Corrupción
La Corte mantiene congeladas las cuentas de Oro Negro y complica el pago a acreedores
Se cierra la pinza en torno a la familia Gil. Los accionistas tienen menos del 3% del dinero que le deben a acreedores.

La Suprema Corte declaró como procedente y ajustado a la legalidad el aseguramiento de las cuentas bancarias de Perforadora Oro Negro y del Fideicomiso F/1695 de Deutsche Bank México, que expidiera el pasado mes de septiembre de 2018 un Juez de Control de la Ciudad de México a solicitud del Ministerio Público por posibles hechos relacionados con el delito de administración fraudulenta en contra de Gonzalo Gil White, Alonso del Val Echeverría, Carlos Enrique Williamson y otros. 

El caso tuvo que ser atraído por la máxima instancia de justicia de la nación, luego de que la empresa Perforadora Oro Negro de Gonzalo Gil, intentara levantar el aseguramiento de las cuentas en cuestión, presentando el 16 de noviembre de 2018 una denuncia por incumplimiento de la Declaratoria General de Inconstitucionalidad, misma que fue declarada como improcedente por el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México. 

A partir de lo anterior, el pasado jueves, el pleno de la Suprema Corte de Justicia concluyó que el aseguramiento de cuentas de Perforadora Oro Negro y del Fideicomiso F/1695 de Deutsche Bank México, se realizó de manera correcta, toda vez que se llevó a cabo con control judicial previo y con fundamento en los artículos 229 y 252 del Código Nacional de Procedimientos Penales, tal y como se desprende del acuerdo judicial de aseguramiento. 

"Con fundamento en lo determinado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la acción de inconstitucionalidad 10/2014 y su acumulada 11/2014, así como lo establecido en los numerales 229 y 252 del Código Nacional de Procedimientos Penales, se determina autorizar los actos de investigación solicitados, consistentes en el aseguramiento de los activos financieros relativos a las cuentas bancarias que han sido ampliamente descritas en el considerando anterior", expuso la Corte. 

Derivado de esta orden judicial, las cuentas de la empresa de Gonzalo Gil permanecerán congeladas y no podrán pagar los 11,400 millones de pesos que se adeudan, entre otros, a sus tenedores de bonos. No obstante, como también trascendió la semana pasada por parte del Instituto Federal de Concursos Mercantiles (IFECOM), Oro Negro sólo reporta en sus cuentas un equivalente al 3% de los más de 11 mil millones de pesos que adeuda a sus acreedores. Ello de facto deja a estos últimos en posesión de sus instalaciones de perforación mientras que el hijo del ex secretario de hacienda de Vicente Fox, Gonzalo Gil Díaz, continúa bajo investigación del ministerio público por el delito de administración fraudulenta. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.