Negocios
Fuerte apoyo de BlackRock a AMLO: "Queremos contribuir a un México que crezca y sea más próspero"
En Mérida, AMLO cruzó elogios con Larry Fink. En privado le garantizó más inversiones, pero le pidió: "Es urgente que se respete la ley".

Horas antes de llegar a Mérida, Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado por la actitud que ha tenido ante los golpeteos de Donald Trump, pero el Presidente reiteró que no se peleará con el Gobierno de Estados Unidos. La respuesta toma más fuerza ya en su encuentro en la ciudad yucateca, cuando le agradeció a su homólogo estadounidense su "apertura y constante diálogo" en temas de migración y comercio. 

Este giro amistoso ocurrió en el foro de US-México CEO Dialogue, donde frente a empresarios, funcionarios, inversionistas y representantes comerciales de ambos países, López Obrador fue enfático en la necesidad de tener una relación sana con los vecinos de norte. "Debo agradecer al presidente Donald Trump por estar abierto a tratar nuestros asuntos comerciales, migratorios y de seguridad con respeto".

Agregó que Trump ha tratado estos temas "de la manera más eficaz: mediante el diálogo permanente y con la cooperación para el desarrollo", con lo que también agradeció la presencia del secretario de Comercio de Estados Unidos, Wibur Ross.

AMLO niega que haya un alza en el número de asesinatos: "Yo tengo otra información"

En la conferencia matutina que ofreció este mismo viernes, López Obrador había sido cuestionado por Jorge Ramos sobre esta actitud de "silencio" ante lo que denominó bulleo por parte del presidente estadounidense. En efecto, desde que tomó protesta, AMLO prefiere evitar cualquier confrontación con el magnate neoyorquino, quien no ha moderado sus mensajes vía twitter para presionar a México a impedir el paso de migrantes por la frontera.

En momentos, Trump ha reconocido la labor del gobierno mexicano, pero en otros días ha criticado que no se ha hecho nada, mientras que insiste en pedir al Congreso de ese país recursos para la construcción de un muro. En tanto, la política de la 4T ha sido la de evitar confrontaciones y cada vez que el presidente mexicano ha sido cuestionado al respecto, insiste en que no habrá confrontación.

Pero en días recientes ha quedado en duda que esté cumpliendo su promesa de realizar un trato humanitario en cuestiones de migración de indocumentados, pues ha habido serias acusaciones de detenciones a centroamericanos, impidiendo su paso a Estados Unidos. El pronunciamiento ocurre también en un momento en que se mantienen los aranceles al acero, medida que tomó el Gobierno de Trump argumentando que estas importaciones resultaban un peligro para dicho país.

"Creo que este encuentro es un ejemplo de esta política que debemos de procurar y seguir. Una política que se puede mantener cuando hay voluntad sincera en los sectores productivos y en los Gobiernos de las dos naciones", dijo López Obrador desde Mérida, coincidiendo con el discurso previo de Larry Fink, co-fundador de BlackRock, al que llamó tocayo -por compartir estudios similares-.

La visita de Laurence Fink fue quizás el aspecto más destacado del evento. El CEO de unos de los fondos de inversión más poderosos del mundo dijo que está dispuesto a colaborar con México, para que pueda crecer y ser más próspera.

"Llegué a México por primera vez en 1971. Cuando estaba en la universidad, en realidad llené mi mochila y me vine de Los Ángeles hasta la Ciudad de México. Me enamoré de México en aquella época y mi entusiasmo nunca ha desaparecido. Así que para alguien con tanto afecto por este país me siento muy triste por toda la tensión que ha surgido entre nuestros países", dijo -casi en rol de mediador- frente a funcionarios de las dos naciones.

En un discurso que tomó los mismos ejes que suele elegir AMLO, Fink aseguró que México puede lograr una prodperidad "que se comparta en toda la población y que no solamente la disfruten unos cuantos (...) porque un México más inclusivo es un México más fuerte". Minutos más tarde, el tabasqueño calificaba sus palabras como "extraordinarias".

AMLO también se refirió al presidente de la American Chamber of Commerce, Thomas Donohue: "Nos comprometemos en hacer realidad la santidad de los contratos. Los compromisos en México se cumplen", dijo luego de firmar una declaración entre ambos países que anuncia el concepto de Frontera XXI para potenciar el flujo de inversiones entre ambas naciones.

"Por nuestra parte nos comprometemos con hacer valer un auténtico estado de derecho. Nos comprometemos a respetar los compromisos que se hicieron para la aprobación del tratado de Libre Comercio. Nos comprometemos a desarrollar el sureste de nuestro país y cooperar con el desarrollo de los países centroamericanos, para que la migración sea opcional y no forzosa por falta de oportunidades o por violencia", dijo.

Habló de los proyectos como el tren maya, el del istmo de Tehuantepec, de modernizar el sector energético y continuar fomentando la inversión. "Necesitamos entendernos unos a otros. Al hacernos podremos crear una mayor prosperidad tanto para los ciudadanos de México como los ciudadanos de Estados Unidos".

Por su parte, Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, dijo que en el encuentro que sostuvieron a puerta cerrada se tocaron los temas de la nueva reforma laboral que está aún en el Congreso, dijo temas energéticos "para entender mejor algunos conceptos", así como la importancia de mantener las fronteras abiertas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.