Partidos
Ivonne Ortega se acerca a Sánchez Cordero y dice que no acordará con Alito Moreno
Aprovecha los roces con Velasco para construir puentes con la ex ministra. La falta de respaldos en la cúpula tricolor. El poder de la base.

Ivonne Ortega se mueve en la carrera por el control del PRI. En los últimos días ha comenzado a hablar con Olga Sánchez Cordero sobre dichas ambiciones. La ex gobernadora tiene una buena relación con la titular de la Secretaría de Gobernación, que prologó su publicación más reciente. 

Ortega entiende que el próximo dirigente tricolor debe tener buena relación con el Gobierno y cooperar en la gobernabilidad, idea fuerza con la que pretende competir con Alejandro Moreno Cárdenas, acaso el preferido de Palacio Nacional. O al menos por ahora.

La elección de Sánchez Cordero como interlocutora es un dato muy elocuente, porque la secretaria ocupa la posición que ambiciona Manuel Velasco, que es uno de los principales promotores de la candidatura de Alito. De hecho, Velasco ha sido promotor de varios rumores que ponían a la ex ministra de la Corte en una mala relación con López Obrador. 

Ivonne tuvo una relación de fricciones con Enrique Peña Nieto, que siempre tuvo buen vínculo con el gobernador de Campeche. Se podría decir que en Alito confluyen adversarios de ambas políticas. Quizás ese sea el mejor de los puentes para reforzar esta alianza política.

Ivonne está entusiasmada porque, contrario a ciertas especulaciones que circulan, la elección se haría sólo con la participación de la militancia, un padrón que según el INE oscila en los 6 millones de todos. Para muchos players, la apertura a que también participen los simpatizantes, sería una forma elegante de permitir que AMLO meta las manos en la elección. 

Ortega entiende que en ese terreno ella es fuerte porque viene a proponer un priismo más clásico y diametralmente opuesto a la tecnocracia y cree que tendrá buen predicamento en las bases. Por eso es muy reciente su concepto de que ella no negociará con Alito, aunque este le quiere ofrecer la CNOP.

El problema de la yucateca está en las alturas. Prácticamente no tiene el aval de figuras de primera fila, ni gobernadores ni legisladores de peso. El Gobierno tendría que ser el nexo coordinante de su aspiración.

Existe otra complicación menos visible en la superficie: mucha gente de su entorno trabajó para Morena en la elección presidencial y es algo que en el priismo se conoce.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.