Fernando Belaunzarán Méndez
"Podríamos hablar con Meade, Fox o Calderón, Futuro 21 no tiene vetos"
Fernando Belaunzarán afirmó que el Gobierno busca acabar con el PRD. "Anaya sería mejor presidente que AMLO".

A 50 años del mítico 68, su generación llegó al poder, pero él lejos de ellos. Claudia Sheinbaum y Martí Batres integran el polo opuesto de su nuevo proyecto: Futuro 21. En su análisis, el perredista Fernando Belaunzarán es contundente: «López Obrador quiere todo el estado a su servicio y al de su partido».

«En el libro Cómo mueren las democracias, los autores dicen: 'cuando la democracia está en peligro vale la pena juntarse'. En la experiencia mexicana, si me permites la expresión, vale la pena tocar la Campana de Dolores y decir: 'la democracia está en peligro, vayamos a defenderla'. No podemos tirar 30 años a la basura para regresar al partido único».

En este diálogo con LPO, el miembro de la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD compartió su opinión sobre el proceso que vivirá el Sol Azteca rumbo a una inminente transformación y los retos que enfrentará ante el dominio de Morena y la 4T.

«Frente a la restauración autoritaria es valioso unirnos los que creemos en la democracia, no para regresar a la situación que teníamos con Peña Nieto -totalmente perversa-, sino para otra cosa», sentenció.

¿Cuál es reto del nuevo Congreso Nacional del PRD?

Lo importante de este fin de semana es si podemos abrir la puerta a los externos. Y nos tenemos que abrir, porque si no entendemos en el partido que la ciudadanía nos castigó y que este modelo de partido está en crisis, no entendimos nada.

¿Cambia o no el Sol Azteca de nombre, de color y de siglas?

Yo soy de los que opina que sería correcto cambiar las siglas y el nombre. Pero hay diferentes posiciones en el partido. Y lo que acordamos es hacer estudios de opinión para tomar una decisión técnica para construir lo nuevo. Porque la idea es construir una fuerza nueva, sea con las siglas del PRD o sin ellas.

Necesitamos un nuevo modelo de partido. El modelo de partido que tenemos es el de la corrupción, del clientelismo. No es caso exclusivo del PRD, fue toda la partidocracia. Morena no es distinto, nada más que es una impostura genial: pudieron engañar a la gente y parece como si fueran saliditos de celofán. Y no es cierto. Basta ver lo que pasa en Baja California con la Ley Bonilla o la Ley Garrote en Tabasco, para ver que son lo mismo, o quizá más descompuestos porque no tienen contención.

Bueno, ¿Futuro 21 no busca hacer su propia versión de figuras recién salidas del celofán?

No caigamos en la enfermedad infantil del sectarismo. Ese es un problema. Nosotros tenemos que ser incluyentes y sumar. Y en lugar de ponernos a vetar personas...

¿Pero cuál es la diferencia con lo que según tú hizo Morena?

Y en lugar de ponernos a vetar personas -que eso siempre es complicado, porque para muchos siempre alguien tendrá una buena razón para vetar a otro-, en lugar de eso, donde deben estar los límites es en las prácticas.

Es decir, convocamos. ¡Vénganse! Pero todo el que llegue debe sujetarse a esto, a nuevas reglas.

¿Qué es lo que evitará que Futuro 21 acabe como el PRD?

¿Qué es con lo que debemos acabar? Tenemos que ser un partido que deje de premiar clientelas. Una idea de Pablo Gómez, quien ya no tiene que pagar por eso: convertir al PRD en una república. Debemos acabar con la lógica clientelar, porque entonces abrimos la puerta a que la corrupción defina.

Creo que en el nuevo partido debe haber una Comisión de Ética al margen de las corrientes y los personajes, completamente autónoma, con gente insobornable que aplique castigos contra cualquiera, independientemente de qué cargo o corriente se trate...

Buen punto: ¿quién es insobornable en Futuro 21?

Yo soy insobornable, ¡y rásquenle! ¡Rásquenle! Y vas a ver, vamos a incorporar más personas. Pero podemos incorporar a alguien independiente de las corrientes, alguien que se encargue de la justicia interna.

A Morena yo lo veo como el viejo PRI desinhibido. Hace cosas que el PRI pudo hacer pero se contenía quizá por su mala conciencia.

¿Y qué hay con la credibilidad, de la que se ha hablado mucho en los medios?

Hoy por hoy, sólo la oposición es contrapeso. Pero falta una fuerza política con credibilidad. El problema de los partidos es que no tenemos credibilidad. La gran tarea que tenemos es construir esa fuerza que sea además factor de unidad, no de dispersión ni de división.

Tenemos que agitar las cosas, mostrarnos audaces, abiertos, incluyentes. Así agitamos las cosas. No cayendo en los esquemas del Gobierno que quiere decidir incluso quién puede estar en la oposición y quién no. Son tan autoritarios que quieren una oposición que les agrade. Y finalmente no van a aceptar ninguna, porque la discrepancia es inmoral bajo este régimen.

Esto descarta por completo la tesis de que la oposición a AMLO vendrá del interior de Morena.

A Morena yo lo veo como el viejo PRI desinhibido. Hace cosas que el PRI pudo hacer pero se contenía quizá por su mala conciencia. Además, en Morena no ocultan su deseo de regresar al régimen monocromático de un partido de estado dominante y controlador, sin instituciones neutras, sino facciosas y parciales.

Y es que se rompió la normalidad democrática. Es paradójico: en el clímax de la normalidad democrática llegó Andrés Manuel al poder. Una vez ahí se ha propuesto desmantelar todas las instituciones de la transición que le permitieron ganar, como si quisiera cerrarle el camino a cualquier otro. Porque le incomodan. Hablo de la Comisión de Derechos Humanos, hay que defender la autonomía del INE, al Coneval, al Inai. Instituciones que consiguió la sociedad civil con una lucha por la democracia durante tres décadas.

¿Crees que la conformación de Futuro 21 preocupe a la 4T?

Por supuesto que lo que ocurrió el sábado [la presentación de Futuro 21] prendió las alertas en Palacio Nacional. Y van a tratar de pegarle al proyecto, por dentro, porque vaya que tienen bases ahí...

¿Todavía AMLO tiene influencia en el PRD?

Claro, hay gente que con un pequeño guiño se iría encantada. Hay algunos que no se van porque no los han aceptado. ¡Perdón!, Andrés Manuel se metió hasta la cocina en la elección interna del PRI para poner a su dirigente nacional, ¿tú crees que no va a querer hacerlo en la del PRD y con los otros partidos? Aunque sea para que se mate solo el PRD.

El Gobierno quiere desaparecer también este proyecto. Y por ello no sería extraño que mande guiños a algunos personajes internos para tratar de obstaculizar la transformación del PRD.

Andrés Manuel quiere acabar con el PRD. Es un asunto de su narrativa, la cual es: «ese partido ya no existe, sin mí».

¿Por qué busca AMLO acabar con el PRD?

Porque nosotros le recordamos su lucha. La lucha por la democracia que hoy está traicionando, él y Morena. Es infame que Porfirio Muñoz Ledo, el primer presidente de oposición de la Cámara de Diputados, ahora quiera cambiar la ley para reelegirse dos años más. ¡Conflicto de interés más grande no puede haber, y perversión legislativa!

¿Y AMLO lo está logrando?

Pues está viendo que no, porque nosotros estamos dispuestos a transformarnos, y a incluir a más, y a disputarle el poder. ¿Qué nos consta? Que operaron desde el Gobierno para desfondar al PRD, por supuesto. Ve a los diputados impresentables de San Lázaro.

El Gobierno quiere desaparecer también este proyecto. Y por ello no sería extraño que mande guiños a algunos personajes internos para tratar de obstaculizar la transformación del PRD.

Ya manifestó su rechazo Karen Quiroga, integrante como tú de la Dirección Nacional Extraordinaria y exintegrante de la tribu Vanguardia Progresista de Héctor Serrano.

Pero el PRD como está va a la desaparición: o nos transformamos, o desaparecemos.

Futuro 21 saldrá a las calles este 1 de septiembre y expresará su inconformidad con el Gobierno de López Obrador. ¿No temes que esta fuerza se imante de la xenofobia, el racismo y clasismo de las marchas fifís?

Nosotros hablamos con los convocantes y quedó claro que no vamos a pedir la renuncia de Andrés Manuel. Nosotros vamos a pedir respeto al estado de derecho. Ahora, como en cualquier marcha, no puedes evitar que llegue algún espontáneo.

Es más, es evidente que en las anteriores marchas contra el gobierno sembraron gente, desde el régimen.

Andrés Manuel se ha preocupado por desprestigiar cualquier viso de oposición, y estigmatizar, ridiculizar, caricaturizar. Pero eso no nos va a mantener en nuestras casas, nos vamos a movilizar.

¿El Gobierno infiltró las marchas fifís?

Claro. Mira, poner a una mujer con sobrepeso diciendo: «nos estás matando de hambre, Andrés Manuel». Eso era para hacer un meme. Y al mismo tiempo poner a Hernancito [Gómez Bruera] a ridiculizar a los manifestantes es patético.

Asumo por lo anterior que no te preocupan esas expresiones porque para ti no son auténticas.

No es que no me preocupen. Es que yo creo que son minoritarias. Son minoría. Pero parte de la estrategia del régimen es hacer que esos exabruptos minoritarios dieran la imagen de la marcha. ¿Por qué? Porque a Andrés le encanta la victimización. «Miren, ya me quieren quitar, ya viene el golpe blando». ¡Una barbaridad!

¿Marchará con ustedes Vicente Fox?

No vamos a correr a nadie, y nuestro contingente marchará con demandas democráticas. Por supuesto, Andrés Manuel se ha preocupado por desprestigiar cualquier viso de oposición, y estigmatizar, ridiculizar, caricaturizar. Pero eso no nos va a mantener en nuestras casas, nos vamos a movilizar. Y si la del 1 de septiembre es grande, espérate a ver la del 1 de diciembre.

¿Vicente Fox va a ser un fichaje de Futuro 21? ¿Están pensando en Felipe Calderón?

No. No les hemos lanzado la invitación.

¿Pero los ves en Futuro 21?

La convocatoria está abierta. No vamos a vetar a nadie. Yo no soy nadie para vetar a alguien. Eso le gustaría al régimen. Y con mucha gente platicaremos. Pero si hemos hablado del asunto, no.

Otro buen fichaje de Futuro 21 podría ser José Antonio Meade, ¿cierto?

Mira, igual, no veto a nadie. Pero no estaría mal hablar con él, y platicar con otros. Mira, esto apenas empieza. El punto clave va a ser 2021, hay que verlo como un proceso, no es la fotografía final. Es el arranque.

Hay lecciones que podemos tomar de muchos países, entre ellos Venezuela. El chavismo lleva dos décadas en el poder porque la oposición ha sido dividida, confrontada, dispersa. Y además desde el poder han cultivado esa confrontación.

Por lo menos en mi caso, no voy a cuestionar a ninguna fuerza opositora. Y te lo digo claramente: Ricardo Anaya sería mejor presidente que López Obrador. Muchísimo mejor, por lo menos Ricardo Anaya veía hacia el futuro, mientras que Andrés Manuel está anclado en el siglo XX.

No te preocupes, Anaya tiene mucho futuro. Seguramente podrás volver a votar por él para presidente en 2024, si el PAN sigue como va.

Bueno, pues bienvenido, como otra gente. O sea, en lo que no voy a caer es en la trampa: en el canibalismo opositor. Mira, yo no caigo ni acostumbro a la comparación simplista de México con Venezuela, pero hay lecciones que podemos tomar de muchos países, entre ellos Venezuela. El chavismo lleva dos décadas en el poder porque la oposición ha sido dividida, confrontada, dispersa. Y además desde el poder han cultivado esa confrontación de la oposición. Entonces, yo no voy a caer en ese error, y espero que los demás tampoco.

Finalmente, ¿perro viejo aprende trucos nuevos?

Sí, si ponemos reglas claras. Claro, podemos cambiar las normas de esta clase política. Nosotros debemos decir: «nuevas reglas». Ya no vamos a entrar a las componendas de un régimen que se movía así, en la corrupción. Por eso la sociedad castigó bien a la partidocracia. Nos tenemos que hacer cargo de eso, pero si no partimos de la autocrítica no vamos a tener futuro. Y al menos lo vamos a intentar.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.