España
El Rey recibe a Pedro Sánchez, pero el acuerdo para formar gobierno en España sigue lejos
Felipe interrumpió sus vacaciones en Mallorca para recibir al presidente, quien reconoció que por ahora prevalece la "desconfianza" con Podemos.

Pedro Sánchez se prepara para elecciones generales. El líder socialista se ha reunido este miércoles con el Rey Felipe en el palacio de Marivent en Mallorca y ha ratificado la ruptura política con Unidas Podemos tras su investidura fallida el pasado julio. El dirigente aleja así la posibilidad de un acuerdo por la izquierda, la opción más factible tras descartarse por completo un pacto por el centro con Ciudadanos. Sánchez ha reconocido que existe una "desconfianza mutua" entre ambas formaciones y ha descartado volver a ofrecer una coalición a los de Pablo Iglesias, aunque se ha abierto a buscar "nuevas fórmulas" para un acuerdo, como un acuerdo de investidura. Un extremo al que Podemos ya se ha opuesto frontalmente en los últimos días.

El socialista ha insistido en llegar a un acuerdo de programa para el que está manteniendo diversas reuniones con colectivos de la sociedad civil. Sobre la posibilidad de una coalición con Podemos, Sánchez ha culpado directamente a Iglesias de la ausencia actual de Gobierno. En este sentido, ha destacado que el PSOE movió sus posiciones de "un gobierno de cooperación a un gobierno de coalición que fue rechazado por el partido de Pablo Iglesias, y por eso no tenemos gobierno. Ha sido el propio Podemos el que ha rechazado el gobierno de coalición", ha insistido, en un reproche claro al partido al que consideran su "socio prioritario".

Podemos ha dicho tantas veces que desconfía del PSOE que yo he acabado por desconfiar del partido de Pablo Iglesias. La desconfianza es recíproca.

Pero más allá del desacuerdo político, Sánchez ha dibujado un escenario difícil en el terreno personal, minado por los recelos entre ambas formaciones. "Hay que ser claros en esta cuestión", ha destacado el socialista. "Ha habido dos argumento utilizados por Iglesias a la hora de pedir un gobierno de coalición, el primero tenía que ver con la supuesta desconfianza que tienen en el PSOE en la acción de Gobierno. Han dicho tantas veces que desconfiaban de nosotros que he acabado por desconfiar yo del partido de Pablo Iglesias. Es recíproca esa desconfianza, máxime cunado esa investidura falló", ha declarado el presidente en funciones.

Además de estas palabras, Sánchez no ha dudado en abundar en las críticas a la formación morada: "Hemos planteado una forma de gobierno plural y lo que ha planteado Unidas Podemos es tener dos gobiernos en uno"; "yo creo que un gobierno debe estar cohesionado y no se ve una rectificación de sus postulados", ha censurado, antes de criticar que Podemos "continúa su apuesta por un gobierno de compartimentación, y no de coalición".

Un Gobierno "que no dependa de independentistas"

Pese a todo, el secretario general del PSOE ha adelantado que buscará "otras fórmulas" para intentar el acuerdo y ha citado la posibilidad de un "acuerdo de investidura". Este modelo, sellado entre PP y Ciudadanos en la anterior legislatura, consiste en un pacto programático con un ejecutivo monocolor, por el que Podemos tendría que apoyar la investidura sin obtener ministerios. "No tiro la toalla pero saco una lectura crítica de lo que ocurrió"; ha determinado Sánchez, que ha llamado a "empezar la base [del acuerdo] por los contenidos, con un programa común y abierto" con el que puedan confluir bien Podemos o PP y Ciudadanos. De momento, los de Iglesias se niegan a aceptar estas posiciones y los partidos del centro derecha ya han rechazado permitir la investidura. El bloqueo continúa y las fuerzas de izquierda parecen más lejos que nunca.

Sánchez no formaría gobierno con el "centro" tras acuerdo del PSOE con el partido de los herederos de Batasuna

Además de mostrar el choque entre Podemos y PSOE, Sánchez ha defendido su intención de emprender un "gobierno progresista que no dependa de los partidos independentistas", una afirmación especialmente llamativa en el escenario político, donde se necesita la abstención de los nacionalistas catalanes de ERC para permitir un hipotético acuerdo de izquierdas. Un día después de que la candidata socialista María Chivite tomara posesión de su cargo de Presidenta de Navarra gracias a los votos de EH Bildu, la formación heredera de Batasuna, Sánchez ha tratado de desvincularse del nacionalismo. El fuerte rechazo que ha expresado hacia los partidos independentistas -ha repetido en varias ocasiones su intención de excluir a estas fuerzas del Gobierno- apunta más a un escenario preelectoral en el que Sánchez trata de desvincularse de estos partidos y en el que ya da por perdido su apoyo en una eventual investidura.

Sánchez respalda al Rey y presiona al resto de fuerzas

La tradicional audiencia veraniega entre el presidente y el Jefe del Estado llega días después de que el monarca pidiera encontrar una "solución" política que evite una repetición electoral; unas palabras que Sánchez ha aprovechado para respaldar y trasladarlas al resto de partidos para volver a pedirles que faciliten su Gobierno. "El Jefe del Estado dijo con mucho acierto que los españoles no quieren repetir las elecciones, algo que lógicamente comparte el gobierno", ha expresado el socialista.

El dirigente ha aprovechado para trasladar la responsabilidad a las tres principales fuerzas de oposición, destacando su petición "tanto a Unidas Podemos como a PP y Cs para que faciliten mi investidura con su abstención". En este sentido, ha aumentado la presión sobre le resto de fuerzas y les ha acusado de "llevar al país a una repetición de elecciones para el próximo noviembre". "Por un interés absolutamente partidario están bloqueando la única opción de gobierno progresista liderado por el PSOE".


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.