Partidos
Con la elección abierta garantizada, ahora Alito quiere confirmar fecha y padrón para la interna del PRI
Encuentro decisivo en el Consejo Político. Peña Nieto sigue a Del Mazo y guarda los equilibrios. La batalla del padrón.

Antes de que termine mayo el PRI debería tener un nuevo Consejo Político en el cual se terminaría de dar forma a la elección interna, tras el traspié de la filtración del padrón de militantes. En ese encuentro en Insurgentes se debería confirmar la fecha del 8 de septiembre y, especialmente, el padrón que se va a utilizar. Dos cuestiones espinosas, que Alejandro Moreno Cárdenas quiere definir cuanto antes.

"Alito" apunta a ratificar el esquema actual y que no haya corrimiento alguno. No le preocupa tanto que sus adversarios tengan más tiempo para hacer campaña interna, su verdadero objetivo son las candidaturas del 2020. Ocurre que el año que viene el PRI comenzará a poner en juego posiciones de poder y al gobernador le importa estar en el cargo para enero, de modo de diseñar la estrategia electoral. 

En su ruta, el gobernador de Campeche cree que si la elección se dilata los candidatos serán elegidos por la conducción actual y ese es el escenario que se busca evitar a toda costa. Esta mañana, su equipo ya tuvo un primer encuentro con Claudia Ruiz Massieu. La conversación gira siempre en torno a las condiciones que habrá para competir, sobre todo en referencia al padrón, una batalla que todavía no está cerrada al 100%.

Se filtró el padrón completo del PRI y el INE lo podría sancionar con una multa millonaria

Como explicó LPO, el padrón es motivo de múltiples dolores de cabeza. El PRI tiene su versión estática de 6.500.000 militantes registrados ante el INE, aunque en las últimas horas informó -a través de Héctor Gutiérrez de la Garza, que en rigor sólo puede confirmar con sustento documental a poco más de 1,2 millones. 

El team de Alito, por su parte, inició un proceso de afiliación desde hace algunas semanas, con resultados sorprendentes en algunas entidades. Respaldado por Humberto Moreira y Felipe Enríquez, sus principales operadores de tierra, cuentan con buenos resultados en Oaxaca, Campeche y Coahuila. Desde luego, el campechano quiere que esos nuevos militantes sean contemplados en la elección porque serán funcionales a su aritmética.

En el camino hacia el Consejo Político aparecen señales a decodificar. Por ejemplo, semanas atrás, desde el campamento de Alito se ofreció al grupo de José Narro que se avale un mecanismo por el cual aquellos que vayan a votar en septiembre sean en automático acreditados como militantes, o sea sin el procedimiento previo. Narro todavía no responde a un esquema que le sería favorable, lo cual alimenta diversas hipótesis sobre cómo sería la contienda.

También merece un análisis la posición del ex presidente Enrique Peña Nieto. Tiene hombres de su confianza en ambos comandos y su estrategia pareciera ser la de evitar cualquier escenario de derrota. El mismo esquema que de momento despliega Alfredo Del Mazo.

Finalmente, está en el aire el dato de que Ivonne Ortega revisará fuertemente la semana que viene su plan de candidatura. Tras algunos sondeos en Morena no habría recibido todo el apoyo que esperaba. La duda es si se aleja de la contienda o si jugará para alguno de los aspirantes. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.