Mercados
HR ratings descartó que Dos Bocas signifique un riesgo para la nota de México
En un ejercicio hipotético, la calificadora trabaja bajo un supuesto de que la obra cueste US$10,500 millones y esté terminada en tres años.

 Si bien la decisión de continuar con la refinería de Dos Bocas es polémica, por el momento las calificadoras crediticias no la ubican como un foco rojo para sus notas crediticias. HR Ratings analizó el proyecto y estimó que podría implicar una deuda presupuestaria menor al 1% del PIB.

Esta agencia calificadora realizó un ejercicio hipotético en donde toman los cálculos del mercado y no los del gobierno, pues asumen que la construcción tendrá un costo de 10,500 millones de pesos -y no 8,000 millones, como insiste Rocío Nahle- y un tiempo de entrega de tres años. "La relación deuda a PIB aumentaría en aproximadamente 0.73%", explicó en su análisis.

Bajo los supuestos estudiados, se explica que prevén una deuda de 13,1256 millones al cierre de 2022. "No es un incremento dramático y en sí no necesariamente produciría una reducción en la calificación", se expuso. Se hace hincapié en que el ejercicio no incorpora posibles beneficios que pudiera ofrecer la refinería, los cuales se reflejarían hasta 2023.

Moody's: "Dos Bocas costará más de US$12,000 millones por la inexperiencia del gobierno" 

Moody's también se pronunció con prudencia al respecto. Afirmó que las estimaciones del Gobierno eran optimistas y podrían meter mayor presión a Pemex. En su opinión, esta obra costará el doble de lo estimado por la 4T, es decir, 12,000 millones, pues afirma que ni la petrolera mexicana ni la Secretaría de Energía cuentan con la experiencia para dirigir dicho proyecto.

Pero más aún, esa calificadora no descarta que la obra quede inconclusa. Para algunos players del sector este sería un escenario positivo, en el que no quede un precedente de una refinería "mal hecha y con impactos ambientales", como explicaron a LPO en anteriores diálogos. Pero para otros sería una pésima señal al mercado que minaría la ya de por sí frágil confianza que existe en el mercado.

Ese es, en realidad, el punto en que coinciden las preocupaciones. La misma Moody's explicó que el que Andrés Manuel López Obrador no logre consolidar la confianza, sería un factor primordial para revisar a la baja su nota -la cual, en el mejor escenario, se mantendría, pero sin expectativas de subir- y es que esa incertidumbre podría provocar el retraso de inversiones, o incluso la fuga de capitales, como explica el IMEF.

El escenario se complica pues los indicadores siguen siendo negativos en este sentido. De acuerdo con la última encuesta del Bank of America Merrill Lynch, el 38% de los administradores de fondos que fueron consultados explican que el mayor riesgo que ven en el país es esta constante incertidumbre que prevalece por las decisiones del gobierno. Si bien resultó en una baja desde el 55% que se mostró en abril, si sigue siendo el porcentaje más alto. Y es que el mercado se queja constantemente de la falta de claridad en los cómos del desarrollo de sus proyectos. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.