Reportes
CFE regresa a la Bolsa reportando pérdidas por $14,000 millones
Tras justificar un error en el sistema y no poder entregar su reporte a tiempo, la empresa que dirige Bartlett se vio afectada por un alza en sus costos.

 No fue un primer arranque para la empresa eléctrica que ahora dirige Manuel Bartlett. Tras el incidente que motivó a que sus cotizaciones fueran suspendidas, este viernes regresó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con un reporte que muestra pérdidas por 13,940 millones de pesos durante el primer trimestre del año.

El límite que las empresas que cotizan en la bolsa entregaran sus reportes financieros concluyó el pasado 1 de mayo pero la comisión pidió una prórroga que por efectos de ley se limitaba a 20 días hábiles. Pero la empresa tuvo una complicación en su software, según informó, por lo que no entregó a tiempo y fue suspendida.

"La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informa que presentó en tiempo y forma dentro de la prórroga que permite la Ley del Mercado de Valores los Estados Financieros del ejercicio 2018. Sin embargo, un error técnico en el software no ha permitido, hasta el momento, cargar los estados financieros correspondientes al primer trimestre de 2019 en la página de la BMV", informó en su comunicado.

CFE incumple con la entrega de reportes financieros y la Bolsa la suspende

La mañana de este viernes se restablecieron sus acciones y la empresa presentó su primer reporte del año con el nuevo equipo comandado por Bartlett, ve un alza de 22% en sus pérdidas, frente al año anterior, a pesar de que registró ingresos por 119 millones 458 mil 295 pesos, por arriba de los 93 millones 114 mil 764 pesos reportados en el mismo periodo de 2018.

No obstante, del incremento en los ingresos -fuertemente impulsados por la venta de energía en donde registró más de 92 mil millones de pesos-, los costos fueron mayores, sumando un total de 125 millones 363 mil 410 pesos, contrastando con los poco más de 114 millones de hace un año.

Cuando la empresa solicitó la prórroga a la Bolsa, argumentó que estaba concluyendo con el análisis sobre los impactos que resultarán de la adopción de la nueva norma internacional de información financiera 16, Arrendamientos (NIIF 16), misma que entró en vigor el 1 de enero de 2019.

Por lo que este día también presentó sus estados auditados de 2018, en los que registró una utilidad neta de 47,916 millones, que se compara con los 27,273 millones reportados en el informe sin auditar. Es decir, hubo una corrección en sus cifras de más de 70%.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.