Samuel García Sepúlveda
"El Gobierno Federal está asfixiando a Nuevo León: se llevan el 80% de lo que aportamos"
El senador Samuel García habló sobre del Bronco y del protagonismo que cobró el partido naranja tras el 1 de julio.

Pese a la derrota de Ricardo Anaya, Movimiento Ciudadano fue el único de la coalición que creció en las últimas elecciones. A diferencia del PAN o el PRD, la dirigencia de MC anunció un balance positivo: pasó de un instituto político de municipios a obtener su primera gubernatura, además de que incrementar el número de diputados en la Cámara de Diputados, y en los Congresos de los Estados.

En diálogo con LPO, joven, rápido y sin titubear, el senador Samuel García compartió su análisis sobre la situación que vive el estado de Nuevo León tras la aprobación del presupuesto 2019. Además, en una visión desde las entrañas de los contrapesos, reveló cuál es el estado de la oposición, la cual tiene frente a sí al partido más poderoso que se haya visto en décadas: Morena.

Me gustaría comenzar por el grupo #YoSíQuieroContrapesos, el cual según la lista inicial de Reforma lo integran buenos amigos suyos.

Todos son amigos. Unos son muy amigos, son colegas, como Agustín Basave Jr., Luis Donaldo Colosio o Emilio Álvarez. Yo creo que son manifestaciones prudentes el señalar que el país requiere contrapesos, pero está en una línea muy delgada de parecer un opositor.

En mi caso, que hace cuatro años dejé de ser activista y me convertí en diputado y ahora senador, ya no necesito tener una voz como activista, la tengo como legislador y hoy la ejerzo como senador. Por eso decidí mantenerme al margen, porque luego la gente te percibe como alguien opositor, o negativo, que nada más estaba viendo como afectar al gobierno.

Y al contrario, creo que hay muchas tareas bien ejecutadas que se deben de aplaudir, y hay otras que quizá no se esté de acuerdo, o mejor aún, no podría decir si están mal o bien, pero sí advertir que son peligrosas. Por ejemplo, la Guardia Nacional militarizada, la ratificación de mandato que mandó López Obrador, eliminar el fuero para todos menos para el presidente.

Es mi tarea decir «oye, espérame, o todos coludos o todos rabones». «Aguas con dejar al Ejército en la calle». «Aguas con ratificar mandato porque luego ya es una posible reelección del presidente». Tengo que ser muy sensato sobre qué temas, los de importancia, vamos a tomar y como contrapeso, senador, a dar mi voz. Por ello veo que es algo bueno que se sumen voces que quieran ser contrapesos, los famosos checks and balances de los americanos. Y en mi caso, tengo muy clara mi postura y por ahí seguiré.

Deteniéndome en una figura muy peculiar. ¿Qué le pareció la postura del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien se deslindó de este grupo?

Creo que va en el mismo sentido de un servidor. Él ya es gobernador de Jalisco, de los estados más importantes del país. ¡Qué mayor tribuna no quieres para hacer contrapeso que ésa! Entonces, creo que él también fue muy prudente entre otros al decir: «sí comparto las ideas, pero no quiero como tal pertenecer a un grupo que pareciera ser los contrarios». De por sí este ya es un país muy polarizado, quizá no abone.

Salomón Chertorivski, Juan Ignacio Zavala (sobrino de Margarita), y otras figuras se han integrado a Movimiento Ciudadano. Se habla que gracias a la relevancia que ha cobrado el partido naranja podrían sumarse más personalidades de la política. Juan Zepeda, Alejandra Barrales, por decir algunos nombres.

Estoy muy contento de que nuestra plataforma esté destacando siendo el único partido que creció en términos nominales además del bloque de Morena. Nos fue excelente en Jalisco y en Nuevo León, estados que son referentes internacionales. Por ello, no me extraña que personalidades de ese nivel se sumen.

La verdad es que desconozco si esta gente vaya a venir. Pero lo que sí tengo cierto es que el PRD está cayendo pedazos, así como el PRI que está teniendo conflictos externos e internos. El PAN También. Y yo lo vivo y lo percibo desde fuera. Movimiento Ciudadano por el contrario está unido, vivo. Deseo que siga creciendo y que sea una alternativa a los partidos tradicionales. 

Sin embargo, hay dos visiones importantes en el partido. Dante Delgado que mantiene una postura opositora al colocarse en un bloque frontal contra las propuestas del Ejecutivo, por un lado. Y por el otro, Alfaro, quien suele decir: «Trabajaré con el Gobierno Federal».

Yo que convivo con ambos, puedo decir que no son visiones diferentes. Al contrario, están alineadas en un tema que es federalismo. Lo que Dante muy prudentemente ha planteado es que cada vez que el Gobierno Federal quiere sacar una legislación que afecte a los estados, tenemos que oponernos porque no se le quite poder a Jalisco.

Cada vez que Andrés Manuel o el Gobierno Federal proponen leyes generales, leyes únicas o reformas constitucionales, si no sale un bloque a defender a los gobernadores, le pegas a todos y entre ellos a Jalisco, y no permites que destaque Alfaro como gobernador.

Convivo con ambos, Dante y Alfaro, y puedo decir que no son visiones diferentes. Al contrario, están alineadas en un tema que es federalismo.

Y a Alfaro le queda claro que su principal pretensión es que el Gobierno Federal lo deje trabajar para lucir. Entonces, yo creo que más bien son tareas distintas. Dante como contrapeso en el legislativo y Alfaro como gobierno en Jalisco. Con una misma idea, actúan de manera distinta pero con ese enfoque. Y por eso no veo un choque entre ellos.

«El norte vence la adversidad, mientras el sur-sureste tiene la bendición de la naturaleza, pero la desgracia de la flojera». Palabras del gobernador Jaime Rodríguez Calderón...

Yo odio cuando la gente generaliza y categoriza. Hay excepciones en todos lados y el comentario a parte de desafortunado, es muy ofensivo. Acabamos de ver cómo a Quadri le dieron a revolcada por decir algo así y en la manera en que lo dijo. Es muy diferente cuando alguien con las cuentas públicas y con la Ley de Coordinación Fiscal demuestra un reparto injusto, como lo hago yo en decir que no es justo que a Nuevo León le devuelvan el 20% de lo que aporta y a Oaxaca le den 15 veces más.

Claro que no es justo, y estoy siendo muy técnico, pero no es para lanzarse a decir que es por flojera. ¡Espérame! Él no conoce las particularidades que se han tenido allá en el sur, no conoce el abandono que tuvieron los programas sociales. Allá por ejemplo están divididos en muchos municipios. ¡Imagínate un estado como Guerrero o Oaxaca que tienen 500 municipios o asambleas populares! ¡Cómo coordinas y organizas eso!

Entonces, fue desafortunado que se ande diciendo que son flojos. Yo le diría que mejor ya no salga, desde que se aventó el mocha-manos, es un error tras otro. Nos deja muy mal parado a los neoleoneses, quienes somos parte de un país, somos solidarios y subsidiarios de nuestro país. No por ello dejados, pero tampoco ofensivos.

Como el anterior comentario lo ilustra, el Bronco ha sido muy crítico sobre la asignación de recursos para su estado, sin embargo llegó a reconocer que su balance respecto del presupuesto aprobado era positivo. ¿Comparte el entusiasmo del gobierno estatal?

No. Es un gobernador que ya se hincó ante la federación. Realmente él está circunscribiendo su dicho a las puras participaciones. Él dice que las participaciones crecieron 7% y es evidente: la ley obliga al ejecutivo a actualizar las participaciones. No es que le haya ido mejor o peor, es una regla del presupuesto. Pues sí, nomás que esas participaciones son el 23% de lo que tú das. 

Para decir que a Nuevo León le fue bien, es cuando regresen mínimo la mitad de lo que aportó. Cuando yo le doy al país 260 mil millones de pesos y me van a regresar 70 mil millones, es un grave castigo, más si este presupuesto creció de 5.2 billones a 6 billones. Ya sería el colmo que aparte te recortaron participaciones. ¡Olvídate, nos vamos a la Corte!

En Nuevo León no hay obra pública. No se mueve la economía y llevamos cuatro años sin invertir un solo peso en infraestructura. Eso te provoca tráfico, falta de movilidad, contaminación y descontento social.

Lo que nos dolió es que Nuevo León, pese a que sabe del trato injusto, tampoco sale con un solo proyecto productivo. Ni un méndigo folio extraordinario. A Tabasco le llovió presupuesto extraordinario, a la Ciudad de México también. A Nuevo León, de lo poquito que pedimos, recibimos una cachetada sucia, directa: «de tus vagones no hay, y no te pongo; de tu presa, me pediste 2 mil y te doy 200; y de tus penales, de otros 2 mil, otros 200». Oye, pues qué es eso. Nos fue horrible, pésimo en este presupuesto. Yo creo que fue un dicho del gobernador como para patear el bote. 

Nos están exprimiendo, no están matando. No hay obra desde hace 4 años, y no existe física, persona moral, que subsista si le quitas el 80% de su utilidad, con mayor razón un estado. Nos están asfixiando...

¿Pone en algún tipo de riesgo este presupuesto a Nuevo León? Pienso en seguridad.

Si. El riesgo es que hoy en Nuevo León no hay obra pública. No se mueve la economía y llevamos cuatro años sin invertir un solo peso en infraestructura. Eso te provoca tráfico, falta de movilidad, contaminación y un descontento social que va generando un círculo vicioso como el que hoy tenemos.

Lo que quisiera es que Nuevo León, con todo ese ímpetu de emprendedurismo e inversión extranjera directa, exportaciones, industria, también tenga la capacidad de negociación política que hoy nuestro gobernador no definitivamente no tiene.

Asumo por sus palabras que responsabiliza al gobernador de esta situación.

En las últimas encuestas que he visto, entre ellas las de alcalde y gober sobre cómo vamos, le ponen de calificación 20 de 100...

Mire, como las participaciones que les regresan...

Sí, son mediciones muy respetadas entre la IP local... Lo percibe como un corrupto el 70% al estado. Y lo más lamentable es que apenas va a la mitad, dijeras tú: «va de salida». No. Va a la mitad. Prometió revocación de mandato, con o sin ley, y está en la Constitución. Y no lo va a cumplir, porque lo van a mandar a su casa. El 80% de Nuevo León ya lo odia. Entonces, creo que está en un momento de crisis, y está afectando a nuestro estado. Porque si como decía Kennedy: si gobernar con la mitad es complicado, gobernar con el 80% en contra, estás hecho pedazos.

Hablando de inversiones y desarrollo en Nuevo León, trascendió que el empresario regio David Martínez fue señalado  por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos de respaldar financieramente a Venezuela. ¿Cómo recibió esta noticia?

Conozco a David y desconocía la nota, pero no me extraña. Precisamente fui a Canadá a un foro de relaciones internacionales y yo puse sobre la mesa el tema de Venezuela. Yo le preguntaba a los canadienses sobre qué opinaban de que un país tan importante como el nuestro en materia diplomática con América Latina siga conservando su postura de no intervención (la doctrina Estrada) y no quiera pronunciarse.

Tenemos que intervenir, pronunciarnos y apoyar a Guaidó y convocar a elecciones con supervisión internacional y sacar a ese dictador de Maduro.

Para sorpresa, porque había senadores de Morena, los canadienses me secundaron diciendo que esa doctrina ya es obsoleta, que en este mundo globalizado no puede una doctrina ser una cartilla o un cheque en blanco para que estados violen derechos humanos de su gente y que México debería de intervenir, porque mediar no era sino apoyar a Maduro. Y la crisis ya está.

Tenemos que intervenir, pronunciarnos y apoyar a Juan Guaidó y convocar a elecciones limpias con supervisión internacional y sacar a este dictador que está afectando a Sudamérica y obviamente a su gente.

Y respecto a las inversiones de Grupo Alfa en Venezuela, ¿cuál es su análisis? ¿Ve en ello sólo negocios o hay un trasfondo político?

Desconozco si hay un tema político. Yo creo que como empresa transnacional, el hecho de que un gobierno deje de respetar el estado de derecho y las inversiones, claro que te afecta como muchos empresa europeas se han quejado hoy de nuestro gobierno por el tema del Nuevo Aeropuerto. Pero no creo que sea un tema político, sino estrictamente un tema económico.

Finalmente, hablemos de su triunfo en tribunales para la apertura de las Estancias Infantiles y la respuesta del Gobierno Federal.

La respuesta del Presidente sigue siendo para mí agridulce. Agria en el sentido que ahora manifiesta que el 70% son corruptos. Si son 9 mil 300, estás hablando que 6 mil y pico son corruptos. Eso me molestó, pero me agradó que afirmó que de ser cierto, como lo es, acatará la resolución de amparo para la operación de Estancias Infantiles.

Si eso es cierto ya debiéramos ya tener publicadas las reglas 2019, reglas que ya estaban listas pero que a última hora modificaron, y en cuanto a se publique, en ese momento tiene que empezar a ejercer los recursos para reactivar las estancias. Además, el gobierno se puso de pechito: los abogados sabemos que en nuestro estado de derecho no puede el ejecutivo variar, modificar o cancelar lo que el legislativo aprobó. Entonces, este capricho unilateral e ilegal iba a ser ganado en tribunales. 

Afortunadamente, como no es materia fiscal sino materia administrativa-gubernamental, tuvo efectos generales. Entonces, los efectos son dos muy puntuales: publicar las reglas que aplican en todo el país y ejercer el etiquetado, que al ser un resultado de egresos federal, tiene efecto a nivel nacional. Le va a servir a todas las estancias que hoy están siendo cortadas en su derecho adquirido.

Y creo además que más allá de una victoria para Samuel García o para Movimiento Ciudadano, es una victoria de 300,000 familias. Por eso yo le aposte al amparo. En este amparo, le metimos mucho al incidente de suspensión y los resultados son estos.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.