España
Pedro Sánchez rechaza "con toda firmeza" la exigencia de AMLO y se tensiona la relación con España
El vínculo con el gobierno español se deterioró llamativamente después de la visita de Pedro Sánchez. El antecedente Iberdrola.

España no pedirá perdón por la conquista de México, como exigió Andrés Manuel López Obrador en una carta enviada al rey Felipe VI. La respuesta de Madrid ha sido contundente: "El Gobierno de España lamenta profundamente" que se haya hecho público el documento, "cuyo contenido rechaza con toda firmeza".

A primera hora de la tarde de este lunes el Presidente de México publicó un video en sus redes sociales donde señalaba que había enviado una carta al rey de España y otra al Papa Francisco para que "se pida perdón a los pueblos originarios por las matanzas, las imposiciones... La llamada conquista se hizo con la espada y con la cruz, se edificaron las iglesias arriba de los templos".

Un movimiento llamativo, porque se trata de dos figuras internacionales que en principio se mostraron siempre cercanos al tabasqueño. Los lazos con el Papa existen incluso mucho antes de que se concretara su visita a México, en una relación siempre gélida con Peña Nieto. Con Francisco se había coordinado -Alfonso Durazo es un puente permanente con figuras de la Iglesia mexicana- un encuentro que para las cámaras pareció casual. Era, en rigor, todo un mensaje de la posición de Bergoglio. 

En su video, López Obrador dijo que quiere que 2021 se convierta en el "año de la reconciliación", aprovechando que se cumplen los 500 años de la caída de Tenochtitlán y el segundo centenario de la independencia de México, "es tiempo de reconciliarnos, pero primero pidamos perdón".

Parece difícil que se llegue a producir ese acto de constricción conjunta ya que desde España piensan que dichos hechos históricos "no pueden juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas". La molestia queda patente en el comunicado de respuesta a las declaraciones de AMLO: "Nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva".

Aunque Moncloa señala que recibió la carta el pasado 1 de marzo, La Casa Real, por el contrario, ha señalado "que no han recibido la famosa carta de López Obrador" en pleno viaje de los reyes de España en Argentina, según informó el diario ABC.

AMLO quiere llevar a cabo una revisión histórica en la que pretende involucrar a la corona española y a la iglesia católica porque, en palabras del Presidente, "no se trató solo del encuentro de dos culturas, fue una invasión y se cometieron actos de autoritarismo, de avasallamiento, se asesinaron miles de personas."

Visita de líder separatista vasco genera fricciones entre AMLO y Sánchez

Desde España han dicho que pretenden intensificar las relaciones con México, pero con la vista puesta en el futuro, con especial énfasis en las relaciones económicas. En esa clave se han llevado a cabo las visitas del presidente Pedro Sánchez y parte de su gabinete en los últimos meses, que a la vista de los acontecimientos no han logrado limar asperezas.

Como detalló LPO, uno de los temas más picantes de la reunión bilateral fue la situación en Venezuela. Aunque España también pedía un diálogo entre el chavismo y la oposición, ese canal de negociación quedaba sujeto a un llamado obligado a elecciones. Una postura que López Obrador todavía resiste. 

A muchos llamó la atención que apenas unos días después de la visita de Sánchez, AMLO lanzó una dura advertencia: revisaría los contratos de las productoras privadas de energía, y apuntó directamente contra los negocios que Iberdrola habría desarrollado en el sexenio de Felipe Calderón, que a la postre terminó en el Consejo de Administración de Avangrid, una de sus filiales. Postura que se intensificó con los guiños al separatismo, con el recibimiento del líder independentista Arnaldo Otegui.

La revisión de la conquista es el último episodio de esta historia. Habrá que ver cuál es el empeño del gobierno de Morena en seguir adelante con sus planes a pesar de la negativa de España y de parte de quién se pone el Papa Francisco.

"La explicación está en el estilo populista de López Obrador, la movilización permanente de su electorado con un tema que apela al nacionalismo. Eso le puede dar más crédito entre sus partidarios. Es una política de gestos, habrá un momento incómodo pero no se va a jugar la relación bilateral y con la UE por este tema", opinó Antonio Gil Fons, profesor de relaciones Internacionales en la Universidad de Guadalajara. 

Español con muchos años en México, Gil Fons considera que no habrá "enemistad con España", pero sí se jugará con esta "interpretación deformada de la historia" para obtener réditos electorales o de popularidad. "Habrá un enojo pero todo volverá a la normalidad en la relación bilateral. Claro, ese tipo de gestos no los hace con Estados Unidos porque sabe que de verdad puede echar a bajo sus vínculos con Trump", opinó el académico. 

En España algunas voces, como la del escritor Arturo Pérez-Reverte reaccionaron airadas ante el pedido de López Obrador.

López Obrador finalizó su video con un primer pedido de perdón "en nombre del estado mexicano" por la opresión a las comunidades indígenas en los últimos 200 años. "Por el exterminio de los yaquis, la represión contra los pueblos mayas durante el Porfiriato y la Revolución y el exterminio de la población china".


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.