Presupuesto 2020
El pago de pensiones acapara el gasto: ya suma más de $965 mil millones
Complica inversiones estratégicas como refinerías o Dos Bocas, cuyo presupuesto quedó por debajo de lo deseado.

El 60% de todo el gasto lo acapara el no programable, aquel sobre el cuál no decide el Gobierno y una gran parte está concentrado en el pago de pensiones, el cual tuvo un considerado incremento en el Presupuesto de 2020.

Este domingo, en la entrega formal del Paquete Económico al Congreso, Arturo Herrera reconoció que la distribución del gasto programable se limita a un 40% del presupuesto. Para la 4T los tres destinos primordiales son Bienestar, seguridad y los apoyos fiscales a Pemex.

Sin embargo, las inversiones prioritarias se ven limitadas por los gastos no programables, en donde la presión evidente proviene del pago a pensiones, lo cual para 2020 sumó un total de 965 mil millones de pesos, lo que se compara con los 877 mil millones que se fijaron para este año.

Herrera ve posible crecer al 2% en 2020 y destina $86,000 millones del Presupuesto a Pemex

La cifra demuestra el reto que enfrenta al Gobierno ante un pago de pensiones que se vuelve cada vez más insostenible. De acuerdo a las propias declaraciones de las autoridades hacendarias, estarían evaluando en un plazo mediano una reforma en este sentido.

Sobre estos gastos que no dependen de la ingeniería de la dependencia que comanda Herrera, el funcionario explicó que el gasto federalizado suma alrededor de 1.9 billones, "que es casi todo un tercio del presupuesto que se va para estados y municipios", y agregó 700 mil millones del servicio de la deuda.

Estas presiones también explican la necesidad del Gobierno de empujar una miscelánea fiscal que propone ajustes al IEPS y que también pretende afilar las herramientas para evitar la evasión fiscal. Sobre ello, afirmó que no se trata de "terrorismo fiscal", sino que se tratan de medidas que ya existen a nivel mundial, "no es nada que nos hayamos inventado".

Además, la 4T argumenta ante este escenario -y bajo la promesa de no incrementar otro tipo de impuestos ni aumentos en tarifas energéticas-, que el rescate a Pemex es importantísimo, pues los ingresos que pudiera dar en un futuro -López Obrador habla del 2021- serviría para el pago de este tipo de presiones.

Así, la 4T se ve más limitada a la hora de repartir recursos en proyectos de inversión clave. En cuanto a su plan energético, López Obrador plantea un gasto conjunto para CFE y Pemex por 979,862 millones. Ahí, Pemex gana 8.2% de presupuesto frente al año anterior, mientras que la comisión solo 1.4%.

Nahle dice que en 2020 habrá más inversión en refinerías

En ese tenor, el presidente destinó 11,535 millones para la rehabilitación de las seis refinerías que integran el Sistema Nacional de Refinación, recursos que ya explican expertos, como Ramsés Pech, que apenas alcanzaría para tres. En tanto que para Dos Bocas se destinan 41,256 millones, por debajo de los 50,000 millones que Rocío Nahle afirmó que había para el año próximo.

En cuanto a otros proyectos estratégicos, en la carta del presidente que contiene el paquete se observa que se destina una asignación para el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, de 3,195 millones; al Tren Interurbano México-Toluca, 3,000 millones; a la construcción del Tren Maya, 2,500 millones y a la Ampliación de la Línea 12 Mixcoac-Observatorio, 500 millones.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.