EU 2020
Castro le pega a Biden la segunda noche del debate: "Parece que uno de nosotros no aprendió las lecciones del pasado"
El exsecretario de Vivienda Julián Castro aprovechó su tiempo bajo los reflectores. Al igual que hace un mes en Miami, el candidato puso al centro de la discusión el tema migratorio y consiguió asestar un tanto al puntero Biden.

"No me pegues muy fuerte, chica", bromeó el exvicepresidente Joe Biden a la senadora Kamala Harris, la exfiscal General de California que el mes pasado barrió el piso con él y sus otros ocho rivales en la primera ronda de debates demócratas. Harris no obedeció, pero tampoco se fue limpia. Si la primera noche de la segunda ronda de debates demócratas se trató de un "todos contra los zurdos Bernie y Elizabeth", la segunda giró en torno a los otros dos punteros, Biden y Kamala.

De nuevo, igual que hace un mes en Miami, el exsecretario de Vivienda y exalcalde de San Antonio, Texas, Julián Castro, aprovechó la proyección nacional del evento para elevar el debate migratorio y su propia imagen como candidato presidencial. Castro llegó al primer debate en junio con prácticamente nulo reconocimiento por parte del electorado y demostró con astucia que tiene un perfil presidencial. Esta vez el exsecretario lanzó uno de los ataques más efectivos de los muchos que recibió Biden la noche del miércoles. El moderador Don Lemon cuestionó al exvicepresidente por cientos de miles de inmigrantes que fueron deportados bajo la guardia de Barack Obama, "muchos más que los que deportó el presidente Trump durante sus dos primeros años", recordó el reportero. "¿Ese ritmo de deportaciones regresara si usted es presidente?", preguntó Lemon.

Warren y Bernie resistieron los ataques de los moderados en el segundo debate demócrata

Joe Biden y Kamala Harris/CNN

"Absolutamente no, número uno", respondió Biden. "Número dos, todo [tipo de problemas] aterrizaba en el escritorio del presidente excepto por [una plaga de langostas]. Julián -perdón, el secretario- nos sentamos en muchas reuniones juntos y nunca lo escuché hablar de nada de esto cuando era secretario", comenzó Biden su defensa. Una mujer lo interrumpió desde el público al grito de "¡Tres millones de deportaciones!". Lemon suplicó respeto a la manifestante.

Biden se defendió respondiendo que, dentro de su plataforma, incluye 750 millones de dólares para desarrollo en El Salvador, Honduras y Guatemala, "para que puedan cambiar las circunstancias que hacen que la gente huya en primer lugar", dijo. El exvicepresidente tomó la oportunidad para posicionarse contra la propuesta de Castro de descriminalizar el cruce de la frontera, la misma protesta que el exsecretaro de Vivienda utilizó el mes pasado para pegar a Beto O'Rourke. "El hecho es que, si cruzas la frontera de manera ilegal, deberíamos ser capaces de enviarte de regreso. Es un crimen".

Castro arrancó: "Antes que nada, señor vicepresidente, parece que uno de nosotros aprendió las lecciones del pasado, y otro no". El tiro claramente dio en el blanco. El público vitoreó la respuesta del exsecretario. "Respondiendo a esa pregunta, mi plan migratorio arreglaría también nuestro sistema migratorio legal roto, sí tenemos un problema con eso.

Y entonces Castro, con todo y que su propuesta llevaba dos días siendo criticada, redobló: "En segunda, la única forma de garantizar que la separación de familias [en la frontera] no ocurran en el futuro es que tenemos que repeler esta ley. Habrá consecuencias. Es una acción civil". Castro recordó que existen cientos de kilómetros de bardas, guardias fronterizos, helicópteros y patrullas que ya resguardan la frontera con México. "Lo que sí necesitamos es que los políticos demuestren agallas con este asunto", soltó el exfuncionario. De nuevo, recibió los vítores del público.

Cuando la senadora Harris fue Fiscal General por ocho años en el estado de California, había dos de los distritos escolares más segregados en el país, en Los Angeles y San Francisco. No vi ni una ocasión que ella atrajera un caso contra [esos distritos] para desegregarlos

Sin embargo, la noche del miércoles Biden demostró que venía listo para luchar por la posición que mantiene al frente de la manada. El exvicepresidente esta vez fue más agresivo y se fue contra la senadora y exfiscal de California Kamala Harris, quien en el debate anterior lo atacó por sus posiciones ante la segregación racial décadas atrás.

"Cuando la senadora Harris fue Fiscal General por ocho años en el estado de California, había dos de los distritos escolares más segregados en el país, en Los Angeles y San Francisco", dijo. "No vi ni una ocasión que ella atrajera un caso contra [esos distritos] para desegregarlos", disparó.

Segunda noche de la segunda ronda de debates del Partido Demócrata

La senadora y puntera de la contienda presidencial respondió que eso no era verdad y que, como fiscal, "cuando manejé el segundo departamento de justicia más grande de EU [...] estoy orgullosa del trabajo que hicimos". Dijo que recibió reconocimiento nacional al reformar el sistema de justicia penal y limpiar las consecuencias que dejaron "las leyes que usted aprobó cuando estuvo durante décadas en el Senado", contratacó Harris.

La senadora no tuvo su mejor noche. Después de su actuación destacada de hace un mes, esta vez le tocó también recibir fuego amigo por parte de sus colegas en el Senado Kirsten Gillibrand, Michael Bennet, y la congresista Tulsi Gabbard. Le pegaron fuerte con su pasado como fiscal y su relación con la reforma penal en California.

Aunque Biden no salió tan golpeado, tampoco se fue limpio. Pero los que brillaron, además de Castro, fueron el senador Cory Booker, quien necesitaba con urgencia destacar esta ronda, y la congresista de Hawái Tulsi Gabbard. Booker le pegó con éxito a Biden respecto a su relación con Barack Obama. Ante la inmensa popularidad del expresidente, Biden se ha puesto a sí mismo como su heredero natural, sin embargo, cuando salen a la luz tropiezos del exmandatario, rápidamente Biden se desmarca.

"No puedes tener las dos cosas", le refutó Booker en un tenso intercambio. "Invocas al presidente Obama más que nadie en esta campaña. No puedes hacerlo cuando es conveniente y luego evadir el tema cuando no lo es", dijo el senador. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.