Justicia
La DEA ahora pide a AMLO informes sobre las cuentas de Ancira por lavado en EU
El empresario consiguió libertad bajo fianza en España. Se complica su situación judicial.

Se aceleran los acontecimientos en la trama judicial que protagonizan Emilio Lozoya y Alonso Ancira, el primero en la clandestinidad y el segundo "detenido" en una residencia que ostenta en España. Este viernes la Fiscalía General emitió ordenes de aprehensión contra el ex director de Pemex por su presunto rol en el affaire Odebrecht. Su situación de va agravando.

Pero en paralelo, tuvo lugar otra situación: la DEA, la agencia antinarcóticos de Estados Unidos, le pidió a la Fiscalía que comanda Alejandro Gertz Manero informes sobre un número de cuentas que involucran a Ancira en presuntas acciones de lavado en el país vecino.

Este giro confirma hasta qué punto la detención de Ancira en las Islas Beleares está conectada con un intentó del gobierno mexicano de enviarle un gesto a Washington tras haber alcanzado una tregua en la guerra de aranceles ligada al acero. Así lo había revelado LPO.

El Gobierno de momento es hermético con este pedido de la DEA pero podría dar lugar a nuevos episodios. Para entender: la familia Ancira tiene diversos negocios en Texas desde hace décadas y allí se volvieron figuras prominentes entre diversas personalidades políticas del estado como la familia Bush o el senador Ted Cruz.

La investigación contra Ancira se originó por una denuncia que Pemex presentó el pasado 5 de marzo "con motivo de una serie de delitos que motivaron un grave daño patrimonial a esa empresa". Los delitos que se le atribuyen están relacionados con la investigación en marcha de la venta con un supuesto sobreprecio de una planta de fertilizantes hecha a Pemex en 2013.

En paralelo a esta compra presuntamente fraudulenta, está la adquisición de una lujosa mansión en la capital mexicana, clave en la investigación de la versión mexicana del caso Odebrecht, en la que Ancira pudo haber participado aunque fuera de manera indirecta. La edificación, de 1.165 metros cuadrados, fue adquirida por Emilio Lozoya a finales de 2012 con dinero que las autoridades investigan como parte de los sobornos pagados por la firma brasileña. Unos pagos, que según reconoció el directivo de Odebrecht en México, Luis Weyll, alcanzaban los 10 millones de dólares.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.