Contratos
Nahle en guerra con el comisionado "neoliberal" de la CRE por los contratos a ICA-Flour en Dos Bocas
Se enfureció porque Luis Pineda reveló que le otorgarían dos paquetes para Dos Bocas. La presión de Kushner y el lobby de David Martínez.

La invitación a ICA Flour de participar en Dos Bocas provocó de nuevo un conflicto entre la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE). El último comisionado "neoliberal" reveló que esta empresa no sólo habría sido invitada sino que ya se le habrían asignado los primeros dos paquetes para la construcción de la refinería de Dos Bocas. De confirmarse, se trataría de un giro rotundo en el discurso de la 4T, que buscaba dejar afuera a las constructora ligadas a la corrupción de los sexenio anteriores.

Para colmo, esta asignación a ICA-Flour significaría una adjudicación de segmentos de obras en Dos Bocas por al menos 2,000 millones de dólares -según la información que se filtró desde la CRE- de los 8,000 millones en que este Gobierno estableció como tope máximo en el costo de la obra.

El dato lo dio a conocer el comisionado Luis Guillermo Pineda Bernal, en su cuenta de Twitter. Ahí dijo que la Sener ya le había asignado los paquetes 1 y 3, que corresponderían a la construcción de las plantas combinada y coquizadora retardada, por un lado, y también de la planta desintegradora catalítica y la isomerizadora de butanos, por el otro.

La información más sensible sería la incorporación de la empresa de la familia Quintana, que fue duramente cuestionada durante toda la campaña de López Obrador. Sin embargo, fuentes de la dependencia que encabeza Rocío Nahle negaron la información. "Hasta el momento siguen en el proceso de definición, no hay nada concreto aún", respondieron a la consulta de LPO. Más tarde, la secretaria también se pronunció en la misma red social. 

Esta redacción adelantó la estrategia de sumar a Flour como un gesto de Nahle hacia el asesor senior de la Casa Blanca, Jared Kushner. El dato se desprendió, según la información que flotaba en el círculo rojo, desde la cena que sostuvo López Obrador con el también yerno de Donald Trump en la casa de Bernardo Gómez, CEO de Televisa. 

Como relató LPO, hubo una insistencia de que al menos una empresa estadounidense tendría que ser invitada a participar en esta obra, quizás la más emblemáticas para la 4T. Pero no es el único pedido de este estilo que se hizo desde la Casa Blanca. Hay que recordar que en el US-Mexico CEO Dialogue, Wilbur Ross le pidió explícitamente a AMLO que considerara -para sus ferrocarriles- la compra de locomotoras y vagones de Estados Unidos, porque los chinos eran de muy mala calidad.

En el contexto de la crisis migratoria y la latente posibilidad de que Trump vuelca a arremeter con alguna amenaza hacia México, se entiende también este gesto de incorporación de Flour: buscar así más respaldo de Kushner, que en la semana que Ebrard estuvo en Washington se dedicó a reuniones en otros continentes, muy lejos de donde estaba la acción.

La subsidiaria de la firma de la familia Quintana fue uno de las mas sonadas desde el inicio del proyecto, cuando se invitó a cuatro empresas para la dirección del proyecto. Entonces quedó fuera de la invitación, provocando molestia del otro lado de la frontera. Analistas consideraron que no pudo competir con los otros "titanes" de la construcción, que de cualquier forma, como ya se sabe, más tarde también fueron rechazados por no ajustarse ni a los tiempos ni al presupuesto exigido por López Obrador.

El rol del magnate David Martínez es central desde hace meses: metido en el manejo de la crisis de deuda de la constructora, el titular del fondo Fintech aprovecha la guerra fría de Carlos Slim con López Obrador para gestionar la participación de ICA en los proyectos de la 4T. Semanas atrás cabildeaba para quedarse con un tramos de la construcción del Tren Maya.

En un gesto a Kushner, Nahle incluye a Fluor para las obras de Dos Bocas

Ahora, todo el proyecto es dirigido por la Secretaría de Energía, con los recursos de Pemex, y de nuevo volvió a lanzar la invitación, dividiendo la construcción de la planta a siete firmas. De acuerdo con diversas fuentes estas incluirían también a KBR, Saipem, Samsung, Bechtel y Wood Group.

Los paquetes que restan por licitar son el que considera la construcción de la planta hidrodesulfuradora de diésel, de gasóleos, hidrodesulfuradora de naftas y reformadoras de naftas; también el de las plantas de aguas amargas fenólicas y no fenólicas, regeneradoras de aminas y tratamiento de gases, que son los paquetes 2 y 4.  

En cuanto al 5 y 6 se enfocan en los Equipos de almacenamiento y manejo de productos; y de la construcción de servicios e integración de las plantas, edificios y urbanización interna.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.