Economía
Teoría Monetaria Moderna: El polémico debate que agitan Sanders y Ocasio-Cortez
El Green New Deal y la teoría que enfrenta a progresistas con centristas. ¿De qué se trata y por qué no aparece en el radar de la 4T?

La advertencia es lapidaria: "Queridos Demócratas, Cuando sientan la urgencia de unirse a este sinsentido, por favor #resistan. Gracias. sk".

El video que acompaña al tuit, fijado hasta arriba de la cuenta de Stephanie Kelton desde el 26 de abril de 2017, muestra varios clips de políticos de ambos partidos que alertan sobre los peligros del crecimiento del déficit -la deuda- de EU. El video no distingue edad, género ni credo político-económico. Desde Ronald Reagan, hasta Barack Obama -pasando por los Clinton, Paul Ryan, Chris Christie y una docena más- todos hablan de la deuda como el peor de los males.

"Tenemos que manejar este problema de deuda a largo plazo, o él nos va a manejar a nosotros", se escucha decir a Bill Clinton. "Les estoy pidiendo, únanse a nosotros para detener este desastre fiscal. Únanse a nosotros para proteger a nuestros hijos de la carga de una deuda aplastante", dice en otro clip el expresidente de la Asamblea de Representantes Paul Ryan, quien hace un año y medio impulsó, sin un ápice de ironía, un recorte fiscal para las corporaciones que provocó un endeudamiento de un billón de dólares a las arcas estadounidenses.

Kelton es la consejera económica senior de la campaña presidencial del senador Bernie Sanders rumbo a 2020 y profesora de economía y política pública en la Stony Brook University. Antes de eso, Kelton pasó por el Senado, donde fue jefa de economistas en el Comité de Presupuesto en 2015. Pero, por encima de todo, Kelton es conocida en el medio de monjes económicos como la principal vocera y defensora de la Teoría Monetaria Moderna, heterodoxa visión que impulsó desde el influyente blog New Economic Perspectives. Sus esfuerzos le valieron aparecer en la lista de Politico "50 pensadores, hacedores y visionarios que están transformando la política de EU en 2016", el mismo año que Sanders por poco le arrebata la candidatura presidencial a Hillary Clinton.

Pero lo que en verdad colocó a la TMM al frente del debate no fue la candidatura del progresista Sanders, sino el Green New Deal que presentaron la congresista rockstar Alexandria Ocasio-Cortez -discípula y excolaboradora de Sanders- y el senador Ed Markey. El objetivo: rescatar al mundo del cambio climático y relanzar la economía clasemediera estadounidense, como lo hiciera Franklin D. Roosevelt en los años 30.

LPO platicó con el economista Jesús Reséndiz, quizás el único mexicano que ha dedicado su carrera al estudio de la TMM y que estudió directamente con Kelton.

¿Cómo explicarías en términos simples la TMM?

Es un enfoque que explica realmente la función del dinero en la economía, en la política monetaria y la política fiscal. Sostiene que un Gobierno con  determinado "nivel de soberanía monetaria" -que emite su propia moneda y la colecta a través de sus impuestos-  no tiene, hasta cierto punto, limitación financiera para proveer inversión pública. Eso es uno. Dos: La TMM se enfoca más en privilegiar el equilibrio macroeconómico por encima del equilibro fiscal. Lo que se busca [tradicionalmente] es equilibrar el presupuesto, el ingreso igual al gasto. Nosotros decimos que, con base en evidencia, lo que gasta el gobierno es el ingreso del resto de la economía, y eso lo podemos comprobar. El caso más particular es EU, un país que a lo largo de su historia económica ha tenido enormes déficits públicos. Los números rojos del Gobierno son los números negros del resto de la economía. Un tercer elemento es que, considerando el nivel de soberanía monetaria, la restricción de una economía no es financiera, sino que está en función de los recursos reales de esa economía.

Demócratas giran más a la izquierda y proponen un revolucionario Green New Deal

¿Cómo explicarías esa restricción?

Ejemplo: tienes tu moneda. Sabes que esa moneda la podemos usar para comprar cosas. Supongamos que queremos echar andar un plan de salud. Necesitamos hospitales, enfermeras, médicos, equipo especializado. La pregunta aquí es ¿tiene el país los recursos reales para este plan? En caso que el país cuente con esos recursos, entonces es posible emplear la moneda nacional para ese propósito. Esa es realmente la restricción, no la parte financiera. 

¿Y el riesgo inflacionario?

Un cuarto elemento de la TMM es que hay que empatar los recursos financieros (monetarios) con la disponibilidad de recursos reales que posee la economía, vigilando que no se generen presiones inflacionarias. La TMM propone desbaratar la retórica de la austeridad y fijarse en los recursos reales de la economía. Un Estado no tiene por qué recortar, no es una empresa que tenga que vender cosas para hacerse de recursos. Si tienes la moneda, puedes usarla.

Economistas como Paul Krugman, quien es de corte progresista, han sido muy críticos de su escuela económica.

Ellos realmente no han puesto una critica de la TMM sobre la mesa. La TMM te dice cómo opera el sistema financiero moderno. No hay cómo hacerle una crítica.

Los economistas más tradicionales, incluso algunos progresistas, argumentan que si se dispara el déficit se dispara la inflación. ¿Por qué es falso este argumento bajo la TMM?

El caso de Krugman es particular. Ellos -bueno, Krugman- dice que critica la TMM, pero realmente no ha puesto sobre la mesa una crítica real. · La TMM considera el nivel de soberanía monetaria de un país y la disponibilidad de los recursos reales de éste, es decir considera las presiones inflacionarias que puedan surgir. Además, la TMM emplea a los impuestos como mecanismos, entre otros, para drenar recursos monetarios de la economía y así contener la inflación. 

Por ejemplo, cuando fue la crisis de 2008, Krugman, en una columna del NYT dijo que los déficits salvaron al mundo. Es decir, él mismo reconoce que fueron los déficits los que aminoraron la crisis para que no tuviera el impacto que tuvo la de 1929. Cuando pasó lo de la crisis los políticos de EU voltearon a ver a Grecia, y dijeron "no queremos vernos en ese espejo", el de un país con grandes deudas que no puede pagar. Aquí la diferencia es que Grecia no tiene una moneda. Su política monetaria está sujeta por el Banco Central Europeo. Sólo tienen control de su política fiscal. EU, por tener soberanía monetaria, y aquí es donde entra la TMM, se puede quedar en bancarrota. Si el Gobierno de EU tiene una deuda en dólares, simplemente puede cancelar la deuda. Los políticos vieron a Grecia y tomando en cuenta que están asesorados por economistas más ortodoxos, dijeron "bueno, hay que reducir los déficits". Imponer la austeridad. La recesión de 2008 impulsó el segundo aire de esa política anti-déficit. En México se quiere impulsar un consejo fiscal. El año pasado varias organizaciones dijeron que querían un consejo fiscal que funcione como un contrapeso al gobierno. Esto viene de esa lectura errónea de los déficits.

Stephanie Kelton, profesora de economía y asesora de Bernie Sanders

¿Qué rol tendría ese consejo en nuestro país?

El consejo fiscal lo que buscaría es mantener a raya el gasto público. Todo este furor por la deuda surgió a partir de esta mala interpretación de la crisis de 2007-2008. A la gente le dicen "oye el país se está endeudando, esa deuda le va a pasar a tus hijos". Obviamente la gente se va a asustar. Lo que la gente no sabe es que las finanzas de una empresa o de una familia son diferentes a la macroeconomía; a las finanzas de un Gobierno. Una empresa tiene que vender para tener ingresos, si no tienen ingresos tienen que pedir prestado. Se endeudan. Pero un Estado con determinada soberanía monetaria no puede quedar en quiebra en su propia moneda. Algo muy diferente pasa en Europa, pero países como México, Canadá, EU, pueden hacer moneda, siempre tomando en cuenta las restricciones de los recursos reales del país para que no se dispare la inflación.

¿Qué consecuencias ha tenido el pensamiento económico ortodoxo?

Se ha formado toda una retórica que tiene atados de pies y manos a las economías. Como son temas complejos para la gente de a pie, es muy difícil conocer la verdad. Es aquí donde la Teoría Monetaria Moderna, este pequeño grupo de economista, han bajado todos esos conceptos a un nivel más sencillo de comprender. La gran sorpresa es que Bernie y AOC han puesto esa agenda en Washington y que el propio Trump haya tenido que lanzarse en contra del Green New Deal. Les está pegando fuerte a los conservadores. En cierta manera están aceptando que lo que estamos diciendo es verdad. El otro día veía un tuit de Pablo Bortz, un muy buen economista argentino, que decía que la Teoría Monetaria Moderna sin duda va a cambiar el status quo en Washington.

¿Qué tanto se está discutiendo este tema al interior del Gobierno de AMLO? Considerando que se trata de una administración con matices progresistas. ¿Alguien le está hablando de TMM al presidente de México?

No creo. Es una de las cosas que el equipo económico de AMLO debería tener en el radar, porque es el debate económico que se está dando en EU. Yo he sido el único que más o menos ha hablado de este tema. En las noticias en México no se habla de TMM, y se habla muy poco del Green New Deal.

¿En México eres el único economista que está hablando de esto?

Pues... parece ser que sí. Lo he abordado en artículos en Milenio y pretendo seguir haciéndolo en otros lugares. Se habla incluso de una reforma fiscal en México, desde mi perspectiva lo que se debe discutir es replantear el enfoque fiscal en nuestro país. Una reforma te va a llevar exactamente a lo mismo: no puedes hacer una recaudación fiscal si la economía no crece. Necesitas usar un mayor gasto público que permita solucionar los grandes problemas del país, considerando la disponibilidad de los recursos reales de la economía. 

La congresista Alexandria Ocasio-Cortez

Para ponerlo en términos sencillos, ¿qué podría hacer el Gobierno para impulsar la economía desde los principios de la TMM?

Vamos a ponerlo así. El Gobierno debe de pensar, por ejemplo, en vez de privilegiar un equilibrio en el presupuesto, se debe desarrollar un presupuesto que canalice los recursos financieros y reales "necesarios" para la solución de los problemas que aquejan a toda la población, es decir el gobierno debe desarrollar y aplicar un presupuesto orientado a misiones específicas o basado en un enfoque de finanzas funcionales. Digamos que se proponen a resolver el problema de falta de infraestructura en todos los estados. Debe ser un presupuesto que tenga los recursos financieros y reales necesarios para resolver este problema. Por ahí podemos empezar. Con un ejercicio a nivel presupuesto que ponga por delante las prioridades, y no la restricción financiera. Creo que sería una primera etapa. Esto permitiría impulsar una política industrial orientada a la innovación, que genere altas expectativas de crecimiento a futuro y que permita a las empresas invertir. El Gobierno de México tiene el poder del monedero. Hay que saber usarlo de forma inteligente para resolver las necesidades más apremiantes de la economía. 

Sin duda, la economía mexicana es diferente a la estadounidense. Por ejemplo, los países en desarrollo tienen problemas de deuda externa y un débil sector industrial nacional. No obstante, si bien estos factores son adversos para una nación, tampoco significa que ésta no pueda hacer uso de su determinando nivel de soberanía monetaria para solucionar sus problemas. En este caso, las autoridades mexicanas tendrían que definir hasta qué punto es posible usar el peso mexicano para hacer crecer la economía. Mi colega Fadhel Kaboub quien es Presidente del Instituto Global para la Prosperidad Sostenible, considera que México puede usar su "nivel de soberanía monetaria" para impulsar una política industrial orientada a la innovación. Kaboub menciona que empleando adecuadamente el determinado nivel de soberanía monetaria del Estado mexicano y aplicándolo a esta política industrial, es posible arrancar de raíz el problema de estancamiento que padece México desde hace décadas.

Se me ocurre que economistas más ortodoxos argumentarían que esta visión podría, por ejemplo, impactar los mercados de manera negativa, o disparar la inflación, o afectar la nota país. ¿Qué opinas de estas críticas o temores?

Mira, pensemos en Japón. Japón ha sido una economía que también refleja lo que propone la TMM, ha tenido niveles de deuda altos y sin problemas de inflación. Ellos -los japoneses- echaron para adelante el poder de su moneda. Están invirtiendo fuerte, y las calificadoras los han puesto al nivel de países en vías de desarrollo, y en términos económicos no ha importado. ¿Para qué te sirve una calificación? Para pedir financiamiento en mercados extranjeros. Y bueno, la moneda de México no es el dólar. Obviamente hay cosas que tienes que comprar, que importar, y necesitas el dólar. Pero hay cosas que puedes adquirir con el peso, por ejemplo, generar empleos. Sí se puede. Realmente es una cuestión de hacer a un lado ciertas ideas y enfocarse a reconfigurar el modelo económico. Repito: hay que ver lo que está pasando ya en Washington. Tiene que servir como guía para países como el nuestro. Históricamente se ha hecho. No tiene por qué haber ningún problema. Claro que se tiene que hacer con cuidado y con un análisis de por medio. Hace poco el INEGI sacó los porcentajes de crecimiento, y no salimos de ese 2%. Esta es una gran oportunidad para tomar una opción diferente y salir de esta inercia que estamos viviendo.

Tener una visión donde se privilegie resolver los grandes retos del país por encima de la restricción financiera, siempre considerando el espectro, o el nivel de soberanía monetaria del país. EU y México son diferentes, ellos pueden hacerse de todo, y México no. De todas formas, la moneda mexicana tiene cierto poder de compra y la estamos limitando. Es un mecanismo que ahí está.

¿Qué otra nación ha aplicado este principio de manera efectiva?

El ejemplo más emblemático es EU bajo Roosevelt: el New Deal. Todo el plan que echó hacia adelante para reiniciar la economía fue sin necesidad de una reforma fiscal ni depender de los impuestos para poder gastar. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.