Energía
La parálisis de un proyecto gasero clave, detrás de la carta de Abbot a AMLO
El ducto Texas-Tuxpan no puede operar sin una planta compresora ubicada en Veracruz. Esa obra fue paralizada por Elvira Daniel.

 El Gobierno se resiste terminantemente a mostrar la carta que Gregg Abbot, gobernador de Texas, le envió a Andrés Manuel López Obrador para quejarse por el proceso de arbitraje que amenaza el funcionamiento del ducto Texas-Tuxpan, por el cual se iba a abastecer de gas  al sureste del país. Un arbitraje iniciado por la CFE contra IEnova y Carso, propiedad de Carlos Slim.

Partes del texto han sido filtradas por el Houston Chronicle, periódico de fuerte cercanía con el staff de Abbot en Austin, pero existe un detalle poco conocido: el gobernador republicano señaló el proyecto fallido de la planta de compresión de gas de Cempoala en un giro por advertir que el panorama atual no se trata solo de la disputa de CFE con los privados, sino que el Estado mexicano está en falta porque sin esa instalación no se puede regular la presión del gas que llegará desde Texas. Y entonces el ducto tampoco puede operar por lo cual CFE le tiene que pagar a las empresas por el derecho sobre una obra que está ociosa.

Este es el punto más espinoso de esta trama. La planta de Cempoala, en Veracruz, requiere de ciertas adaptaciones por 1000 millones de pesos. El gobierno de Enrique Peña Nieto empezó esa obra pero luego la licitación se empantanó porque uno de los interesados denunció irregularidades y cuando AMLO ganó la presidencia el entonces jefe de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Codwell abandonó el proyecto.

Ya con la 4T el proyecto quedó a revisión de Elvira Daniel, titular de Cenagas y figura de todas las confianzas de Octavio Romero, mandamás de Pemex. Daniel dice haber detectado una trama de sobreprecios en plena transición y la obra se quedó paralizada. Todavía es un misterio por qué a seis meses de administración permanece en ese estado. En las mesas de negociación entre CFE y las empresas, que lleva Carlos Salazar y de la que participa Alberto Esquer, secretario particular del presidente, flota la noción de que el Gobierno querría que esa obra la paguen las empresas.

Pero hay otra lógica. Cenagas anunció a finales de mayo que el proyecto de Cempoala sigue en pie, por lo que dio a conocer que habría una nueva licitación para la obra, en donde no estará incluida la compra y la instalación de los dos turbocompresores, los cuáles pretende adquirir directamente con la empresa estadounidense Solar Turbines, único proveedor calificado técnicamente de acuerdo a la licitación en cuestión.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.