Gabinete
Para defender a Ríos-Farjat, Romo vetó el ingreso de Renato Sales a la 4T
Fue una de las últimas batallas con Carlos Urzúa, que estaba furioso por los "feriados puente" de los regios. Herrera, más diplomático.

Hay dos personajes del "universo Peña Nieto" que Andrés Manuel López Obrador valora por su honestidad intelectual. Uno es Roberto Campa, que ahora oficia como cabildero de Femsa. El otro es Renato Sales Heredia, que a principios de siglo trabajó como subprocurador en su gestión de la Ciudad de México.

De Campa, López Obrador repite que le guarda un respeto muy especial porque -desde el PRI- lo defendió en el proceso de desafuero que empujó Vicente Fox. Campa fue un de los pocos priistas en votar en contra.

Con Renato Sales ocurre algo similar, con un dato extra: algunos de los actuales colaboradores de AMLO -que integraron el Gabinete en la Ciudad- son amigos personales del ex Comisionado de Seguridad Nacional. Es el caso de Carlos Urzúa. Y en esa relación se encuentra otro de los motivos de la renuncia de Urzúa.

Sucede que el ex titular de Hacienda venía muy enfadado con la metodología de trabajo de los "regios". Muchos integrantes del Gabinete afirman que Margarita Ríos-Farjat -propuesta por Romo para el SAT- deja su oficina de la Ciudad de México todos los jueves después de la comida, y recién vuelve los lunes al mediodía.

"Cuando necesitas algo urgente un viernes no la encuentras porque ya está descansando en Monterrey", se quejó un funcionario con LPO. Esa misma situación se repite con varios de los integrantes del grupo de Alfonso Romo. "Se jactan de la cultura de trabajo norteña, pero tienen feriados puente todos los fines de semana", agregó la misma fuente.

Renato Sales Heredia, ex Comisionado Nacional de Seguridad.

Esa situación hizo que Urzúa avanzara con el nombramiento de Renato Sales Heredia para un cargo medio -se habló de la Administración General de Evaluación- pero que en rigor buscaba instalar una suerte de comisario político que respondiera directamente a las voluntades de la Secretaría Hacienda.

Sales Heredia incluso fue presentado ante el personal del SAT. Ríos-Farjat se enteró y Romo intervino para vetar su ingreso. "Sabían que si ingresaba Renato, iría opacando muy rápido el trabajo de Margarita. Esa fue una de las últimas peleas frontales entre Urzúa y Romo", reconoce un hombre del Gabinete. 

Ahora, aunque las ausencias de Ríos-Farjat se mantienen, Arturo Herrera parece decidido a privilegiar su costado político-diplomático antes de reabrir esa disputa con el Jefe de Oficina de Palacio Nacional. El sucesor de Urzúa prefiere estrechar lazos con la actual estructura del SAT antes que dañar el vínculo de confianza que ha ido construyendo con López Obrador.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.