Migración
Ebrard admitió que falta negociar con Trump el tope de migrantes que recibirá México
Garantizó que no se verán afectados los recursos para mexicanos y que habrá certidumbre mientras se pone en marcha el plan. Temor en las ciudades fronterizas.

Para no poner en riesgo los recursos federales, México debe fijar una cifra de cuántos migrantes puede atender como parte del acuerdo con Estados Unidos de abrirle las puertas a aquellos que esperan que el Gobierno de Trump les otorgue asilo. Sin embargo, éste sigue siendo un pendiente, reconoció Marcelo Ebrard.

El canciller defendió ante consejeros de BBVA México que no se trató de aceptar la condición de Tercer País Seguro, pues los compromisos son diferentes. Aunque, lejos del nombre, a los asistentes de esta reunión les preocupa que termine impactando a los recursos que se destinan a rubros tan importantes como salud. "No hay razones para estar nerviosos", repitió el funcionario.

Ebrard reconoce que en 45 días Trump podría volver a imponer sus aranceles

Sin poder dar una cifra concreta sobre cuántos migrantes son posibles albergar de manera temporal, el titular de Relaciones Exteriores prefirió concentrarse en el objetivo de que el número de indocumentados que buscan refugio en el país del norte va a reducirse. Y expuso que actualmente 600 mil personas cruzan el territorio mexicano pero "sólo 10 mil esperan asilo en EU".

"No nos van a regresar a las 600 mil personas. Las medidas que estamos tomando tienen como propósito que ese flujo se reduzca y no siga ese crecimiento exponencial". Dijo que se trata también de una decisión soberana: "Es decir, yo te puedo decir cuántos puedo absorber en una ciudad o país y es una decisión legítima, quiere decir que tienes capacidad de recibir a un cierto número de personas".

Sin referir cuál es el monto esperado, el canciller enfatizó que el objetivo será una reducción en el flujo y, con ello, un menor número de migrantes esperando por una resolución en Estados Unidos.

Además, el responsable de la Cancillería manifestó su optimismo: recordó que tienen aliados en EU y que el compromiso es dar resultados. "No esperaría incertidumbres serias en el corto plazo. Vamos a hacer nuestro trabajo político e institucional para que la economía se mantenga estable. Nos vamos a ocupar de que así sea, es nuestro trabajo, aunque no está fácil".

Ante los consejeros del grupo financiero, Ebrard Casaubón también expuso el enfoque de reforzar su diversificación comercial. Por ejemplo, avisó que en el G20 se reunirán con distintos líderes regionales con una amplia agenda en la que no solo imperará la migración.

Adelantó a su vez que tras esa cumbre en Japón tiene planeado un encuentro de "alto nivel" en Beijing, sin ofrecer mayor detalles al respecto.

Y finalizó asegurando que la negociación para la renovación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM), continúa en marcha. "Teníamos miedo de unas elecciones más euroescépticas, pero no fue así, por lo que tenemos margen razonable de ratificación de la unión europea. Es un acuerdo muy alto".


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.