Espionaje
En Sedena dicen que la cámara espía que mostró AMLO fue instalada por el Estado Mayor
El presidente volvió a insistir con que lo espían. Los militares descreen y alegan que hay registros oficiales de esos artefactos en oficinas de Palacio.

 Hoy  martes Andrés Manuel López Obrador volvió a insistir con una supuesta trama de espionaje que lo tendría por blanco al mostrar una pequeña cámara con lo cual presuntamente se espiaban reuniones en un salón del Palacio Nacional. El presidente no ofreció demasiados detalles y básicamente dijo que el tema no lo preocupa porque nada tiene que ocultar. El habitual atajo hacia la generación de handicap político personal.

Lo cierto es que en la Sedena señalan que ese aparato que se mostró en la conferencia matutina es de los que utilizaba el desaparecido Estado Mayor Presidencial. Se ubican en diversas instalaciones de la Presidencia y en el reporte entregado al Gobierno actual, cuando el servicio dejó de existir, se detalló la presencia de los mismos.

Suelen ser de utilidad para los funcionarios porque graban hasta 18 horas de corrido y les facilitan hacer minutas de sus reuniones así como dar seguimiento a temas. De la parte militar también era una cuestión de seguridad aunque, explican, las tarjetas de memoria se entregaban permanentemente al staff presidencial.

La cuestiones de espionaje suelen ofrecer material para la narrativa política. Así como hoy AMLO, en el sexenio anterior Enrique Peña Nieto salió de la polémica del caso Pegasus diciendo que a él también lo espiaban. No ofreció mayores detalles en esa ocasión pero en privado solía decir que lo había espiado una agencia extranjera.

AMLO llegó al poder con la retórica de que fue espiado por el Cisen a lo largo de toda su carrera política. El espionaje local quedó desactivado en la superficie pero el tabasqueño no dudó en ubicar en esa dependencia a su mejor amigo, el general retirado Audomaro Martínez Zapata. Este último solo reporta ante el presidente, no asiste a las reuniones de seguridad que se dan al alba y libra una pelea subterránea con dos figuras del gabinete: Marcelo Ebrard y Alfonso Durazo.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.