Negocios
La molestia de Salinas Pliego con Scherer, detrás de sus duras críticas a la conducción de López Obrador
Operadores de Tv Azteca agitan la idea de que Julio Scherer no escalaba sus preocupaciones. El teléfono descompuesto con Mendoza.

"Tiene un problema con la confianza y la delegación", fue la frase que más resonó en los pasillos de Palacio Nacional. Ricardo Salinas Pliego hacía público a través del Financial Times su creciente malestar con la 4T, justo cuando se había instalado como el empresario favorito de Andrés Manuel López Obrador. El mensaje cimbró la mesa chica, muy chica del Gobierno.

Que la decisión de cancelar la obra del aeropuerto había sido equivocada, que los planes populistas siempre habían fracasado, que había que retomar la senda de los joint ventures de Pemex. Demasiados golpes en una sola aparición pública. ¿Por qué Salinas Pliego salía a con esa fiereza?

Los operadores de TV Azteca aseguran que el empresario se sintió muy molesto porque sus temas no escalaban ni encontraban solución, sino que se frenaban en Julio Scherer, el colaborador más cercano y operativamente más activo de López Obrador. Ese fue el mensaje que sus propios cabilderos le argumentaban al magnate. Con un agravante: la caída de sus negocio minero en Baja California Sur.Sin consulta, López Obrador veta la mina de Salinas Pliego en Baja California Sur.

Pese a su alianza con AMLO, Salinas Pliego contrata a un asesor clave de Peña Nieto 

"Lo del Aeropuerto lo iniciaron otros, lo de la Termoeléctrica lo iniciaron también en el Gobierno pasado. Y esto -el mega proyecto minero Los Cardones- me toca a mí iniciarlo y yo digo no. Tengo la facultad", se justificó AMLO al cancelar la consulta para ver qué opinaba la ciudadanía. En lugar de ir ganando intereses, Salinas Pliego entendió que los estaba perdiendo.

Un dato: Salinas Pliego soportó durante meses que la revista Proceso lo cuestione permanentemente, al punto de ser catalogado como el "aliado siniestro" del Presidente. La revista fundada por el padre del Consejero Jurídico de AMLO, expone desde hace meses todos los negocios polémicos que encaró el Grupo Azteca desde el gobierno de Salinas de Gortari.

Se lo señaló por evadir impuestos, por apropiarse de terrenos en Malinalco, por las estrambóticas tasas de interés que cobra en sus tiendas y préstamos. También se lo acusa por ser beneficiado, ahora en la 4T, por los servicios financieros que brindará para la entrega de planes sociales, además de proyectos de energía limpia que habría pedido para realizar en este sexenio.

Quienes conocen la relación de AMLO y Salinas Pliego, niegan que pueda haber un cortocircuito directo con Scherer. El Consejero Jurídico habría sido el encargado de acercar posiciones entre ambos previo al inicio de la campaña. Como el propio empresario reconoce al Financial Times, la relación con López Obrador había quedado un poco herida después de negarse defender su postura de que le habían "robado" la elección.

En Palacio Nacional creen que la sugerencia de salir a pegarle al gobierno, en una suerte de teléfono descompuesto, habría sido de Jorge Mendoza, uno de sus principales operadores políticos -su hijo es director general de Banobras- que quedó como cabildero de los temas del Grupo Salinas y que tendría a cargo la relación con Scherer. 

¿Habrá conseguido que sus proyectos tomen impulso después de abrir fuego contra su aliado? Se trata de una estrategia que suele molestar a López Obrador, como ya le ocurrió con Carlos Slim y su intervención en defensa del Aeropuerto de Texcoco, en plena campaña. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.