Prensa
López Obrador a la prensa: "Si se pasan, ya saben lo que sucede"
Dijo que él respetaba la libertad de expresión pero que la población está muy consciente. Insistió también en su derecho de crítica.

El mensaje de Andrés Manuel López Obrador fue leído por más de uno como una amenaza contra lo prensa. Primero, el mandatario federal felicitó a los reporteros que cubren cada mañana sus conferencias por su prudencia, para luego lanzar: "Si ustedes se pasan, pues ya saben, ¿no? lo que sucede".

Ese ritual matutino se ha vuelto para los defensores, un espacio nunca visto de oportunidad de cuestionar al presidente, una oportunidad de diálogo; para sus críticos ni siquiera gustan de llamarlas conferencias, y señalan un espacio donde el presidente contesta solo lo que quiere y le permite el control de la agenda informativa. Pero la presencia de Jorge Ramos, en su ya conocido manejo de preguntas explosivas, incómodas y que suelen generar polémica, marcó un parteaguas al cuestionarlo sobre temas de seguridad.

De nuevo, las dobles lecturas. Hubo quienes alabaron la participación del periodista mexicano que colabora para Univisión, calificaron su participación como oportuna, necesaria y lo consideraron el ejemplo que los demás reporteros, que de lunes a viernes se alistan desde las 06:00 horas para entrar a Palacio Nacional, deberían tomar. Otros, en cambio, le criticaron el show mediático para darse publicidad.

En esa tónica precisamente se refirió un comunicador en la conferencia de este lunes para preguntarle a López Obrador su opinión sobre la participación de Ramos. En un principio, el jefe del Ejecutivo se limitó a decir: "Lo mejor es la libertad el que nos podamos manifestar".

AMLO niega que haya un alza en el número de asesinatos: "Yo tengo otra información"

Comenzó así una extensa reflexión que llevó a comentar que vio, luego de la presencia del periodista de Univisión, a un columnista diciendo que los que asistían a sus conferencias no eran buenos periodistas y Jorge Ramos sí. "Yo con todo respeto discrepo y creo que no son solo buenos periodistas sino son prudentes, porque aquí les están viendo. Si ustedes se pasan, pues ya saben, ¿n0? lo que sucede. Pero no soy yo. Es la gente. No es conmigo", dijo.

Ya minutos antes reiteraba su confianza en la ciudadanía, en su sensatez. "Siempre he dicho que el verdadero cambio se ha dado porque ya cambió la mentalidad del pueblo. Esa es la transformación. Esto nos ayuda mucho para que los ciudadanos sean los que pongan a cada quien en su lugar. Que nos pongan tanto a ciudadanos como a las autoridades, a los medios, en nuestro lugar", dijo.

Son ya varios los espacios de opinión en diversos medios que han lanzado duras críticas a estos espacios matutinos y a la labor que realizan los enviados por los medios. Una de las plumas más reconocidas en ese sentido es Jorge Castañeda, quien ha criticado la falta de preparación por parte de los comunicadores. Y precisamente este lunes lanzó en su espacio de El Financiero su columna Ramos y la fuente presidencial.

"(...) Lo más interesante me pareció el contraste entre el comportamiento de Ramos y el de los demás participantes -no quiero decirles colegas- en las dizque conferencias de prensa de AMLO desde el 2 de diciembre". Castañeda continúa: "Hemos señalado el carácter patito de las mañaneras de AMLO. Medios patito, integrantes patito de la fuente de Presidencia, preguntas patito de los participantes, respuestas patito de AMLO, reacciones patito (sin seguimiento) de la fuente".

Y por el otro lado, alabó al periodista cuya carrera se desarrolló en Estados Unidos: "Pero Ramos los puso en evidencia. Llegó preparado: con sus datos en mano. Fue conciso: sin idioteces de contexto, antecedentes o calentamiento por nervios. Hizo el seguimiento -respetuoso- de su pregunta cuando AMLO no contestó. Y después relató con claridad su versión del contenido del intercambio. Esto sencillamente es imposible que suceda con la enorme mayoría de los reporteros de la fuente presidencial"-

De ahí, la respuesta de López Obrador. "Ya no es el tiempo de antes en que se titulaba a través de los medios de comunicación, los conservadores siempre le han apostado a eso". Sin embargo, también reconoció las quejas que ha suscitado su constante señalamiento de prensa fifí. En ese mismo espacio más de uno le ha solicitado que pare con dichas descalificaciones.

El golpeteo suele ser contra el Reforma, medio con el que la semana pasada se confrontó luego de que diera a conocer la carta que mandó a Pedro Sánchez para solicitar que se ofreciera perdón a México por la conquista. El presidente dijo que el diario debería dar a conocer la fuente que reveló dicha información. Por su puesto generó críticas, él mandatario aseguró que no era tampoco una obligación y que respetaría si no revelaban este dato.

En ese sentido dijo: "Dicen, es que el presidente no debe de desacreditar a los medios; ¡ah! pero los medios si pueden desacreditar al presidente y el presidente no se debe de defender, se tiene que quedar callado. Eso sí no. Voy a ejercer mi derecho de réplica siempre, con respeto"

Finalizó: "Entonces, qué bien que se dan estas cosas porque ayuda, enriquece la vida pública del país y que además, si nosotros damos un dato equivocado, corregirlo, que nos estén ustedes haciendo contrapeso. Que nadie se sienta absoluto".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.