Análisis
"Trump sabe que México entraría en recesión con 15% de aranceles"
En diálogo con LPO analistas exponen los riesgos de una recesión, impacto en el tipo de cambio e inflación. La respuesta de Ebrard y Márquez.

Más allá de la extensa carta que Andrés Manuel López Obrador envió a Donald Trump, la expectativa está en las negociaciones que tendrán que hacer los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía, Marcelo Ebrard y Graciela Márquez, para persuadir al presidente de EU de no comenzar con la primera fase arancelaria para este 10 de junio. Muchos economistas consideran que, de implementar esa medida, el escenario de una eventual recesión tomaría fuerza otra vez en México.

Un día antes de la amenaza del presidente estadounidense, el Banco de México (Banxico) contradecía a aquellos que apuntan a que la economía mexicana está en focos rojos: "No estamos necesariamente a punto de entrar. Y si hubiera una recesión sería muy ligera y de muy poca duración, pasajera", se aventuró a decir el subgobernador Jonathan Heath.

Lo cierto es que tras el mensaje de Trump de este jueves por la tarde, uno de los riesgos más fuertes para el banco central -el avance de medidas proteccionistas-, se materializó acaso más de lo imaginado. "Nos pone en un escenario de estancamiento económico y estaríamos a un paso de un escenario de recesión", opinó en diálogo con LPO José Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN-UNAM).

AMLO a Trump: "No soy cobarde, pero con el ojo por ojo nos vamos a quedar tuertos"

En opinión del experto, el mandatario estadounidense "hizo una excelente radiografía económica de México y la apuesta es que México no va a resistir una segunda fase", es decir, la que entraría en julio e implicaría aranceles del 15%.  La amenaza es que estos incrementen hasta el 25% si en octubre no se llega a un acuerdo.

A lo que se refiere el especialista es que la economía mexicana ya presenta señales de que el segundo trimestre también registrará un débil desempeño, luego de tener su peor arranque en diez años: se contrajo en 0.2% en el primer trimestre de este año en contraste del anterior. "Observando los indicadores hasta mayo, la economía sigue sin mostrar dinamismo", afirmó el analista.

Y agregó: "En el laboratorio el cálculo que hacemos es que la economía no estaría creciendo más del 0.5% en este trimestre, con ese dato, estamos en el umbral de estar entrando a un tercer trimestre con una baja expectativa de crecimiento, por lo que podríamos estar en camino de una recesión".

Eso, explica el analista, independientemente de la amenaza arancelaria de Trump. No es una apreciación aislada en el mercado. Otros analistas, como José Luis de la Cruz, director del IDIC, ha alertado que el sector industrial ya se encuentra en recesión. En conversación con esta redacción reafirma: "Ahora veo más clara esa posibilidad y más tras la reducción en las proyecciones del Banxico". 

Bajo ese escenario es que el académico de la UNAM considera que el cálculo del estadounidense es que México podría enfrentar la primera etapa de los aranceles, pero ya no soportaría la segunda. De entrada, si llega el 10 de junio con una avanzada en estos gravámenes, se esperan más presiones en el tipo de cambio.

Tan solo tras la advertencia de Trump el mercado cambiario reaccionó desfavorablemente para el peso y para esta jornada de viernes ya se disparó y se ubica en los 20.05 pesos por dólar en bancos.

Alejandro Díaz de León, gobernador de Banxico

Sus efectos inmediatos serán la inflación. Aunque ha habido mesura en el discurso institucional, ya Alejandro Díaz de León reconoció que habrá impactos en términos de la actividad económica y de precios. Para Martínez Cortés, de no lograr contener la avanzada arancelaria, en su primera fase implicaría que volviera a sobrepasar el umbral del 5%. "Llegar en julio desataría ya una tormenta", consideró. 

Y es que para México, la relación con Estados Unidos ese crucial pues las exportaciones que coloca en ese país son de alrededor del 26.12%, muy beneficiadas por el acuerdo comercial que con estas medidas, evidentemente se pone en entredicho. En cálculos de De la Cruz, en el peor escenario de llegar a aranceles de 25% afectarían a las exportaciones mexicanas por entre 60 y 70 mil millones de dólares. 

"Un arancel de 5% aún es controlable en el corto plazo, pero pasar el 10% limita las posibilidades de ajustes para el gobierno mexicano". El directivo del instituto industrial explica que hay productos que afectarían más al consumidor estadounidense como el tequila o el aguacate, pero productos como  cemento, plástico, textiles, industria química, industria del acero, calzado, podrían ser reemplazados en el mercado estadounidense.

Otro factor de riesgo son las inversiones. El Gobierno mexicano festejó el repunte de 7% en las inversiones extranjeras directas en el primer trimestre del año y de acuerdo con Márquez Colín, la expectativa es que este aumento continuara ya que se espera la llegada de inversiones con las licitaciones que se lanzarán para las principales obras de infraestructura y también una reactivación por la esperada ratificación del T-MEC.

Sin embargo, en este nuevo escenario, se espera que sea otro motivo de peso para que las inversiones continúen frenadas. Sin ir muy lejos, este viernes Trump prendió otra alerta diciendo que con el incremento de aranceles las empresas podrían salir de México. "El mensaje del presidente de EU es que ahora no hay reglas para las inversiones", dice De la Cruz. 

Para el analista de la UNAM un asunto que debe tomarse en cuenta es que estos meses son cruciales para los principales proyectos de infraestructura de López Obrador: el mes pasado arrancaron los proyectos de construcción de la terminal aérea de Santa Lucía y el próximo dos de junio arrancan en Dos Bocas, "pero sin ingresos ¿cómo avanzarán estas mega obras?" se cuestiona.

Los días están contados para el Gobierno mexicano. Clave será si esta vez es atendido Marcelo Ebrard por sus pares y el mensaje que transmitirá a AMLO, luego del plantón que recibió hace una semana por Mike Pompeo quien se disculpó argumentando una reunión urgente con Trump. Para Martínez Cortés, a más tardar el lunes México tendrá que responder con aranceles de 15% en los países clave para el republicano, sobre todo al norte de ese país, en donde se producen productos siderúrgicos y agrícolas que no llegan a afectar a México. 

De la Cruz opina también que México tendrá que ser cuidadoso en la respuesta que da, para no incurrir en una guerra comercial, pero enfatiza que es crucial la toma de medidas emergentes para ayudar a los productores mexicanos y crucial, impulsar el mercado interno. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.