Negocios
Fracaso de Uber en su salida a la bolsa de Nueva York
Comenzó su cotización en Wall Street con una caída de sus acciones, que pasaron de 45 dólares a 42, 33 dólares.

Uber comenzó su cotización en Wall Street con una caída de sus acciones, que salieron a la bolsa con un valor de 45 dólares y rápidamente bajaron a 42, 33 dólares. A pesar de eso se trata de una de las mayores colocaciones de títulos desde la salida de Alibaba, la compañía china de e-commerce.

La valuación inicial de la empresa a las 10 de la mañana de Nueva York era de 82,4 mil millones de dólares, pero tan solo dos horas después las acciones habían perdido el 6,6%. Los 45 dólares fijados inicialmente fueron una valuación bastante prudente: en 2018 los especialistas hablaban de 120 mil millones de dólares pero la semana pasada esa cifra había descendido a 90 mil millones de dólares.

Es cierto que no fue un buen día para la bolsa neoyorquina pero según El País, Uber "tiene un modelo de negocio cada vez más caro y un crecimiento que se desacelera. Todavía mantiene pulsos regulatorios en muchos países y conflictos por su modelo laboral". Cerca del cierre de la bolsa neoyorkina la acción de la compañía había comenzado a incrementar su valor y acercarse a los 45 dólares iniciales. las acciones de Lyft, el principal competidor de Uber también cayó casi 6%.

Travis Kalanick, el fundador de la compañía no estuvo en el balcón para participar de la clásica fotografía con la campaña. Dara Khosrowshahi, director ejecutivo de Uber prefirió que estuviera en el piso de la plaza con otros directores de la empresa. Es que el ex CEO dejó su cargo en medio de denuncias por acoso sexual y por fraude financiero.

LPO publicó la semana pasada que Uber perdió el año pasado casi 3 mil millones de dólares y ya tiene graves dificultades en varias ciudades del mundo. Las grandes urbes comenzaron a restringir su servicio para disminuir los embotellamientos y la compañía bajó su facturación el 1% en el primer trimestre de 2018 respecto al año anterior. De todas formas en la empresa aseguraron que ya habían colocado la totalidad de las acciones.

Cómo publicó LPO Nueva York, Londres y varias ciudades de España impusieron fuertes regulaciones al servicio. Cuestionamientos a las condiciones laborales y salariales y hasta de planificación de tránsito llevaron a limitaciones a la cantidad de licencias en los últimos meses. Si bien las regulaciones son menores en EEUU y Canadá en Europa e incluso Latinoamérica existen cada vez más trabas al sistema.

En Nueva York además Uber debió cubrir el salario mínimo neoyorquino para los choferes, que es de 13 dólares por hora. Justamente el salario de los conductores es uno de los cargos que la empresa ve como un obstáculo en el crecimiento.

En EEUU diversas empresas comenzaron a experimentar con vehículos autónomos pero las alarmas se encendieron cuando uno de esos coches atropelló y mató a una persona en Arizona un año atrás.

Para empeorar las cosas, Uber Eats, una de las ramas de la compañía tiene una fuerte competencia en el sector. Es que la tecnología que conecta usuarios y consumidores es accesible para todas las empresas de transporte y hace rato dejó de ser un diferencial.

Lyft, el principal competidor de Uber, había salido a la bolsa a finales de marzo. A pesar de tener mejor organizado su negocio las acciones de Lyft bajaron un 22% desde que la compañía comenzó a cotizar es Nasdaq.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.