Partidos
Basave toma el control de MC en Nuevo León con el desafío de definir una eventual alianza con el PAN
Nuevo formato en la conducción local del partido naranja. El rol de Samuel García. Las claves del 2021.

Agustín Basave (hijo) asumirá este domingo en la dirigencia de Movimiento Ciudadano de Nuevo León. Reemplazará a Samuel García Sepúlveda e iniciará una etapa diferente en la que por primera vez la centralidad del partido naranja estará compartimentada entre García -que trabaja para ser gobernador en 2021- y Basave, que tiene el desafío de conseguir que MC adquiera un volumen propio más allá de la imagen del senador.

Este formato de doble protagonismo será una novedad porque desde su irrupción García fue el líder indiscutido de esta formación original para la política regiomontana. Fernando Elizondo aportó prestigio en la elección del 2015 pero sus nulas chances de triunfo lo forzaron a declinar en favor de Jaime Rodríguez Calderón, administración a la cual terminaría renunciando. Pilar Lozano realizó luego una función mediocre más enfocada en los cabildeos de la CDMX que en una construcción política robusta a nivel estado. Finalmente llegó la hegemonía de García que se ratificó con su triunfo para el Senado. 

Este esquema se termina ahora con Basave que tiene la responsabilidad de definir si el partido hará una alianza con el PAN o con otras formaciones hacia 2021. Más allá de las conveniencias para el candidato García, el nuevo dirigente enfrenta la misión de incrementar las diputaciones locales,  lograr curules federales de elección directa y conseguir alguna cuota de poder  en la zona metropolitana, como podrían ser las alcaldías de San Pedro Garza García o Monterrey. El mejor vehículo para este fin todavía es un enigma a despejar.

Hace dos meses las pláticas parecían ineludibles con el panismo pero ahora en los dos campamentos gana intensidad la idea de que es mejor arriesgar con lo propio. Los panistas hacen casting de candidatos para la gobernatura y MC mesura los problemas que generaría mostrar a un candidato de renovación acompañado por referentes de la vieja política.

A este dilema se suman otras cuestiones no menores. Por ejemplo que Luis Donaldo Colosio sigue apareciendo muy bien en las encuestas pero en privado insiste en no querer ser candidato a alcalde de Monterrey lo cual afecta el proyecto general. O bien que sucederá en la relación con el gobernador, si se considera el nivel de diálogo que este tiene con dos actores clave de MC como Enrique Alfaro y Dante Delgado.

A diferencia del senador, Basave proviene de una familia del establishment político y tiene un entendimiento más sistémico de esa arena y de la relación con sus actores decisivos, menos confrontativo que García así como también menos taquillero en el plano agonal.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.