Partidos
Fortalecido por la interna, Del Mazo controlaría las secretarías decisivas en el PRI de Alito Moreno
Se quedará con Organización y Administración. Cede Acción Electoral. El cálculo del 2021.

Alfredo Del Mazo ha protagonizado en las últimas horas una conversación determinante para el reparto de poder en el PRI que desde esta semana conduce Alejandro Moreno Cárdenas. El gobernador del Estado de México fue determinante en la definición de la pelea interna por la dirigencia -fue el que aseguró el aval de todos los mandatarios estatales-, y ahora pide controlar la Secretaría de Organización del CEN, así como también la de Administración. La política interna y los recursos. Tiene sentido.

En un principio sobrevolaba la idea de que los mexiquenses iban a reclamar la Secretaría de Acción Electoral. Ese plan quedó anulado porque en Toluca hay fuerte escepticismo sobre la capacidad que tiene el PRI de ganar elecciones en 2021, que es cuando comienza a arriesgar lo que le queda de fuerza territorial. No es un problema de Moreno Cárdenas. Es un problema de la marca, que entienden que no alcanzará a recuperarse en apenas un año y medio del tsunami de 2018. El entorno del gobernador no quiere asumir ninguna responsabilidad en ese sentido. También tiene sentido.

La Secretaría de Organización, en cambio, sirve al interés de que Del Mazo sea una figura cercana para las fuerzas estatales del tricolor y que tenga una cuota de ampliación nacional. Un despliegue de relaciones y contactos que en 2024 pueden adquirir un peso nacional que entregue argumentos más robustos para su eventual candidatura presidencial.

El PRI actualmente es un partido donde sus liderazgos operan de un modo desparejo, con un poco apego a directivas. Algo llamativo para su historia. Pero todavía es fuerte el impacto de la derrota del año pasado y para varios gobernadores la única referencia viable se encuentra en Palacio Nacional.

Ivonne confirmó su salida del PRI: "No es el partido que me representa"

Con ese panorama, todo indica que Acción Electoral quedará bajo la órbita de Rubén Moreira, principal articulador territorial de la campaña de Alito. 

Sobrevuela la duda de qué sucederá con figuras como José Antonio Meade, José Antonio González Anaya o Mikel Arriola, que han frecuentado al campechano pero son amigos de Luis Videgaray a quien el gobernador rechaza sin demasiadas explicaciones.

La Secretaría de Administración tampoco es un tema menor porque el partido afronta una compleja situación financiera que lo ha forzado a hipotecar edificios y terrenos para pagar sus créditos bancarios. La semana pasada dominó el malestar contra Ivonne Ortega porque le hizo gastar al tricolor 85 millones de pesos en la elección para luego terminar por abandonar al Partido. Sucede que para el escenario actual esa cifra es sideral.

El control de los recursos ya venía siendo una potestad de los mexiquenses que se asume ahora seguirá bajo la órbita del operador Luis Vega, cercano a Del Mazo.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.