Indicadores
Se estanca el consumo y la actividad económica registra su peor caída en el año
Sin un ancla, la desaceleración económica se concentra en factores internos. La actividad industrial con su peor caída en el año.

 El consumo fue el principal motor de la economía en años anteriores, pero para este marzo se estancó. Con este dato, se agrega la última pieza en la fotografía del PIB al primer trimestre de 2019 y se entiende el por qué la economía se contrajo 0.2%.

Sucede que, en el último mes del trimestre, las actividades económicas (IGAE) se contrajeron 0.6% -tanto en el comparativo mensual como el anual-. De acuerdo con los datos publicados por el INEGI, este estancamiento responde a un menor dinamismo interno y no tanto a factores externos, los que, sin embargo, podrían acentuarse y significar un mayor riesgo para los siguientes meses.

Cuando el INEGI dio a conocer hace casi un mes su estimado del PIB para el primer trimestre del año, sorprendió entre los especialistas el marcado estancamiento pues los indicadores hasta entonces no mostraban caídas tan significativas, se sospechaba entonces que marzo sería el más difícil para la actividad económica, tal como se observó este viernes.

Banxico reconoce presiones inflacionarias y mantiene en 8.25% la tasa de interés

Lo que más preocupó fue el dato de la actividad de Servicios: se contrajo 0.1% frente a febrero y en cuanto al año pasado la variación fue de 0.3%. De acuerdo con analistas consultados por LPO, es un reflejo directo del menor dinamismo en el empleo y la inversión, implicando un menor consumo privado.

Lo que no hay que dejar pasar, es que este rubro fue el que mayor motor imprimió a la economía en años pasados, compensando las caídas en el sector industrial. Y si bien el sector agro también tuvo un buen dinamismo, su participación dentro del PIB es más pequeña. Pero este mes, también cayó en 2% frente a febrero.

Es decir, en marzo la economía no tuvo ningún ancla. Y peor aún, las actividades secundarias o industriales tuvieron su caída más pronunciada desde noviembre de 2018 -2.6 anual y 1.3% mensual-. Esta vez, además de las presiones que suele tener por la parte de commodities, la manufactura perdió también fuerza, relacionada con un menor dinamismo en la parte industrial de Estados Unidos.

De acuerdo con Jesús Ramírez, de Banco Base, esta desaceleración para marzo se esperaba como un proceso natural de los choques que se empezaron a ver desde octubre, con la cancelación de la terminal aérea en Texcoco, el nerviosismo que generó la propuesta de regular las comisiones bancarias y el propio cambio de Gobierno.

Y si bien estos escenarios podrían corregirse, el analista afirma que las señales que están viendo ya para abril y mayo no apuntan a una mejora sustancial, pues el dinamismo interno sigue sin repuntar: continúa la incertidumbre en el mercado, lo que impide dinamizar la inversión y no se agiliza el gasto público.

Pero también existen factores externos, como la ratificación del acuerdo comercial trilateral. Con reloj en mano el equipo de Marcelo Ebrard y Jesús Seade observan el paso del T-MEC por el Congreso de EU. En opinión del canciller, según pronunció recientemente en un foro, los demócratas ya no tienen argumentos para detenerlo, pero ése es aún un factor que genera ruido en el mercado.

Otro motivo es la desaceleración en la economía de Estados Unidos. El motivo que podría generar este escenario divide opiniones entre los economistas, pero el consenso es que se espera que para finales de 2019 o inicios de 2020 comience a verse un enfriamiento. El otro riesgo presente es que éste país escale la guerra comercial con China y aunado a otros problemas de otras naciones, desplome la economía mundial.

Inversionistas critican las mañaneras de AMLO: "No vemos planteamientos benéficos para el mercado"

"Estas tienen que ser señales claras para el Gobierno de que tiene que mandar señales de confianza, de tomar medidas más ortodoxas, manejar bien el gasto y concentrarse en proyectos de inversión prudente para así cuidar que no se baje la nota crediticia del país y se reactive la inversión", consideró el especialista.

Alejandro Saldaña, de Banco Base, coincide en que esta caída responde al cambio de administración el cual tuvo un efecto negativo en la inversión, pero podría mejorar si se ratifica rápido el T-MEC y se ejecuta de manera más rápida el gasto público. "Sin embargo, son más los riesgos a la baja", afirma. Esta institución financiera de hecho bajó su estimado de crecimiento esperado al cierre del año a 1.4%.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.