Proyecciones
Gurría afirma que la proyección de AMLO de crecer al 4% es posible "sólo si se atiende a Pemex"
Dice que la petrolera es un riego para la estabilidad que se corregiría con el uso de fondos de estabilización. Criticó políticas fiscales pasadas.

 Para la OCDE, es posible los planteamientos que sostiene Andrés Manuel López Obrador de lograr un crecimiento promedio de 4% y cerrar el sexenio en 6%, sin embargo, no es una declaración de optimista apoyo, pues hay matices en esta declaración, sobre todo, el mensaje de que sin una mejora de Pemex, México estará en una situación de contingencia.

El organismo tampoco es ajeno a los resultados de estancamiento de la economía durante el primer trimestre y coincide con los pronósticos de enfriamiento económico mundial, por lo que hizo su segundo recorte a la proyección de crecimiento del PIB para este año, pasando del 2% al 1.6%, un ajuste que es de los más optimistas en el mercado y que incluso se alinea con la proyección de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Además, en su Estudio Económico de la OCDE de México, considera que la economía puede repuntar el próximo año y llegar al 2%. Un estimado aún debajo de la proyección de López Obrador, pero aún por arriba de otros pronósticos, en un pronunciamiento en donde subraya que el menor crecimiento es también consecuencia de circunstancias exteriores.

Urzúa descarta una recesión y afirma que el próximo trimestre la economía repuntará

"Yo creo que sí y espero que sí. Ofrecemos toda nuestra cooperación para que así suceda", afirmó en conferencia el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, al ser cuestionado sobre la promesa de crecimiento económico de AMLO, quien recordó que ya se han logrado crecimientos similares a los planteados, en sexenios anteriores, con circunstancias también adversas.

"En el sexenio del presidente Zedillo tuvimos una crisis enrome y luego terminamos creciendo como a 6-7% como el presidente López Obrador anunció que pretendía, con un promedio de 4% y llegando a ese nivel. Esto ya sucedió, eso quiere decir que es posible hacerlo. Esperemos que esto pueda ir caminando ver una dinámica en donde efectivamente crecemos al 6%".

Sin embargo, el respaldo es cauto: "El tema no es los promedios sino las tendencias: para donde van las cosas, qué dirección se toma y qué se le deja al próximo Gobierno", acotó Gurría. También agregó que es posible aumentar la inversión, "pero no es un tema voluntarista", recordando que es normal una caída en ella en los primeros meses de un nuevo Gobierno, pero que hacia adelante se tiene que consolidar el ejercicio del presupuesto.

"Fuimos culpables de la excesiva deuda de Pemex"

Un problema en particular concentró las preocupaciones de Gurría: Pemex, al que calificó que ya está en una situación de contingencia que "pone en riesgo la estabilidad de México", por el peligro que corre, a su paso, la calificación crediticia de México.

"Resolverlo es esencial porque ya tenemos una contingencia y hay que abordarlo y mantener señales claras", dijo, en la conferencia que ofreció junto a Carlos Urzúa. Respaldó en este sentido la estrategia de hacer uso del fondo de estabilización que tiene Hacienda para el pago de la deuda inmediata de Pemex.

Ahí, lanzó una dura crítica o autocrítica, sobre las políticas fiscales anteriores, pues las reconoció como las grandes responsables de la crítica situación de Pemex, la petrolera estatal más endeudada del mundo. "Nosotros creemos que si vemos la historia para atrás, Pemex tiene hoy demasiada deuda, pero es resultado de la política fiscal que siguió la federación a lo largo de estas décadas y ahí me incluyo yo, como parte de los responsables. El destino ya nos alcanzó".

Explicó: "Le quitábamos hasta el 70% de los ingresos brutos, no de las utilidades. Le creábamos un agujero artificial de alguna forma, una pérdida artificial que la obligáramos a que la resolviera con deuda. En el fondo una parte muy importante de la deuda de hoy son estos impuestos que le pedimos a Pemex que le pagara en forma de impuestos y efectivamente le creamos un endeudamiento excesivo".

En ese sentido, respaldó la estrategia de hacer uso de los fondos de estabilización que tiene Hacienda, los cuales, dijo, suman hasta 15,000 millones de dólares. Carlos Urzúa ha dicho que podrían aplicarse para el pago de la deuda que vence este año y que es por hasta 6,000 millones.

"Con esos recursos se reduciría la deuda de Pemex y daríamos una señal de que gradualmente esos recursos se irán aplicando y que ya dejó de crecer la deuda de Pemex y además de eso tendrá un beneficio en cuanto a señales al mercado y a todo el sector público y privado de que se están utilizando las sombrillas para algún incidente", dijo Gurría.

Más pérdidas en Pemex: al primer trimestre ya suman $36,000 millones

Sin embargo, esta iniciativa aún está en proceso de afinación en la Secretaría de Hacienda, para ser dada a conocer al presidente y luego al Congreso. Un proceso para el cual, el propio Urzúa reconoció que aún no se tiene una fecha estimada, lo mismo que con el Plan de Negocios de Pemex, que podría llegar hasta junio.

Sin embargo, Gurría matizó, ante la insistencia de la prensa de ofrecer una fecha de entrega: "Hay cosas demasiado importantes para ser urgentes", aunque le dijo a Urzúa que tampoco podrían tomarse todo el tiempo del mundo, pues es una señal que el mercado espera.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.