Mercados
El temor a una desaceleración global arrastran a la Bolsa a su peor jornada en 5 años
Con indicadores internos preocupantes, las tensiones mundiales hacen eco en el mercado mexicano.

Poco duró el respiro que ayer martes se dieron los mercados financieros. El nerviosismo por las tormentas económicas y comerciales en el mundo arrastraron los indicadores accionarios en Estados Unidos, teniendo fuerte eco en el mexicano, pues este miércoles, el referencial índice S&P/BMV IPC cayó 1.28%. 

Se trata del nivel más bajo en los últimos cinco años de este índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En los primeros minutos de esta jornada cotizó en los 38,971.03 puntos, derivado de una mezcla de los pesimistas pronósticos de crecimiento económico en el país y los riesgos crediticios, y con mayor fuerza por la reacción a los indicadores económicos en el mundo que no alientan a los inversionistas a acercarse a los mercados emergentes. 

Si bien este día se acentuó la caída en la bolsa mexicana, la realidad es que este año no ha sido en general positivo para el mercado accionario. De acuerdo con datos de la institución, de enero a julio ha tenido una caía de 33% en el volumen de operación en comparación con el mismo periodo de 2018, es decir, pasó de los 18,000 millones de pesos a los 12,000 millones de pesos en promedio operados por día. 

Trump posterga los aranceles a China y los mercados recuperan la calma

Luis René Ramón, director de planeación financiera y relación con inversionistas de la Bolsa, atribuye este descenso a la incertidumbre en el mercado local e internacional."Hay incertidumbre en el mercado, no está saliendo dinero en el país, todo el mundo está sentando y no está habiendo operación". 

Entonces, ¿qué fue lo que asustó más a los players del mercado esta jornada? La respuesta está en el análisis de una serie de indicadores económicos que se dieron a conocer este día -especialmente en Europa y China- por debajo de lo estimado. En opinión de la directora de análisis económico-financiero de Banco Base, Gabriela Siller, estos datos "señalan que la economía global está siendo afectada por la guerra comercial" y por tanto los mercados financieros reaccionaron negativamente.

En su reporte, Banorte señala esta mañana: "Los inversionistas muestran preocupación por el crecimiento global y prefieren activos considerados como refugio de valor al asimilar débiles datos económicos en China y Alemania contrarrestando menores tensiones en el frente comercial".

A esto se suma las expectativas de que los bancos centrales están optando por el recorte de tasas, lo que genera nerviosismo ya que estas medidas se toman como contramedida ante un menor crecimiento económico. "Todo esto conlleva a que en el mercado de deuda se manifiesta esta inversión: instrumentos de largo plazo están dando menores rendimientos", agrega por su parte Armando Rodríguez de Signum Research. 

"Si bien hay también riesgos internos, como un menor crecimiento económico y que se espere una baja en la calificación de Pemex,  hoy lo que se ve es  una inercia del comportamiento de lo que está pasando en Estados Unidos, donde el mercado accionario está teniendo caídas por debajo del 2%", afirma el especialista a LPO

Y lo mismo que en la Bolsa, en el tipo de cambio se ven impactos. Esta jornada la divisa mexicana arrancó con una depreciación de 12 centavos y para las 11: horas ya cotizaba en los 19.63 pesos por dólar. En opinión de Siller, este escenario de incertidumbre mundial dificultará que el peso mexicano se recupere frente al dólar de forma sostenida en los próximos meses.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.