Exclusivo
Salinas Pliego ahora quiere contratar a Gamboa como consejero especial de sus empresas
Ya lo hizo con Frank Guzmán. El ex senador dice que se aburre con tan poca actividad, pero duda en retirarse a la IP.

Es una escena que se repite en el universo tricolor, sobre todo en la generación más madura de los colaboradores de Enrique Peña Nieto. Se trata de políticos de altísimo nivel que pasaron de jornadas extenuantes a semanas enteras sin encuentros vibrantes, con los teléfonos que ya no suenan como antes, y sin grandes conflictos para resolver.

La salida para estos problemas se suele encontrar en las grandes compañías de la IP, que reciben con gusto a políticos con ganas de cabildear temas específicos, y con más tranquilidad seguir en contacto con la grilla política.

Es el caso de Roberto Campa, que ahora trabaja para Femsa, en reemplazo de otro viejo priista como Genaro Borrego. O de Eduardo Sánchez, que regresó a su viejo hogar con los hermanos Vargas.

Salinas Pliego es un empresario inteligente, acaso uno de los primeros en aceptar con pragmatismo el cambio que ya se avizoraba en el último tramo de la gestión de Peña Nieto. La irrupción de AMLO parecía irreversible, y por ese motivo reconstruyó con tiempo -antes que muchos otros- su relación con el tabasqueño.

Sin embargo, el empresario no quiere cortar lazos con los viejos popes de la política mexicana. Por eso invitó a Frank Guzmán, el jefe de la oficina de Peña Nieto, a colaborar como consejero especial de sus empresas. Una jugada osada que se desató en medio de los primeros roces entre Jorge Mendoza y Julio Scherer.

Según pudo saber LPO, la misma oferta ya le habría llegado a Emilio Gamboa, que expresa sin matices entre sus amigos de toda la vida su desesperación por no encontrar más actividad política.

El senador fue uno de los últimos en abandonar Los Pinos, en donde ofició de sostén y consejero político de EPN, en los días más difíciles para todo Presidente. Incluso, encabezaba las recorridas con los enviados de AMLO, que ya preparaban el lanzamiento del centro cultural. "Yo recorro estos pasillos desde 1982", repetía con orgullo.

Gamboa duda en aceptar la oferta, porque teme que sea el sello de su retiro definitivo de la política. "¿Ahora le voy a tener que dar explicaciones a un millonario?", preguntaba con cierta decepción en una cena con amigos. 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.