Justicia
Lozoya le apunta a Peña Nieto y por ahora protege a Salinas de Gortari por los negocios con Ancira
Madrugada al límite buscando el amparo. Momento incómodo en el cateo. La advertencia a Atlacomulco.

El abogado Javier Coello Trejo redobló la apuesta tras una madrugada frenética: ahora dice que la Fiscalía General tiene que investigar a Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray, Pedro Joaquín Codwell e Ildefonso Guajardo por la misma investigación que tiene por protagonista a Emilio Lozoya -su cliente-, principal protagonista en la trama por la cual Pemex compró empresas deficientes a Alonso Ancira, dueño de AHMSA detenido ayer en el Mediterráneo. 

Lozoya consiguió un amparo contra las órdenes de aprehensión de la Fiscalía en condiciones extraordinarias. Primero sus abogados buscaron a la jueza Luz María Tapla en su despacho de la Ciudad de México, pero no estaba. Luego fueron por él a un restaurante en el sur de la Ciudad donde tampoco apareció. Allí la desesperación creció porque en ese momento comenzaba el cateo en la residencia de Lozoya. Tras duros forcejeos con el personal judicial, el amparo terminó siendo firmado en la madrugada, en coordenadas desconocidas. Algo que sería interesante que el Consejo de la Judicatura analizara.  

Como es de esperar, Lozoya no estaba en su domicilio en Lomas de Bezares. Según fuentes judiciales, mientras su propiedad era revisada, el ex directivo de Pemex daba instrucciones por teléfono de que no le rompieran nada ni se llevaran objetos de "valor emocional". Sutilezas en minutos cruciales del escape.

La historia no terminó ahí. La jornada de hoy miércoles comenzó nuevamente con Coello en diferentes medios, lanzando comentarios amenazantes pero sin perder su tono verborrágico, casi simpático. Fue la oportunidad para pedir la citación al ex presidente Peña Nieto y a los hombres de su Gabinete. Una jugada límite porque traduce lo que Lozoya hace meses dice en la intimidad: él no será el único culpable, y está dispuesto a llevarse con él a más de uno. Ayer Collado dio un primer adelanto al señalar a un hombre de Juan José Suárez Coppel por los negocios con Ancira.

En realidad, lo que Collado no dice, es que el comentario en Pemex cuando se hizo la operación con los activos de AHMSA era que quien más promovía ese negocio era el ex presidente Carlos Salinas de Gortari. Sucede que Salinas es amigo de la infancia de Ancira y del padre de Lozoya. Como eran de posición acomodada para esas épocas en el norte del país, les decían "los toficos", en referencia a los chocolates y al hecho de que ellos eran igual de ricos que dicha golosina. Así de añeja es la relación de Ancira con Salinas.

Cuando el ex presidente escaló, el empresario minero y de siderurgia creció exponencialmente y ramificó sus negocios y sus contactos. Tanta cercanía le jugó en contra a Ancira con el zedillismo y a finales de los 90 tuvo que desenlistar la empresa AHMSA de la Bolsa Mexicana por el desplome en el valor de la compañía.

Es casi imposible, concuerdan quienes lo conocen, que Lozoya hable del rol de Salinas en dicho negocio. Pero si avanzan las horas y su situación judicial se complica, los acontecimientos podrían salirse de control. Habrá que ver cómo sigue este novela, que ahora sí se encuadra en el género policial.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.