Seguridad
Se activa operativo clamor para que AMLO dé el control de la Guardia Nacional a la Marina
Gobernadores y empresarios juegan fuerte en favor de Ojeda. El rol de Salinas Pliego. El Pentágono hace su juego.

En las últimas horas tuvieron lugar algunos encuentros en las oficinas de  Ricardo Salinas Pliego en donde se habló de hacerle llegar a Andrés Manuel López Obrador un pedido para que el almirante Rafaél Ojeda Durán sea quien defina el mando de la Guardia Nacional, que hoy viernes se confirmo estará a cargo de un militar. Al planteo empresario se sumarán en lo inmediato algunos gobernadores (el principal Alfredo Del Mazo) y, desde ya, la Embajada de EU que siempre ha preferido operar con la Semar antes que con el Ejército.

No es una cuestión fácil porque tanto el presidente como su entorno directo están más convencidos de darle la posición a Crescencio Sandoval, jefe de la Sedena que ya ha conseguido varias concesiones del mandatario, en materia de recursos, atribuciones y beneficios. En la dinámica de las reuniones matutinas en Palacio Nacional suele ser habitual que el presidente aparece acompañado por Sandoval, con quien suele conversar temas previos, lo cual genera una irritación que es apaciguada por la dureza del horario.

Los hombres de negocios creen que Sandoval no es muy diferente a Salvador Cienfuegos pero le achacan cierta dificultad en los manejos políticos y en la coordinación con mandatarios estatales. Sandoval tiene dos objetores centrales entre los gobernadores. El gobernador de Baja California Sur Carlos Mendoza Davis y el de Querétaro Francisco Domínguez. Ambos panistas que se han quejado con Alfonso Durazo por ciertas determinaciones de la Sedena que los afectan. Es obvio: son entidades con una situación de seguridad medianamente controlada que no quieren ver decrecer.

Durazo es un factor a considerar. El secretario reconoce en la Marina a una fuerza eficiente pero no termina de recomponer su relación con Ojeda. Heridas que quedaron de la tragedia del matrimonio Moreno Valle, cuando la Marina fue la primera en llegar a la escena de los hechos, antes que Durazo. Un episodio espinoso sobre el cual el Gobierno no quiere emitir palabra.

El otro actor determinante es el general retirado Audomaro Martínez, el principal asesor de seguridad de AMLO. Fue el ideólogo de que la Guardia Nacional fuera dirigida por Alejandro Gertz Manero pero las circunstancias lo empujaron a este a la Fiscalía General. El militar es el principal impulsor de la Guardia, tal como reveló LPO, tomó la idea de un documento elaborado por un general chileno en base a los Carabineros, la policía militarizada del país sudamericano.

En EU el gran aval que tiene Ojeda, que esta semana inició su avance sobre el control de los puertos, es el general Robert Meller, figura top del Pentágono a cargo del cuerpo de Marines y quien ya tenía muy buena relación con el antecesor de Ojedda, el almirante Vidal Soberón.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.