Juan Hugo de la Rosa
"El PRD se alejó de las causas sociales y se dedicó a mirarse el ombligo"
Juan de la Rosa, ahora líder del Movimiento Unidos criticó la decisión del Sol Azteca de "oponerse a AMLO de forma destructiva".

Juan Hugo de la Rosa era uno de los liderazgos más importantes que le quedaba al PRD. Se trata del alcalde de Nezahualcóyotl, uno de los bastiones históricos que mantenía el Sol Azteca. Pero el pasado jueves anunció su renuncia junto a la creación del Movimiento Unidos, un espacio que aglutinará -al menos en un principio- a más de 300 luchadores sociales de la izquierda mexicana.

En una entrevista exclusiva con LPO, De la Rosa explica su decisión de renunciar al perredismo y detalla su motivación de crear este nuevo espacio político, el cual intentará tener un diálogo más pacífico y constructivo con la 4T de Andrés Manuel López Obrador.

En su discurso de renuncia aseguró que el Sol Azteca había perdido el rumbo cuando se alió al PAN y al Gobierno de Peña Nieto. Cuando habla de una alianza con EPN, ¿se refiere a la candidatura de Juan Zepeda en Edomex, tan criticada por AMLO?

No. Más bien me refería a la firma del Pacto por México, que es uno de los episodios más difíciles del partido. Ahí se mostró de manera muy clara que habíamos cambiado de aliados. Antes de eso, nuestros compañeros eran los movimientos sociales, las organizaciones populares, los propios gobiernos locales. Siempre para sacar adelante las preocupaciones de la población.

El alcalde de Neza renunció al PRD y se lleva 300 líderes a su nuevo Movimiento Unidos

Pero en ese momento se decidió firmar el Pacto por México de EPN. Muchos de nosotros no coincidimos con esa postura. Considerábamos que las reformas iban a llevar al país a una situación todavía más difícil. Sobre todo, a deteriorar más la calidad de vida de la población. En primer lugar, se observó cómo se abatían los derechos de los trabajadores. Porque lo primero fue la reforma laboral. Pero también la educativa, la hacendaria. Fueron una serie de reformas que deterioraban la vida de la población.

En ese momento, yo era dirigente del PRD en Estado de México. Y promoví una declaración pública en contra de ese Pacto por México. Está documentada mi posición. Ahí fue cuando se generó una alianza equivocada.

En lugar de fortalecer al PRD, se lo debilitó. En esta última elección de 2018, me encontré con un rechazo total de la población hacia esa decisión de apoyar las reformas. También con la alianza que se hizo con el PAN.

Muchos líderes perredistas decían que si no se aliaban con el PAN, la derrota hubiera sido aún peor...

Algunos afirman que era la única salida, que el PRD no tenía otra opción. Sin embargo, nosotros decíamos que perderíamos nuestra identidad. La población nos tiene identificados de manera muy clara en la izquierda.

Cuando era dirigente en Edomex, mandé a hacer un estudio muy serio. La intención era saber cómo veía la gente al PRD. El estudio nos arrojaba que la gente creía que el éramos "el partido de los pobres", "el partido que piensa y se ocupa de los pobres". En cambio, al PRI y al PAN los vinculaban a los ricos.

Esa identidad es la que perdimos. La gente no valoró como buena la alianza que hicimos con el PAN. Los resultados son contundentes. ¡Ahí están! Son más que evidentes. Esas decisiones equivocados llevaron al PRD a esa crisis de credibilidad. Si hubiésemos sostenido una candidatura propia, habría más credibilidad. Pero les impusimos un candidato en el que no podían creer.

¿Tuvo un diálogo con Héctor Bautista -líder de la corriente ADN- antes de tomar esta decisión?

Desde luego. Hubo comunicación. Pero también se manifestó que la ruta ya estaba trazada. Ellos ya tienen acuerdo al interior de la dirección nacional que no les permite moverse de esa postura. Por eso, no sólo este servidor, sino una gran cantidad de militantes, han ido a buscar otras opciones. Porque no se ve que ellos vayan a modificar la postura que han asumido.

¿Cuál sería esa postura?

Por un lado, lo que ya hicieron público: llamar a la constitución de un partido opositor. De manera muy pragmática. No estoy de acuerdo con esto de "véngase todos los que estén en contra de Andrés Manuel" y aquí nos juntamos. No me parece que sea lo mejor para México.

Sería una reedición de la misma lógica que se usó con el Frente: no los unía el amor, sino el espanto. ¿No?

Exactamente. Muchos grupos panistas o priistas, que están en esa misma idea de oponerse simplemente a todo lo que haga AMLO, pues se sumarán a esa propuesta. También tengo críticas a algunas políticas de Andrés Manuel, pero esa dinámica de confrontación no me parece que le haga bien al país.

Buscar una oposición por oposición no es el camino. Tenemos que construir mejores condiciones de vida para la población, y para eso hay que articularse con diversas fuerzas políticas y sociales, pero desde la lógica de la construcción.

Es predecible esa postura más dialoguista porque usted tiene un cargo ejecutivo. Neza, además, está rodeada de municipios y alcaldías gobernadas por Morena, y un congreso estatal con mayoría marrón. ¿Cuánto pesó esa realidad en su decisión de renunciar al PRD?

Así es. Prácticamente todos los territorios que nos rodean son gobernados por Morena. La responsabilidad que implica gobernar, y sobre todo una población tan grande como Neza, nos exige actuar de forma responsable. Yo necesito interlocución con el Gobierno del Estado de México, también con el Gobierno Federal. De lo contrario, estaría cerrando las puertas para que se atiendan esas necesidades que hay en mi municipio. Cuidado: tampoco pienso que uno se debe doblegar para que lo ayuden.

Sin embargo, lo que realmente me parece importante es la organización social. Porque desde allí, en la historia de nuestro país, se han conseguido muchos cambios. Esa ruta debemos tomar con el Movimiento Unidos: incentivar la participación social, e incluso ayudar al Gobierno Federal para lograr los cambios trascendentales que se plantea. ¿De qué forma? Organizándose, coadyuvando. Pero también, cuando sea necesario, exigiéndole lo que se deba exigir.

¿Cómo es su relación con Higinio Martínez, hoy quizás el hombre fuerte del Edomex?

Pues, no hemos generado una relación directa. Pero sí hemos generado una buena relación con la mayoría de los gobiernos municipales, que además es una situación necesaria, que no podemos escatimar.

Hay muchísimas cosas que nos unen porque tenemos los mismos problemas. No hay desafíos privativos de un solo municipio, las temáticas abarcan regiones enteras, no conocen de fronteras: transporte, vialidades, agua, basura, movilidad, y ni se diga de seguridad. Por eso la necesidad de articularnos entre todas las autoridades.

¿La idea del Movimiento Unidos es inscribirse como un partido político?

Esta iniciativa no va a dirigida a la creación de un partido. Son 106 solicitudes las que actualmente tiene el INE para crear nuevos partidos. Nosotros no vamos en esa ruta. Tenemos la intención de crear una herramienta organizativa. Nos mantendremos como un movimiento, aunque eventualmente podríamos participar en los procesos electorales.

¿Los integrantes del Movimiento Unidos podrían en las próximas elecciones obtener candidaturas desde Morena, PES o PT, por ejemplo?

Exactamente.

Con esta renuncia, imagino que ya no sería por el PRD...

No. Precisamente impulsamos este movimiento como una opción distinta al PRD. Uno de los problemas fue que el perredismo se alejó de todas las luchas sociales. La mayoría de nosotros provenimos de allí. Nos forjamos en la lucha social, sea en el campo, en la ciudad, en el movimiento obrero o campesino, movimientos por las viviendas. Lo que logró el PRD fue aglutinar a esos luchadores sociales.

El problema es que dejó de poner en el centro ese rol de la lucha social y se empezó a mirar el ombligo. Lo único que importaba era quién ocupaba cargos en la dirección o las candidaturas. Las causas sociales que nos daban vida se dejaron de lado.

Hace unos meses, un grupo de diputados federales anunció su salida del PRD. ¿Esos diputados se integrarán al Movimiento Unidos?

Algunos de ellos están cercanos a nosotros y seguramente se irán integrando de manera formal. Pero no son todos.

Le pregunto porque Ricardo Gallardo es una suerte de líder o vocero de ese grupo, y al mismo tiempo tiene una amistad muy fuerte con la senadora Leonor Loyola, quien estaría evaluando su renuncia. Si eso ocurriera, el bloque del PRD en el Senado se disolvería...

Hay muchas probabilidades de que, en los próximos días, la senadora también salga del PRD. No lo ha confirmado, pero hay conversaciones. Y sí, se disolvería entonces la bancada.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.