso del ex gobernador Rodrigo Medina.

El avance ha sido muy pobre en los últimos meses. Son 25 investigaciones abiertas por Canales, muchas de ellas contra ex funcionarios medinistas, que están en su mayoría trabadas con audiencias diferidas o en espera de que se definan amparos, por lo que se visualizan con poca probabilidad de llegar a la etapa de juicio. Hoy por hoy, quedan cuatro vinculaciones contra funcionarios que no son de primer nivel.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.