Política
En tensión con AMLO, la Iglesia ahora rechaza su Cartilla Moral
El nexo con los evangélicos abre conflictos. Malestar por el rol de Encuentro Social. El factor Beatriz, y el antecedente de la Conquista.

La Cartilla Moral que promueve el Gobierno se está convirtiendo en un factor de fricción entre la 4T y la Iglesia Católica. La semana pasada la Conferencia del Episcopado Mexicano le avisó a Andrés Manuel López Obrador un evidente desacuerdo con esta acción del Ejecutivo y el pasado fin de semana la Cartilla fue duramente atacada en el Semanario Desde la Fe, órgano de difusión del clero local.

Es notable, pero así como ese semanario pastoral fue un elemento de tensión entre la Iglesia Católica y Enrique Peña Nieto -desde allí se cuestionaba muy duro la corrupción y las políticas neoliberales- ahora también es un espacio de evidente tensión con AMLO. El episcopado cree que es una acción de corte político, sin sustancia teórica y reprochable en diversos sentidos. 

El asunto escala ciertos decibeles si se considera que la Cartilla tiene como impulsora elemental a la primera dama Beatriz Gutiérrez Muller, que semanas atrás quedó en el centro de la polémica cuando el Presidente dijo que España y el Vaticano debían disculparse por la Conquista.

En realidad hay una cuestión más de fondo que molesta al clero católico: la Cartilla fue redactada por pastores evangelistas, aglutinados por Encuentro Social, partido que integra la coalición de gobierno. Este es el problema fundamental: el avance de este culto en el Gobierno.

Francisco cuestiona a AMLO por "disminuir" su ayuda a migrantes

Los obispos mexicanos temen que en este sexenio se profundice el fenómeno que se observa en países como Argentina y Brasil, donde los evangélicos avanzan a gran velocidad y rebasan a los católicos. El propio Vaticano ha admitido que incrementa sus acciones en África y Asia como consecuencia de este corte cultural.

LPO ya ha revelado los pedidos que le formularon las iglesias evangelistas a López Obrador para acceder a frecuencias de radio y TV en el sexenio actual.

En paralelo, la relación con el Vaticano está complicada no solo por el reciente planteo de "perdón" sino porque en plena transición el gobierno involucró al Papa en los procesos de pacificación del país. Desde luego,  Francisco tuvo que salir a desmentirlo a través de la nunciatura.

La historia de esta tensión solo ha comenzado. La Iglesia mexicana está conducida por Rogelio Cabrera, que llegó a ese lugar con el envión de los empresarios regiomontanos de corte más conservador. Los cuestionamientos a la 4T serán casi un estado natural de las cosas.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.