EU
Trump descarga contra John McCain: "Nadie me agradeció por su funeral"
Lleva días de campaña contra el fallecido senador y héroe de guerra. Intercambió acusaciones con el esposo de su asesora más cercana.

El presidente de EU Donald Trump ha tenido una semana de confrontaciones. Primero el mandatario retomó sus ataques contra el finado John McCain, héroe veterano de Vietnam y el senador más condecorado en la historia de EU. Resulta curioso que, a seis meses de su muerte, el presidente parece no estar dispuesto a dejar el pleito morir también. Trump dijo que McCain, a quien de paso criticó por graduarse en el último lugar de su generación en la academia militar de Annapolis, de ser quien entregó al FBI el célebre dossier que detallaba supuestas actividade rscandalosas de trump en Moscú. "Él y los demócratas, trabajando juntos, fracasaron (como suelen). Incluso las Fake News Media rechazaron esa basura", condenó Trump.

Ayer, durante el encuentro con el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, Trump dijo que estaba molesto con McCain por no haber votado a favor de la ley que acabaría con el sistema de salud de Barack Obama en 2017. "Nunca fui fan de John McCain y nunca lo seré".

Algunos senadores republicanos refutaron tímidamente al presidente. Lindsey Graham, aliado de Trump y uno de los amigos más cercanos de McCain, dijo que no entendía por qué atacaba al fallecido veterano. "Es una mala idea". Pero la condena más enérgica vino del senador republicano Johnny Isaakson, quien declaró que no le importaba que Trump fuera el presidente, "sus declaraciones me vuelven loco". Dijo que eran una falta de respeto para McCain, su familia, y para todos los veteranos de EU.

Senadores republicanos se sumaron a la embestida demócrata contra el muro 

"Es deplorable lo que dijo. Será deplorable en siete meses si lo vuelve a decir. Espero que otros miembros del Senado digan lo que piensan cuando crean que es apropiado", condenó Issakson.

Hoy durante un evento sobre la industria manufacturera en Ohio, estado clave para la elección presidencial del próximo año, Trump le dedicó al finado veterano cinco minutos. El presidente atacó a McCain y se quejó de que nadie le agradeció por el funeral que le dieron en Washington el verano pasado.

"Le di el tipo de funeral que él quería, que como presidente yo tuve que aprobar. No me importa esto, no recibí un agradecimiento. Está bien", dijo a trabajadores de una fábricas de tanques.

Pero el pleito con el senador fallecido no fue el único. Trump también desató su enojo contra el marido de una de sus principales voceras y asesoras.

Kellyanne Conway pasó de ser una encuestadora republicana con cierto prestigio a una de las principales asesoras y aliadas del presidente de EU en menos de dos años. Al inicio de la campaña presidencial de 2016, Conway trabajó para el entonces candidato Ted Cruz. Cuando éste finalmente se retiró de la contienda Trump la jaló a su equipo y eventualmente la hizo directora de campaña. Conway es la primera mujer en la historia en dirigir una campaña presidencial hasta la victoria. En un principio su marido, el prominente abogado conservador George Conway, apoyó al entonces candidato, sin embargo, una vez que Trump llegó a la presidencia y comenzó una guerra contra el Departamento de Justicia y el FBI, Conway se volvió uno de sus críticos más vocales.

Al principio las críticas de Conway se limitaban a discretos subtuits y retuit contra el presidente, pero poco a poco fue escalando las críticas hasta que en noviembre pasado publicó una columna en el New York Times donde dijo que el nombramiento del entonces Fiscal General interino de Trump era "inconstitucional".

Esta semana la confrontación llegó a su punto más álgido. Conway de manera abierta cuestionó la salud mental de Trump y dijo que sufría de desorden narcisista de la personalidad y desorden antisocial de la personalidad, dos de los típicos diagnósticos para los psicópatas. A lo largo de los meses Trump se mostró inusualmente respetuoso a los embates del marido de su asesora, pero esta vez fue demasiado.

"George Conway, con frecuencia conocido como el Sr. Kellyanne Conway por aquellos que lo conocen, está MUY celoso del éxito de esposa y enojado de que yo, con ayuda de ella, no le di un trabajo que desesperadamente quería. Apenas y lo conozco pero échenle un vistazo, ¡un total PERDEDOR y marido del infierno!", disparó Trump desde Twitter.

Conway se limitó a responder "Tú. Estás. Lunático.".

Hoy Trump sacó el pleito de Twitter y lo llevó a la vida real. En un breve encuentro con reporteros Trump dijo que Conway era un "orate". En respuesta al pleito, Kellyanne respondió que el presidente tenía derecho a defenderse, aunque fuera de su marido. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.