Petroleo
Petroleros inquietos porque Pemex analiza impedir que sus contratistas se financien con bancos
Reunión de Herrera con Romero. El Gobierno quiere sostener la capacidad de endeudamiento de la paraestatal. Complicaciones para la banca.

En el sector petrolero es habitual que cuando un contratista de Pemex gana una licitación luego acude a un banco para financiarse y se ejecuta la llamada "cesión de derechos". Si el contratista tiene algún tipo de incumplimiento con la entidad bancaria, esta se encuentra habilitada a cobrarle directamente a Pemex. Un esquema que Octavio Romero, director general de al paraestatal, se dispone a desarmar.

Según pudo conocer LPO, el tema se trató en la reunión que tuvieron Romero y Arturo Herrera esta semana. Sucede que Pemex, que tiene una deuda de más de 100,000 millones de dólares, podría requerir nuevas emisiones o nuevas refinanciaciones como las que se disponen desde Hacienda. 

Y ocurre que esos contratos que dan derecho al banco a cobrarle directamente a la empresa limitan la capacidad de endeudamiento de Pemex. El problema es que, al menos en ese encuentro, no se habló de un vehículo alternativo para que los contratistas pudieran financiarse.

El drama de Medio Oriente a raíz de los ataques a las instalaciones de Saudi Aramco exhibe más riesgos que beneficios para el Gobierno y para Pemex. Los precios se han inflado, como le dijo Herrera a Romero, de modo artificial y no por leyes de oferta y demanda. Cuando eso sucede, todo el sector petrolero se distorsiona porque las empresas pierden eficiencia y rebajan estándares de calidad en una carrera por cosechar las mejores utilidades.

Por eso el cambio de esquema con los contratistas merece varias lecturas. Sin este sistema contractual, las empresas del sector que no tienen grandes activos, como plataformas petroleras, se verían obligadas a buscar recursos de modo convencional, hipotecando bienes o pidiendo prestamos a tasas poco convenientes. Las licitaciones de Pemex involucran millones de dólares que no todos los contratistas tienen.

Para la banca también es un problema. Entidades como el BBVA tienen una fuerte exposición de créditos en el mercado energético y es un negocio que no quisieran perder.

La que se toca es una fibra muy delicada porque frenada la reforma energética para nuevos farmouts, los contratistas (en su mayoría mexicanos) son los jugadores privados que siguen teniendo alguna participación en el negocio petrolero de la 4T.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.