Argentina
La derrota desató una crisis en el Gabinete de Macri
Reprochan a Marcos Peña el error "grosero" de las encuestas que manejó en la Rosada. Axel Kicillof ganó en Buenos Aires.

Mauricio Macri debió convocar a una reunión de Gabinete de emergencia tras el caos en el que se convirtió el Gobierno tras la inesperada paliza que recibió el presidente de Argentina de parte de Alberto Fernández, el candidato peronista. Marcos Peña y Jaime Durán Barba fueron los más apuntados por el resto del oficialismo, que los acusa de no haber anticipado una diferencia de votos tan grande como la que padeció el presidente en las primarias de este domingo.

Al jefe de Gabinete, que fue recriminado en Costa Salguero por varios de sus subordinados, lo señalan por haber cometido un error "grosero" al mostrar encuestas internas que lo daban a Macri a sólo tres puntos de Fernández, una diferencia que repetían en la Rosada incluso luego del cierre de la votación, antes que se difundieran los datos oficiales.

Peña encabezó la estrategia nacional de "Juntos por el Cambio" y fue durante los cuatro años de mandato de Macri el hombre más poderoso del gobierno. Su relación con María Eugenia Vidal parece no tener retorno: la gobernadora lo acusa de haberle bloqueado la estrategia de desdoblar las elecciones bonaerenses. Vidal fue pegada a la boleta de Macri y perdió por 17 puntos con Axel Kicillof, que hasta hace un par de meses no era siquiera candidato. "Quemamos a la política con mejor imagen del país", se lamentaban en el gabinete esta noche.

Un encargado de la seguridad se lleva los globos en Costa Salguero.

Macri debió reunir a la tropa en una reunión improvisada en el búnker y este lunes se repetiría antes del mediodía el encuentro del presidente con los ministros. Se habló de hacer cambios de gabinete, aunque en el Gobierno lo niegan.

Durán Barba, en tanto, debió soportar la furia de Elisa Carrió. "Andate de acá que vos viniste a ganar elecciones y perdiste, ahora vamos a hablar de política", lo echó Lilita al ecuatoriano antes de la reunión improvisada en el búnker.

El desánimo del gabinete se transmitió a los grupos de chats de funcionarios, que no pueden entender cómo no pudieron anticipar una derrota tan abultada, con la experiencia que había acumulado el PRO en campañas electorales. Algunos militantes, en ese sentido, ya dicen que no quieren fiscalizar más.

 Axel Kicillof  gana en Buenos Aires

Axel Kicillof se acercaba al 50% de los votos de la provincia de Buenos Aires y le sacaba unos 17 puntos a María Eugenia Vidal. El ex ministro de Economía fue el candidato más votado en la provincia y de cara a octubre se posiciona ser el próximo gobernador bonaerense.

Con el 85% de los votos escrutados, el postulante por el peronismo obtenía el 49,2% de los sufragios contra el 32,6% obtenido por la mandataria bonaerense. En tercer lugar, lejos de ambos, quedó Eduardo "Bali" Bucca (Consenso Federal), quien se quedó con el 5,8% de los votos.

Kicillof cosechó una gran cantidad de adhesiones en la Primera y la Tercera, las dos secciones electorales con mayor peso en el padrón electoral y que resultan claves para los comicios. En tanto, la actual gobernadora bonaerense se hizo fuerte en el interior del distrito.

La Gobernadora no hizo declaraciones, y se mantuvo junto a Mauricio Macri en el bunker del oficialismo al momento de reconocer la derrota. Según pudo saber LPO, mañana la Gobernadora encabezará una reunión de gabinete en Capital Federal para analizar los pasos a seguir en su gobierno.

Mientras tanto, Kicillof tuvo un encendido discurso en el búnker del Frente de Todos. "Es un día lleno de felicidad y de emoción porque ustedes saben que esta ha sido una campaña muy desigual", aseguró. "Me llena de orgullo que en esa campaña no se levantaron millones para publicidad, no se mintió, no se agredió, no se acusó. Fue una campaña que contó con muchísima ayuda. Todos aprendimos muchísimo", agregó.

La victoria del Frente de Todos fue aplastante en el Conurbano. En la Primera Sección, Kicillof consiguió el 48.9% de los votos frente a 32.8% de Vidal. La diferencia -de unos 16 puntos- fue clave para la brecha que consiguió el candidato del kirchnerismo.

En la Tercera (sur del Conurbano) Kicillof alcanzó 56.7% mientras que Vidal llegó a 25.4. Desde el entorno de la Gobernadora especulaban con quedar unos 15 puntos abajo en ese territorio (bastión del peronismo), sin embargo la diferencia superó los 30 puntos.

Pero el candidato del kirchnerismo también hizo buena elección en las ciudades más importantes del interior bonaerense. En La Plata se impuso por casi siete puntos frente a la Gobernadora (44.2%-37.4%). En tanto, en Mar del Plata la Gobernadora se impuso pero por apenas dos puntos (40.7%-38.7%) y finalmente, en Bahía Blanca la diferencia fue de algo más de 11 puntos en favor de Vidal.

En el gobierno apostaban por una gran elección en el interior para compensar el peso del peronismo en el Conurbano, sin embargo los votos del extenso interior bonaerense no alcanzaron.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.